COLUMNA SENCILLITO

Se los dije

Por ALBERTO RODRIGUEZ ROMERO

La columna pasada comentaba que era importante guardar la cuarentena al máximo, precisamente porque la mejor manera para evitar que la pandemia se vuelva catastrófica en México era teniendo el menor contacto posible entre las personas, porque alguno podría ser portador sin tener los síntomas.

Eso lo publicaron el miércoles y este viernes a las 19:00 horas en que estoy escribiendo mi colaboración sabatina, el asunto está más grave de lo que se pensaba.

Estaba escuchando la conferencia de prensa en Palacio Nacional con los especialistas, qué bueno que no fue López Gatell a hablar de la fuerza moral de AMLO (en mi pueblo le dicen de otra manera), pues dieron datos más precisos de la situación nacional.

Tamaulipas ya está en rojo y sólo unos cuantos estados en amarillo, es decir, los niveles de la pandemia ya están escalando porque no se atendió bien, por arte de la ciudadanía, el estado de cuarentena que se decretó.

Y hay que entenderlo bien, no es una cuarentena porque estemos enfermos, es para que no nos enfermemos, así de sencillito.

¿Recuerdan que les comenté que cuando a EUA le da gripa a nosotros pulmonía? Ya cerraron las fronteras con México para el turismo en general, a partir de las 00:00 horas de este sábado.

Del muro de mi amigo y colega Amador del Ángel, periodista de Nuevo Laredo, tomé este escrito que define muy bien quiénes tienen derecho a cruzar hacia el vecino país:

Si cumples con estos requisitos podrás ingresar a los Estados Unidos.

No es momento de ir de paseo a ese País.

A cada momento las restricciones pueden ser más estrictas conforme avanza la gravedad de la pandemia por COVID-19.

¿Quién se considera un viajero “esencial”?

· Ciudadanos estadounidenses y residentes permanentes legales que regresan a los Estados Unidos.

· Personas que viajan con fines médicos (por ejemplo, para recibir tratamiento médico en los Estados Unidos).

· Individuos que viajan para asistir a instituciones educativas.

· Personas que viajan para trabajar en los Estados Unidos (por ejemplo, personas que trabajan en la industria agrícola que deben viajar entre los Estados Unidos y Canadá o México para promover dicho trabajo).

· Las personas que viajan con fines de respuesta a emergencias y de salud pública (por ejemplo, funcionarios del gobierno o personal de emergencias que ingresan a los Estados Unidos para apoyar los esfuerzos del gobierno federal, estatal, local, tribal o territorial para responder a COVID-19 u otras emergencias).

· Personas involucradas en el comercio transfronterizo legal (por ejemplo, camioneros que apoyan el movimiento de carga entre los Estados Unidos y Canadá y México).

· Personas involucradas en viajes oficiales del gobierno o viajes diplomáticos.

· Personas involucradas en viajes u operaciones relacionadas con el ejército.

El aparato de Justicia en todos sus niveles está cerrado hasta el 19 de abril; las escuelas desde el 17 de marzo y hasta esa misma fecha permanecerán cerradas; el Gobierno Federal ya ordenó que las áreas no esenciales, se vayan a sus casas hasta nuevo aviso.

En áreas de salud, solamente los trabajadores esenciales permanecerán al pie del cañón, no así los que tengan enfermedades crónico degenerativas, embarazadas, obesidad mórbida e incluso, a quienes tengan hijos menores de 12 años.

Gobierno del Estado no tarda en declarar también la suspensión de labores en las áreas no esenciales. Los Centros de Ejecución de Sanciones establecieron suspender las visitas a las personas privadas de su libertad hasta el 19 de abril.

Si la gente sigue desobedeciendo la orden de guardarse en sus domicilios por salud pública, no pueden culpar al gobierno, quien deberá echar mano a sus elementos de seguridad para obligar a cumplirla a gente sin quehacer en la calle, ya que no garantizan seguridad, al menos que por la salud de los tamaulipecos se pongan las pilas.

No se los quiero decir,¡ los dije!

¿Qué opinas?