Vuelven las compras de pánico en Laredo

LAREDO, TX. – Una nueva oleada de temores despertó la reunión de emergencia del gobierno de Laredo al aprobar la decisión de cerrar la ciudad.

Desde las 7:00 de la mañana se formó una cadena humana en la tienda de comestibles HEB para ingresar y obtener alimentos necesarios por los 14 días que anunció el gobierno del cierre de actividades.

También Walmart reportó gran cantidad de personas en su establecimiento.

Ante la aparición del COVID-19 en una maestra que mantuvo contacto con estudiantes y maestros, autoridades no dudaron en cancelar toda actividad para preservar la salud de la frontera en el sur de Texas.

“Esto es ridículo. Esto solamente nos está trasladando al caos”, expresó un hombre que se negó a identificarse, pero se encontraba en la retahíla. “Tal vez nos asustan más”.

Otra mujer dijo que lamentablemente hay que tomar medidas de precaución como cubrirse la boca y lavarse las manos.

Oficiales de la policía de Laredo y guardias de seguridad privada vigilaban el acceso y salida de la tienda HEB en Del Mar y McPherson.

El oficial Hernández dijo que llegó a mantener el orden a las 8:00 a.m.

Luz Campos, que sí quiso identificarse mientras esperaba en línea, se encontraba a escasas 10 personas para realizar sus compras.

Expresó que en la comunidad hace falta educación, ahora sí nos lavamos las manos a cada rato, pero necesitamos tener más atención en los desafíos que debemos enfrentar.

Dijo que es posible que se hayan agrandado las razones, pero siempre que sea por el bien de la comunidad.

HEB insistió que alimentos estarán siempre a la disponibilidad de los consumidores y que no hay necesidad de alarmarse.

Miguel Timoshenkov

¿Qué opinas?