TRANSPARENCIA Y CORRUPCIÓN

0
130

OPTIMUS 

Por: Jorge A. Pérez González                                  

www.optimusinformativo.com         

Domingo 04  de julio  2021

La corrupción, sin ser el único factor, es el cáncer que está deteniendo el progreso económico en el país, México sigue siendo un país corrupto, esto lo consignan estudios de todo tipo desarrollados tanto por mexicanos como por extranjeros.

Hace 10 años Transparencia Mexicana presentó el Índice Nacional de Corrupción y Buen Gobierno 2010, el cual media la corrupción que afecta a los hogares y registró la corrupción en los servicios públicos ofrecidos por los tres niveles de gobierno y por empresas particulares.

Entre los principales resultados estaban: 

1.- En 2010 se identificaron 200 millones de actos de corrupción, mientras que en 2007 fueron 197 millones de actos.

2.- En 2010 una “mordida” costó a los hogares mexicanos un promedio de $165 pesos (USD $14), en el 2007 el promedio fue de $138 pesos (USD $12).

 3.- En 2010 para acceder o facilitar los 35 trámites y servicios públicos medidos por Transparencia Mexicana se destinaron más de 32.000 millones de pesos (USD $2.742 millones) en “mordidas”, en 2007 este costo fue de 27 mil millones de pesos (USD $2.314 millones).

 4.- En promedio, los hogares mexicanos destinaron 14% de su ingreso a actos corruptos.

 5.- Para los hogares con ingresos de hasta un salario mínimo, este impuesto regresivo representó 33% de su renta.

 6.- La frecuencia de corrupción a nivel nacional se incrementó tres décimas y pasó de 10,0 en 2007 a 10,3 en 2010.

 7.- Regionalmente 16 entidades redujeron su frecuencia de corrupción respecto a 2007, mientras que en las otras 16 el índice se mantuvo sin cambio o se incrementó.

 8.- De los 35 trámites evaluados en la muestra, 14 redujeron sus niveles de corrupción, pero en 21 empeoraron los niveles de corrupción.

     Si bien es cierto que este estudio abarcaba tanto los servicios públicos como por empresas particulares, es menester entender que la corrupción puede distorsionar la composición del gasto gubernamental pues la corrupción puede tentar a los funcionarios públicos a elegir proyectos de gasto sobre la base de las posibilidades de obtener sobornos exorbitantes y no en función del bienestar público.

     Según Isaac Sánchez Juárez,  de  América Economía: “Cuando la corrupción toma la forma de evasión de impuestos o la solicitud de una exención inadecuada de impuestos, la corrupción se traduce en una pérdida de ingresos fiscales. Al reducirse los ingresos fiscales o incrementarse los gastos públicos innecesarios, la corrupción conduce a desequilibrios públicos presupuestarios que tienen que ser financiados con un mayor endeudamiento”.

     Por ello su conclusión es contundente: La reducción de la corrupción no será el resultado de una acción gubernamental, para que se presente tiene que ser concebida individualmente por cada sujeto. 

Mientras esto no suceda, la conclusión hace 10 años era muy sencilla, México seguiría siendo corrupto.

En este 2021Transparencia Internacional publicó la edición 2020 del Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) para 180 países, en el Índice de Percepción de la Corrupción 2020, México mejoró dos puntos su calificación respecto a 2019, pasando de 29 a 31 puntos, pero aun no llega a la mejor evaluación que tuvo en el 2014 cuando obtuvo 35 puntos. 

En términos relativos, escaló seis lugares, pasando de la posición 130 del 2019 a la 124 en el 2020 entre los países evaluados. México se ubica junto a naciones como Bolivia, Kenia, Kirguistán y Pakistán. 

El estudio publicado consigna: “Tema delicado en el caso mexicano es la falta de sanciones a los casos y redes de corrupción que ya son del conocimiento de la opinión pública tras ser revelados por periodistas de investigación. En 2020, Transparencia Internacional informó que en el periodo 2016 a 2019 ninguno de los casos de corrupción transnacional que involucran empresas y funcionarios mexicanos, fue sancionado en México. El riesgo de impunidad, tras conocerse estos casos y no haber identificado sanciones firmes por parte de las autoridades, sigue latente”.

A principios de 1999, un grupo de mexicanos preocupados por los problemas de corrupción globales, particularmente, los de nuestro país, decidieron crear Transparencia Mexicana. 

Se trata de una organización no gubernamental que enfrenta el problema de la corrupción desde una perspectiva integral, a través de políticas públicas y actitudes privadas que van más allá de la consigna política, para generar cambios concretos en el marco institucional y en la cultura de la legalidad en México. 

Tenía 10 años de no escribir sobre esta Organización No Gubernamental, la cual fue fundada en 1999 y adherida al organismo internacional en el 2001, la cual lucha por la TRANSPARENCIA y contra la CORRPCION. 

Jorge Alberto Pérez González

www.optimusinformativo.com                           

optimusinformativo@gmail.com

¿Qué opinas?