¿EL GOBERNADOR DE QUIEN?

0
531

OPTIMUS 

Por: Jorge A. Pérez González                                  

www.optimusinformativo.com         

Sábado 15 de agosto 2020

Desde el inicio me causó extrañeza la facilidad con la que Francisco García Cabeza de Vaca evadía una y otra vez, el tema de su famosa ficha dactiloscópica en McAllen, nunca en toda su carrera política ha dado a conocer su punto de vista al respecto, ni siquiera para justificarlo como un error de Juventud, una travesura juvenil o cualquier otra justificación.

Desde que el Periodista Hugo Ramos la encontró y la publicó en Multicosas allá en Reynosa causó revuelo, pues nadie sabía de ese hecho que violentó la ley texana y que le acarreó al periodista una persecución que culminó con el incendio de su camioneta, por supuestamente un corto circuito a las afueras de sus instalaciones.

Esa foto que hoy circula profusamente en Internet, mejorada gracias a los adelantos tecnológicos ahora a todo color, en realidad era en blanco y negro,  y mostraba al joven delincuente apaciblemente ante la cámara de la policía.

No se ve en su rostro el más mínimo arrepentimiento, producto tal vez de su corta edad, 18 o 19 años, seguramente pensaba que la vergüenza no existía o que tan solo era un momento para el anecdotario de su existencia.

De los 4 jóvenes que participaron en la travesura de romper el cristal de un auto para sacar unas armas, 2 de ellos ya fallecieron en circunstancias trágicas y el otro está desaparecido desde hace muchos años, así que no hay testigos vivos que nos expliquen las razones que los motivaron para delinquir, salvo uno que hoy gobierna Tamaulipas, pero que se ha negado sistemáticamente a ofrecer su versión de los hechos.

Para él, esta etapa de su existencia no existe, no existió ni va a existir en el futuro, un futuro que hoy se ve borrascoso, ante la mención de que sí, que es verdad, que aparece en los videos que ha proporcionado Emilio Lozoya a la Fiscalía General de la República.

Al aparecer la primera grabación en audio de una llamada entre dos Senadores, contemporáneos del hoy gobernador, quienes a su vez hoy también gobiernan Baja California Sur y Querétaro, hace mucho más factible que la cereza del pastel  sea el video que todavía guardan en buen recaudo, ya que la cuarta transformación gusta de todo darlo en capítulos. 

Esto debe tener mucho muy preocupado al indiciado, pues su nombre ya aparece en la investigación y solo falta verlo, escucharlo y confirmarlo, para saber que esto es una bofetada a la democracia, pues las filtraciones hablan de que la negociación por las Reformas Constitucionales incluyó la voluntad popular.

Así que imaginemos lo que sienten los habitantes de esos dos estados, Querétaro y Baja California Sur, al enterarse de la llamada telefónica, donde Micheal Kors, (supuestamente, Osorio Chong) les ofrecía dinero para sus campañas respectivas en pos de la candidatura de sus estados.

La evidencia clara de lo que hablan, no deja la menor duda del tema que tratan, la mención con sobrenombre del Secretario de Gobernación de entonces, anticipa  que serán llamados a declarar pata dilucidar el origen del dinero que les dio la posibilidad de comprar su gubernatura.

Desde el inicio de este gobierno estatal me he referido a “El gobernador de Ustedes” pues en mi mente nunca ha cabido que alguien con esos antecedentes me pueda representar a mí, pero lo he hecho con mayúsculas el Ustedes, pues merecen todo mi respeto quienes si votaron por el PAN en aquel entonces.

Hoy ante las evidencias descritas, a mí me queda más que claro que fue el aparato de estado quien sentó en esa silla al señor, no fue pues la voluntad popular expresada en las urnas la que lo llevó al poder, sino la negociación, el contubernio y la corrupción al más alto nivel.

Desde un principio lo dije cuando apareció su nombre como aspirante, que había en Tamaulipas auténticos panistas sin mancha que podrían llevar al triunfo al PAN, que no había necesidad de incluir en la boleta a alguien con el pasado cuestionado, hasta me atreví a sugerir nombres, Arturo Elizondo y Ramón Sampayo por ejemplo.

Tengo un claro dilema, ahora que sé la verdad, ya no le puedo llamar “El gobernador de Ustedes”, pues solo puede ser el gobernador de Peña Nieto, el gobernador de Chong, el gobernador de Anaya y para evitar suspicacias, mejor lo definiré como ¿EL GOBERNADOR DE QUIEN?

Jorge Alberto Pérez González

www.optimusinformativo.com                           

optimusinformativo@gmail.com

¿Qué opinas?