Redes Sociales: La nueva forma de la esclavitud…

184

DE CULTURA Y MÁS…
Por Alejandro Capistrán
(2ª y última Parte)

No obstante, el problema radica cuando este tipo de redes sociales hacen convertirse a las personas en zombies, en esclavos de ellas mismas… Leíste bien, amigo lector, no te alteres porque es cierto y aunque duela decirlo, algunas personas no tienen el suficiente carácter ni el autocontrol necesario para vivir si no tienen este tipo de avances tecnológicos en sus respectivas vidas.

La dependencia de estos medios actúa igual que una especie de droga mental y poco a poco van cerrando la voluntad propia de las personas que empiezan a sentir una atracción fuera de lo normal; y es cuando el entorno que los rodea, comienza a pasar desapercibido, se van perdiendo cualidades de percepción, disminuye el instinto, relantiza el tiempo de reacción y se pierde por mucho la capacidad de concentración… o lo que es lo mismo, dificultará el que se consiga lo que se desea…

Es una verdadera pena cuando vas caminando por la calle y ves 1 de cada 3 personas con un móvil en la mano completamente atentos a lo que éste les va pidiendo o diciendo, incluso me ha pasado que doy los buenos días y me lo devuelven instintivamente y sin si quiera levantar la vista ni para mirarme la cara.

¿Hasta qué punto hemos llegado? Su móvil, su facebook, su whatsapp y su estado o su perfil para los demás, es mucho más importante que la vida real y su personalidad está marcada y definida casi completamente por estos medios de comunicación. Al hacer la investigación para elaborar éste reportaje, me sentí un poco identificado, pero no del todo, y es que el tipo de personas del cual les hablo, representan un perfil de dependencia que puede llegar a ser considerado un trastorno cuando afecta puntos vitales en nuestra cotidianeidad. De hecho, hay muchos casos en los que este tipo de situaciones han acabado con familias enteras y con las relaciones de parejas.

¿Acaso el ser humano no es lo suficientemente fuerte como para crear o inventar algo y no tener que depender de dicha invensión?
No pretendo ofender a nadie que pueda sentirse identificado en su totalidad con el tema que estoy exponiendo, de hecho lo único que trato de hacer es crear conciencia de lo que está pasando en la actualidad, y es que alguien dijo una ves que la tecnología terminaría por dominarnos completamente y creo que ya lo está logrando. Sin darnos cuenta, nos hemos convertido en esclavos de las redes sociales, meros zombies esperando un like o actualizando nuestro estado a cada minuto para ver los números de popularidad.

Olvidemos por un instante esta forma de vida y salgamos al exterior, al mundo real donde estamos en contacto con personas reales físicamente, no sigamos dependiendo del vacío que causan las redes sociales en nuestras vidas y vivamos el amor de nuestras familias en un contacto recíproco de contacto físico; salgamos acorrer sin publicarlo en el face para que los demás se den cuenta mi esfuerzo; ayudemos a la gente desvalida sin tomar foto para instagram porque ayudar es sentirse bien con uno mismo y no es que los demás se den cuenta de mis obras altruistas.

La vida sólo se pasa una vez, las redes sociales se quedarán y nosotros ya no sabremos nada cuando nos vayamos…
Aprovechemos cada instante cuando el viento acaricie nuestra faz, cuando nuestros hijos nos dicen un te amo demosles un fuerte abrazo sin tomar una sola foto para el whatsapp, cuando tu esposa(o) te sonría, disfruta de esa sensación indescriptible sin que los demás les den un like…

Salgamos del ciberespacio al mundo real, te darás cuenta, que realmente vale la pena vivir sin redes sociales sólo por vivir en redes sociales…

La vida es bella, no dejemos que se nos escape de las manos, tú decides de qué forma la quieres vivir o si la dejarás pasar en las redes sociales…

¿Qué opinas?