De Ejércitos a ejércitos…

VIDA DIARIA
ROSA ELENA GONZALEZ

Ayer fue el día del antes glorioso hoy sacrificado ejército mexicano, de lo soldados, de la milicia, de los que tienen sus juicios marciales por desacato, los que tienen como objetivo principal defender a la nación, más cuando se está ante inminentes guerras.

El Ejercito Mexicano como institución merece respeto, los hombres y mujeres que le conforman gratitud y reconocimiento por parte de todos los mexicanos porque son soldados que reciben una instrucción y salen a las calles a la buena de DIOS, muchos de ellos hasta la fe en la divinidad han perdido porque se sienten solos, desamparados por los hombres del poder.

Esos hombres y mujeres de la milicia también son padres y madres, hermanos, hijos, en sus hogares hay gente que sufre su ausencia y reza cada noche por sus vidas, es triste ver en las calles a jovencitos ya enrolados en la milicia por necesidad no por gusto o vocación, muchos casi niños con su cara de nostalgia, miedo e incertidumbre y que seguramente ayer nadie les reconoció, porque los grandes eventos no son para ellos, son para los grandes poderes.

Claro que hay de militares a militares, también hay de aquellos que aprovechan las circunstancias, se han visto notas periodísticas que marcan sucesos donde han participado en violaciones y situaciones aberrantes indignas del uniforme que portan, uniforme que siempre debería de inspirar confianza al pueblo y sentir la protección de la institución, afortunadamente son los menos, los más son los que tienen un deber con la patria y a medida de sus posibilidades tratan de cumplirlo, con todo y sus daños colaterales.

Decimos que hay de ejércitos a ejércitos porque los soldados de la milicia son los que cada 19 de febrero deberían de estar de manteles largos, lo malo es que los que se dicen soldados de los partidos políticos son los que se celebran el día.

Porque en cada partido político también aseguran tener sus ejércitos y sus integrantes se dicen soldados y mientras los de la milicia defienden la patria muchos de ellos la ofertan, violentan y mancillan.

Pero bueno, el caso es que en los partidos políticos también tienen sus ejércitos y aseguran que su objetivo es defender el voto ante cualquier guerra electoral y el desacato político es castigado con el exilio presupuestal, en este caso los enrolados en las filas lo hacen por gusto y ambición la mayoría de las veces más que por convicción.

Por cierto, los ejércitos multicolores, es decir de todos los partidos ya andan en la calle, claro que los que predominan son los tricolores, a esos son a los que se les ve actividad todos los días del año, no solo cuanto tienen que enfrentar una contienda electoral y se hacen visibles cuando requieren ser vistos, escuchados y favorecidos con el voto.

Igual que en la milicia en los partidos políticos hay de soldados a soldados, solo que en estos son más evidentes sus traiciones a la institución más cuando no van ellos al frente del escuadrón a la lucha electoral.

Aunque todos los políticos se dicen soldados de su partido, la mayoría se sienten generales y quieren tener el honor de estar en el alto mando, cuando ven que sus sueños tienen a desaparecer, la desesperación les lleva al desacato y es cuando su instituto político les envía al paredón, casos hay muchos y no terminaríamos de enumerarlos.

Todos los días los ejércitos políticos creen que es su día, lo grave es que por eso muchos se la pasan en la fiesta en lugar de salir al campo de batalla a conquistar a la ciudadanía, se les olvida que su celebración debe ser el 5 día de las elecciones y en esa fecha tienen que apuntar su artillería, para que luego no lloren como niñas lo que no supieron defender como hombres, como soldados de su partido, porque solo unos festejaran el triunfo y muchos sufrirán la derrota.

En fin, pronto veremos que sucede con los soldados de los partidos políticos, con los ejércitos multicolores, por lo pronto ayer fue el día del Ejercito Mexicano, de los soldados de la milicia, los que se espera que pronto estén en sus cuarteles y que eso sucede porque México recobro la paz y tranquilidad, no solo porque es el anhelo de ellos y sus familias sino porque es el deseo de todos los ciudadanos.

¿Qué opinas?