CRÓNICAS POLÍTICAS

0
154

Peña Nieto, a un paso de la cárcel 

     Por Alberto Guerra Salazar 

CIUDAD VICTORIA, (ASI).— Dentro de 26 días, el Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador presentará el proyecto de presupuesto de egresos 2021, conteniendo suficientes recursos para solventar las necesidades sociales, a pesar que el Covid-19 ha causado serios estragos en las finanzas, públicas y privadas. 

Optimista, el jefe de la nación dijo en la conferencia mañanera, que creará una bolsa por cien mil millones de pesos en el presupuesto del próximo año, listos para ser gastados, de ser necesario, en la compra de vacunas anti-Covid 19. 

Pero además, se mantendrán e incrementarán los montos de las pensiones a las personas mayores. Andrés Manuel cerrará este año sin agobios económicos, con finanzas sanas y cero contratación de deuda pública. 

No lo dijo expresamente, pero no se contemplan nuevos impuestos ni alza de los que ya se cobran. En los días previos, advirtió de manera tajante, que no habrá nuevos gasolinazos. 

La epidemia de coronavirus obligó desde abril al confinamiento social, lo que implicó que millones de mexicanos permanecieran en sus casas para protegerse de los contagios, dejando de asistir a sus centros de trabajo. 

La contracción en la actividad productiva se reflejó en una disminución del circulante, caída en la recaudación fiscal y otros fenómenos económicos que pusieron en serios problemas a los tesoreros municipales y de los gobiernos estatales. 

Sin embargo, a nivel federal, López Obrador se mantiene optimista, gracias a un programa de contingencias que tapó los boquetes abiertos en las alforjas de Hacienda. Reiteró que municipio y Estados seguirán recibiendo oportunamente, las participaciones federales que les correspondan. 

En este sentido, el diputado federal Erasmo González Robledo, de Ciudad Madero, emitió una declaración oportuna y certera, que desmintió implícitamente, versiones tendenciosas de corte político. 

Como presidente de la influyente comisión de presupuesto y cuenta pública, el legislador tamaulipeco aclaró que están certificando que el poder ejecutivo federal, entregue en tiempo y forma, es decir, puntualmente y completas, las participaciones fiscales a los Estados. 

Fue pertinente la aclaración, porque voceros del gobierno estatal panista, así como tucos oficiales y oficiosos, publicaron que el Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca dejó de recibir importantes cantidades de dinero federal, y que estaría a un paso de la bancarrota. 

López Obrador dijo en su mensaje mañanero, que los programas sociales y la salud de los mexicanos, son la prioridad de su gobierno, de tal manera que volverán a recibir en 2021 los recursos necesarios para que sean atendidos debidamente. 

El presupuesto de egresos y la ley de ingresos 2021 serán entregados a la comisión de presupuesto y cuenta pública, a cargo de Erasmo, para que se encarguen de revisarlo, corregirlo y dictaminarlo. 

Todo mundo querrá ver a Erasmo y a sus muchachitos, para conseguir que les aumenten las partidas que correspondan, hablamos de Gobernadores y sus representantes, por eso tendrán en los siguientes meses más popularidad y asedio que las reinas de belleza. 

A nivel nacional, la nota del día equivalente a una bomba política de potencia inimaginable, la detonó  en la Fiscalía General de la República el ex director general de PEMEX Emilio Lozoya Austin. 

Para salvar su propio pellejo, el ex jefe financiero de la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto acusó que éste y el que fue su Secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, repartieron por su conducto, sobornos por más de cuatrocientos millones de pesos. 

Lozoya entregó al titular de la FGR Alejandro Hertz Manero, documentos, fotografías y un video, donde se comprueba la gravedad de los delitos imputados, así como los nombres y rostros de los funcionarios corruptos. 

En el caso de las Reformas Estructurales de Peña Nieto, él y Videgaray habrían dispuesto de 120 millones de pesos, que fueron repartidos entre un diputado federal, cinco Senadores y un alto funcionario de un partido político. 

Dos de los Senadores corrompidos serían Francisco García Cabeza de Vaca y Francisco Domínguez Servién, hoy Gobernadores de Tamaulipas y de Querétaro, respectivamente, ambos del PAN. 

La conferencia de prensa de Gertz Manero se está repitiendo en todos los canales, las tribunas, los portales, las páginas web, en todos los lugares, debido a que es la primera vez en la historia política de México, que un ex Presidente de la República es acusado formalmente de corrupción. 

Vicente Fox Quesada está satanizado a nivel nacional y convertido en el villano favorito, por la leyenda negra que lo envuelve, por sus excesos, abusos, frivolidades, sandeces y presuntos actos de corrupción que cometió en Los Pinos. 

Pero nunca existió en su contra, ni una simple denuncia por la mínima infracción al bando de policía y buen gobierno. 

Peña Nieto y seguramente su pandilla, desfilarán por el banquillo de los acusados, para soltar la sopa, practicar el vómito negro (regresar los bienes mal habidos) y delatar a otros, para merecer un trato judicial preferente, benigno, terso. 

Este castigo a la corrupción practicada al más alto nivel por los indiciados (ya se abrió la carpeta de investigación en su contra) debería servir de escarmiento a quienes todavía creen que es mera retórica la proclama de que se acabó la robadera. 

Hablamos del gobierno panista de Tamaulipas. 

Por cierto, Cabeza de Vaca es citado por su nombre completo en la columna de ayer en El Universal, de Carlos Loret de Mola, por la presunción de que estaría siendo investigado por la agencia anti-drogas de Estados Unidos, la DEA. 

En otros temas, el diputado local de MORENA Rigoberto Ramos Ordóñez, inició en Reynosa una campaña de fumigación en colonias, para abatir la plaga de zancudos, con un equipo aspersor instalado sobre una camioneta, ambos, último modelo. 

El legislador fronterizo realiza un intenso activismo social y sus detractores lo atribuyen a una intención por conseguir la candidatura a presidente municipal. Reparte despensas entre familia vulnerables, comida caliente, llenado de tanques de gas butano de uso doméstico y ahora, financia la campaña contra los zancudos. 

Rigoberto se ríe de quienes lo critican y los reta a que hagan lo mismo que él, a desprenderse de su dinero para resolver carencias sociales. Después de todo, dice, si no consiguen un ascenso en sus carreras políticas, les quedará la satisfacción haber ayudado al prójimo. 

Por cierto, ninguno de los otros nueve diputados locales de Reynosa respondió a la invitación de Ramos Ordóñez, de donar como él, sus sueldos en beneficio de los damnificados del huracán Hanna. 

La presidenta municipal Maki Ortiz Domínguez y su comitiva fueron corridos de la colonia Carmen Serdán, por los vecinos disgustados que los visitaran por el riesgo del desbordamiento del cercano río Bravo, pero para hacerse retratar por su propio equipo de propaganda. 

“Nunca se preocupan por los problemas de la colonia y ahora quieren aparecer como que nos quieren ayudar, pero son mentiras”, gritaron los vecinos, según el video mostrado en el noticiero de televisión de Francisco Rojas. 

Cumplen años el profesor José Alíber López López, de Río Bravo pero avecindado en Matamoros. También la primera dama de Matamoros, la señora Marsella Huerta de Mario Alberto López Hernández. 

Y mientras Tamaulipas se desangra con imparables hechos de sangre en la mayoría de los municipios, Cabeza de Vaca sigue haciendo turismo, ahora en Torreón, Coahuila, con su guerrita contra el gobierno federal. 

Un joven apareció sin vida en la colonia Almaguer, a la altura de la ex cantina la Santa Muerte, a la mitad de la carretera entre Reynosa y Río Bravo. Tenía una semana desaparecido. 

Otro mucho fue muerto a la misma altura, pero en la ruta del bulevar Colosio, en el parque industrial. Y en Matamoros, una mujer fue asesinada a golpes de piedra. 

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.com 

¿Qué opinas?