Texas frena exportación de gas natural; será hasta el 21 de febrero

0
95

CIUDAD DE MÉXICO.- El gobernador de Texas, Greg Abbott, aseguró que emitió una orden para que los productores de gas natural no exporten el combustible hasta el 21 de febrero, a fin de que éste sea enviado a las centrales generadoras en Estados Unidos y se pueda abastecer a su población.

Esta situación obligará a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) a importar más gas natural licuado por barco, lo cual significará mayores gastos para la empresa, pues sus costos son más elevados.

Las autoridades de Texas dijeron que prohibir las exportaciones tiene como objetivo que el gas se destine a la generación propia de energía, a fin de restablecer el servicio a millones de personas que se mantienen sin luz en medio de una de las nevadas más severas de los últimos años.

“Parte del gas natural producido en Texas se envía actualmente a lugares fuera del estado. Hoy (miércoles) temprano emití una orden vigente desde hoy y hasta el 21 de febrero, solicitando a los productores que tienen envíos a lugares fuera de Texas que en su lugar vendan ese gas natural a los generadores de energía de Texas”, manifestó el gobernador en conferencia.

“A la luz de las condiciones climáticas invernales extremas que están afectando significativamente a Texas, y el efecto devastador que esto ha tenido en la red eléctrica, es imperativo que todos los recursos disponibles ubicados dentro de Texas que son necesarios para ayudar a los esfuerzos de recuperación en curso se utilicen en Texas. Esto incluye garantizar que el gas natural que se encuentra actualmente en Texas no se envíe fuera durante esta emergencia sin precedentes”, dice el documento firmado por el gobernador.

La decisión de las autoridades estadunidenses se ampara al Capítulo 418 del Código de Gobierno de Texas y a la declaración de desastre emitida el 12 de febrero pasado.

“Por la presente, ordeno que todo el gas natural de origen esté disponible para la venta a las oportunidades de generación de energía locales antes de salir del estado de Texas, con vigencia hasta el 21 de febrero de 2021. Le pido que tome inmediatamente todas las medidas razonables y necesarias para garantizar que este mandato se cumpla llevado a cabo”.

Más del 80% de las importaciones de gas natural que realiza México provienen de Estados Unidos, lo cual ha puesto en riesgo la seguridad energética del país.

Expertos han insistido en que se debe diversificar el mercado de compra para evitar una emergencia igual en el futuro.

Ramsés Pech, analista del sector y socio de la consultora Caraiva y Asociados, dijo que el gas natural licuado es mucho más caro que la molécula que se importa por ductos, situación que afectará las finanzas de la CFE.

MÉXICO, SIN INFRAESTRUCTURA PARA SU ALMACENAMIENTO

México no tiene capacidad de almacenamiento de gas natural, lo cual fomentó el estado de emergencia por el cierre de las importaciones de este combustible proveniente de Estados Unidos, así lo aseguró el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

El organismo aseguró que, pese a esta situación, hay por lo menos 20 proyectos de infraestructura de gas que no han sido aprobados por parte de las autoridades mexicanas para su desarrollo, situación que está dejando de lado inversiones por más de 300 mil millones de pesos.

La realización de estos trabajos también permitirían la creación de 50 mil empleos directos e indirectos.

“México no tiene capacidad de almacenamiento de gas natural, combustible con el que se genera el 60% de la energía eléctrica del país y que en su mayoría viene de Estados Unidos”.

El CCE insistió en que es fundamental permitir que en el país haya competencia en la generación de energía, pues esto permitirá asegurar el abastecimiento y tarifas bajas para los usuarios.

“La reciente emergencia eléctrica pone de manifiesto la urgente necesidad de mejorar la infraestructura de transmisión, y de concentrar los limitados recursos de la CFE en las actividades en las que es rentable y en las que tiene exclusividad por ley y por vocación de servicio a los mexicanos, que son la transmisión y distribución. Estas divisiones son, además, las más rentables de la CFE y las que pueden hacerla más fuerte financieramente”.

Hasta ahora la iniciativa ha invertido más de 44 mil millones de dólares en generación.

¿Qué opinas?