EN SINTESIS

POR MARIO ALBERTO LONGORIA GOMEZ

EL MENSAJE

“Lo que bien se piensa, bien se expresa”. Víctor Hugo.

En estos días me di a la tarea de revisar mis archivos personales, respecto de las colaboraciones en diferentes medios, afortunadamente conservo la totalidad de ellas en mi hemeroteca personal y con gusto les comparto amables lectores que desde el año 2000 inicio a escribir de manera formal  mi primer artículo, que más que columna fue una nota que me hizo favor de publicar el Señor Rubén García, mejor conocido como “el cupi” QEPD, en la Tarde de Reynosa, y a la cabeza de la nota se establecía: “México, democracia a la vista.”

Dicho encabezado, o el nombre de esa nota, iba en razón de que los contenidos de los comentarios iban enderezados a las primeras declaraciones del entonces Presidente de la República Vicente Fox Quezada, que con la idea de la alternancia y del cambio, expresaba a propios y extraños, que, en México con él, por primera vez se había dado un proceso democrático.

Después de esas afirmaciones del expresidente, considere que de alguna manera tenía razón, pues había vencido al otrora poderoso y ex invencible partido en el poder, el que ahora se encuentra como la tercera fuerza política y con muchas dificultades para continuar, la gente quedo cansada de las promesas del partido de la “justicia social”.

En ese orden de ideas, señale en su momento, que no era posible afirmar de manera tajante que con el triunfo de Fox, hubiese nacido la democracia, puesto que “en teoría” somos un país que tiene una forma de gobierno Republicana, Representativa democrática federal y laica, establecida en nuestra propia constitución, es decir que era imposible que por solo el triunfo de FOX naciera la democracia, había nacido si, una ”alternancia”, una esperanza para los mexicanos, para transitar a otros escenario distintos a los que se venían presentando.

Por lo que indirectamente le “agradezco” a Vicente Fox esa declaración de aquella época, porque fue mi motivación para escribir, Han pasado ya 19 años, casi veinte de esa época y continúo presentando mis colaboraciones. Como dato anecdótico allá por el año 2002, me recomiendan “bautizar” mi columna, ponerle un nombre para ir identificando la forma y el fondo de escribir y así fue como nació EN SINTESIS, y ha permanecido hasta ahora, estimo, permítanme decirlo, (si no lo digo yo quien, – jeje-) que, con un poco de mayor aceptación, tanto en prensa escrita como en las redes sociales.

Pasa el tiempo de manera inexorable, de la lectura del “ PODER DEL AHORA”, de Eckhard Tolle, recuerdo que debemos vivir el momento, ya que el pasado ya paso y el presente no sabemos, Precisamente el día viernes estaba afuera de un recinto gubernamental platicando con dos personajes de la ciudad, no puedo decir que grandes amigo, pero conocidos y que coincidimos en un lugar y momento determinado, una cosa llevo a otra, con comentario respecto a la vida y  la plenitud de vivirla, nos hizo reflexionar la importancia de darse tiempo, cada quien tiene su tiempo y su espacio, Dicen los japoneses que cada momento vivido, cada segundo es irrepetible, es decir lo que estás viviendo bueno o malo es por algo, Dice mi madre “Las cosas pasan por algo” y siempre “es para nuestro bien” y continua diciendo “Déjale las cosas a Dios, porque cada día tiene su propio afán.

Acabo de escuchar hace unas horas y también lo vi, no solo lo escuché, ya que era un video de Daniel Habif, donde dice que siempre estamos ocupados, muy ocupados y no nos damos tiempo para nada ni para nadie, no sabemos organizar nuestro tiempo, ya que estamos atrapados en las redes y en lo compromisos de trabajo. Explica también en ese video, que, para él, eso no es vivir, eso es solamente actuar de manera automática, se requiere darse tiempo y espacio para disfrutar las cosas de la vida, la familia, los hijos, los paseos al aire libre, en general regresar a ser como éramos antes.

Tiene razón, Daniel Habif, el mundo de ahora, la tecnología, la rapidez de la información los teléfonos inteligentes y cuanta cosa existe en la actualidad han conseguido que nuestros hijos y nosotros mismos vivamos al parecer siempre “ocupados” Aprendamos de estos comentarios y vamos a darnos el tiempo de calidad y también de cantidad con nuestros seres queridos.

Quiero aprovechar también este espacio para felicitar ampliamente a mi hija Paulina Longoria Rodríguez, quien estudia la Universidad en Edinburg, Texas y además tiene su trabajo en la propia escuela, anteriormente se desempeñaba en una área de contratos y ahora por su carrera y perfil, se mudó de trabajo, ahora lo hace en el periódico de la propia Universidad, y con mucho gusto reconozco su esfuerzo y dedicación, incuso dentro de su actividad en ese periódico publicó una columna, de lo cual estoy muy orgulloso y ese es el mejor regalo que puedo recibir como padre, ver el avance de ella y de mis otros dos hijos claro. Esa es parte de nuestra misión en la vida formar hijos de bien.

En esta parte final no puedo dejar pasar un comentario, y guardadas las proporciones y el respeto a las autoridades, mas allá de la “psicosis colectiva “y más allá de si es verdad o no, los enfrentamientos que se han suscitado en los últimos días en Rio Bravo, Tamaulipas, espero en Dios y confío en que se den tregua y prevalezcan los entendimientos y la paz, no es vida para nuestros hijos y nuestras familias las situaciones lamentables que estamos padeciendo, es momento de platicar en familia y hacer lo conducente, cada quien desde su trinchera formar mejores ciudadanos, mejores hijos, mejores familias y que vaya permeando en la sociedad, en nuestro querido Rio Bravo un ambiente de cordialidad, como no recordar los tiempos que nos platicaban nuestros tíos o nuestros abuelos, de cuando se formó el municipio allá por los años 60, en donde todos se conocían y todos se saludaban y no había más interés en hacer que el pueblo ahora ciudad, creciera, que ha pasado? ¿Dónde está la línea el tiempo?  o en donde se rompió el eslabón de crecimiento y desarrollo en este Municipio?, Hagamos lo propio y aportemos, en el campo de las ideas, o en las escuelas, o simplemente ya limpiemos nuestra casa, limpiemos el frente de la banqueta, seamos buenos vecinos y como siempre lo repito seamos “más sociedad y menos gobierno”. Por hoy es todo nos vemos en la próxima Dios mediante, mi correo electrónico para cualquier duda comentario o aclaración es mariolongoria55@hotmail.com

¿Qué opinas?