SORPRENDENTE INVERSIÓN EXTRANJERA

16

Investigación Especial

Lic. Alberto González Káram

• México reposicionado en noveno lugar mundial por 86 mil 735.2 millones de dólares de inversión extranjera al superar: Holanda, Brasil, Reino Unido, Canadá, Australia y Francia

• Prospectivas de inversión extranjera directa superior a 95 mil millones de dólares, permitirán a México superar los siguientes países: Irlanda, Alemania, Luxemburgo e India

La Pandemia del Coronavirus (COVID-19) mantuvo cerradas las fronteras terrestres, marítimas, aéreas, ferroviarias y fluviales de 226 territorios que provocaron el desplome de la inversión extranjera, mientras que en México ha quedado ampliamente demostrada y comprobada cuantitativamente los resultados acumulados en la presente administración pública federal por 86 mil 735.2 millones de dólares con crecimiento anualizado de 5.7 por ciento que reposicionan en el noveno lugar mundial a nuestro país al superar a Holanda, Brasil, Reino Unido, Canadá, Australia y Francia al cierre del tercer trimestre del 2021.

Los flujos crecientes de inversión extranjera directa contribuyeron con la reactivación económica de las actividades esenciales y cadenas de suministro del comercio exterior que aseguraron la exitosa entrada en vigor de los primeros 15 meses de operación del Tratado Comercial México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC).

Las prospectivas de inversión extranjera directa acumulada superior a 95 mil millones de dólares, permitirán a México superar por primera vez en la historia los siguientes países: Irlanda, Alemania, Luxemburgo e India al cierre del 31 de diciembre del 2021.

Los activos propiedad de inversionistas extranjeros en forma directa e indirectamente, incluyeron características tales como el compromiso de capital y de otros recursos con la expectativa de obtener ganancias y utilidades asumiendo los riesgos que se presentan en la actualidad y se encuentran reportadas al Registro Nacional de Inversiones Extranjeras.

El Tratado Comercial México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC) considera como inversión extranjera aquellas que se integran por las empresas: acciones, valores y participaciones en el capital, bonos, obligaciones, instrumentos de deuda y préstamos, futuros, opciones y otros derivados, contratos llave en mano de construcción, gestión, producción, concesión, participación en los ingresos y otros contratos similares, derechos de propiedad intelectual, licencias, autorizaciones, permisos y derechos similares de propiedad tangibles o intangibles, muebles o inmuebles y derechos de propiedad relacionados, tales como gravámenes, hipotecas, garantías en prenda y arrendamientos.

Las inversiones extranjeras se encuentran cubiertas a un trato acorde con el derecho internacional que incluye trato justo y equitativo, y protección y seguridad plenas, mismas que provinieron de 3 mil 259 sociedades con participación de capital extranjero, 3 mil 721 contratos de fideicomiso y 23 personas morales extranjeras al cierre del tercer trimestre de 2021.

Es importante destacar que las transferencias relacionadas con la inversión extranjera se realizan libremente y sin demora hacia nuestro territorio nacional y se incluyen aportes de capital, utilidades, dividendos, intereses, ganancias de capital, pagos por regalías, gastos por administración, asistencia técnica y otros cargos, producto de la venta de todo o parte de la inversión cubierta o de la liquidación, total o parcial, de la inversión cubierta, pagos realizados conforme a un contrato celebrado por el inversionista o la inversión cubierta, incluidos los pagos realizados de conformidad con un contrato de préstamo o contrato de trabajo.

El tipo de inversión extranjera por origen del financiamiento se realizó a través de reinversión de utilidades con 40.3 por ciento, nuevas inversiones 38.4 por ciento y 21.3 por ciento en cuentas entre compañías.

La inversión extranjera se encuentra orientada para exportar un determinado nivel o porcentaje de mercancías o servicios, alcanzar un determinado grado o porcentaje de contenido nacional, adquirir, utilizar y otorgar una preferencia a una mercancía producida o un servicio suministrado, adquirir una mercancía o un servicio de una persona en nuestro territorio, relacionar en cualquier forma el volumen o valor de las importaciones con el volumen y valor de las exportaciones o con el monto de las entradas de divisas asociadas con la inversión, así como restringir ventas de una mercancía o servicio que la inversión produce o suministra relacionando de cualquier manera dichas ventas al volumen o valor de sus exportaciones o ganancias en divisas.

El Tratado Comercial México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC) establece que se dará prioridad a la inversión extranjera para transferir una tecnología, un proceso productivo u otro conocimiento protegido a una persona en nuestro territorio, proveer exclusivamente una mercancía que la inversión produce o el servicio que suministra a un mercado regional específico o al mercado mundial, adquirir, utilizar u otorgar preferencias a la tecnología, así como adoptar una tasa o monto de regalías conforme a un contrato de licencia, o una duración determinada del plazo de un contrato de licencia.

La inversión extranjera directa contribuyó porcentualmente 45.0 con el sector de las manufacturas, 14.0 en minería, 10.9 servicios financieros y de seguros, 10.0 transportes, 6.0 comercio, 4.6 servicios de alojamiento temporal y 9.5 en generación de energía eléctrica, agua y gas, construcción y sectores restantes.

Los países de origen de la inversión extranjera son los siguientes porcentualmente por orden de importancia: Estados Unidos 49.6, España 10.7, Alemania 5.3, Canadá 5.2, Luxemburgo 3.9 y 25.3 en otros países.

La metodología para determinar la movilidad de la inversión extranjera se integra por los factores de la producción de tecnología, recurso natural y mano de obra, conforme la base de estándares internacionales, contenidos tanto en el Manual de Balanza de Pagos del Fondo Monetario Internacional (FMI) como en la Definición Marco de Inversión Extranjera Directa de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y corresponden a las cifras que fueron revisadas conjuntamente por la Secretaría de Economía y el Banco de México, mismas que se integrarán al Informe de Balanza de Pagos del tercer trimestre del 2021.

Con la entrada de 24 mil 831.7 millones de dólares que equivalen a 91.29 millones de dólares diarios al cierre del tercer trimestre del año y queda ampliamente demostrada y comprobada mi décima primera prospectiva trimestral ininterrumpidamente, esperando superar 100 millones de dólares al día de inversión extranjera en el cuarto trimestre octubre-diciembre del 2021.

Las prospectivas anteriores de inversión extranjera permitirán a nuestro país mejorar su posición actual entre los siguientes países más importantes del mundo, misma que se concentra en las siguientes cinco entidades federativas del país con 45.1 por ciento: Ciudad de México 16.6, Nuevo León 9.3, Baja California 7.8, Guanajuato 6.6 y 4.8 Jalisco, mientras que el 54.9 por ciento restante en las 27 entidades de la República Mexicana.

México reactivó sus actividades económicas esenciales y no esenciales en la frontera con los Estados Unidos que permitirán la integración de las cadenas de suministro, inversión, producción y empleo para fortalecer la integración económica trinacional y aprovechar nuestras oportunidades y máximas ventajas comparativas, competitivas, estratégicas y geográficas, lo cual habrá de contribuir con el Tratado Comercial México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC) a fin de recuperar nuestra primera posición como el mercado con mayor volumen y valor económico a nivel mundial.

¿Qué opinas?