MULTIPLICAN RESERVAS

0
80

Investigación Especial 

Lic. Alberto González Káram 

• Cobertura monetaria de 4 billones 304 mil 307 millones de pesos supera 2.254 veces al monto total de la base monetaria por 1 billón 909 mil 612 millones de pesos en 2020 

• Incrementan reservas internacionales 18 mil 516.6 millones de dólares y alcanzan 192 mil 292 millones de dólares con crecimiento del 10.65 por ciento en actual administración 

La fortaleza del Tratado Comercial México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC) registra una cobertura monetaria de 4 billones 304 mil 307 millones de pesos, siendo superior 2.254 veces al monto total de la base monetaria por 1 billón 909 mil 612 millones de pesos que permiten respaldar la totalidad de billetes y monedas que se encuentran actualmente en circulación, así como todos los depósitos bancarios en cuenta corriente de la banca comercial y de desarrollo, lo cual justifica desde el punto de vista monetario la creciente tendencia de apreciación del peso mexicano. 

La moneda mexicana continuará sujeta a una tendencia descendente en el mercado de cambio extranjero desde un techo de 25.7573 hasta un piso de 18.5230 pesos por dólar, existiendo fundamentos monetarios en dicho margen con base a los indicadores registrados a la fecha. 

Los especuladores de nuestra moneda mexicana que le apostaron a su fracaso y depreciación, obtuvieron como resultado una cuantiosa pérdida económica a la fecha de -146 mil 653.57 pesos por cada millón de pesos en divisas extranjeras y continuará sujeta a un mayor quebranto en la medida que continúe la tendencia descendente en el mercado de cambio. 

El mayor impacto monetario de la reactivación económica ha sido la apreciación anticipada de 9.62 por ciento que llegó a ocupar el primer lugar a nivel mundial al pasar de 20.3455 pesos por dólar al final de la administración de Enrique Peña Nieto a 18.5589 en la actual administración pública federal previo a la Pandemia del Coronavirus (COVID-19). 

La fortaleza más importante consiste en una disposición de reservas internacionales por 192 mil 292 millones de dólares que permiten contar con mayores activos para evitar un mayor despeñadero del tipo de cambio y enfrentar la embestida en contra de nuestra divisa nacional al entrar en vigor el Tratado Comercial México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC), con la prospectiva de continuar una tendencia de apreciación al disminuir un cuantioso monto de -237 mil 065 millones de pesos en sus pasivos de depósitos de las cuentas en moneda nacional y extranjera. 

El resultado positivo se registró al incrementarse las reservas internacionales 18 mil 516.6 millones de dólares al pasar de 173 mil 775.40 millones de dólares heredados por la administración de Enrique Peña Nieto a 192 mil 292 millones de dólares con un crecimiento del 10.65 por ciento en la actual administración pública federal. 

Las reservas internacionales serían superiores en 40 mil 751.7 millones de dólares y se ubicarían en un nivel máximo histórico de 233 mil 043.7 millones de dólares, siempre y cuando se hubieran aplicado en el sexenio pasado las medidas adecuadas, correctas y oportunas para evitar fugas al exterior y desviación de transferencias oficiales a cuentas particulares y familiares. 

Es importante destacar que hasta la fecha siguen sin dar a conocer los nombres de los Secretarios de Hacienda y Crédito Público y Gobernadores del Banco de México que desviaron -22 mil 235.1 millones de dólares de las reservas internacionales que motivaron la acelerada depreciación del peso mexicano en el período 2012-2018, ni mucho menos los beneficiados de las transferencias bancarias nacionales e internacionales, lo que obliga a la intervención y rastreo de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF). 

En la presente administración federal se registró una cuantiosa reducción de -237 mil 065 millones de pesos en los pasivos de depósitos de las cuentas en moneda nacional y extranjera al pasar de 884 mil 695 millones de pesos al final del sexenio de Enrique Peña Nieto a un nivel actual de 647 mil 630 millones de pesos con una importante disminución de -49.32 por ciento, lo que permitirá evitar un desequilibrio monetario en el primer mes de la entrada en vigor del Tratado Comercial México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC). 

La administración pública federal de Enrique Peña Nieto (2012-2018) se caracterizó por autorizar 14 incrementos en la tasa de interés o costo del dinero y alcanzó un máximo histórico de 8.25 por ciento, provocando el desplome y desincentivaron las inversiones en todas las actividades económicas al registrar un diferencial máximo de 17.75 puntos entre la tasa de inversión y tasa de inversión, siendo superior a los márgenes de utilidad netos previstos para cualquier tipo de proyectos del sector público y privado, motivando y justificando la reducción por novena ocasión en 50 puntos base la tasa de interés interbancaria a un día en niveles de 5.0 por ciento durante la actual administración pública federal, cumpliendo, demostrando y comprobando plenamente mi vigésima tercera prospectiva y esperando una décima reducción el próximo 13 de agosto del 2020. 

Es importante destacar que la minimización de inflación y maximización de los salarios contractuales en las empresas públicas y privadas durante la presente administración pública federal han superado a los registrados en los últimos 36 años por las administraciones de Miguel de la Madrid Hurtado, Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox Quezada, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto. 

Los efectos positivos del incremento del salario mínimo en la presente administración pública federal, permitieron aprobar por unanimidad el mayor incremento anual en los últimos 44 años, consistente en el aumento del 20.0 por ciento en el nivel nacional del salario mínimo para pasar de 102.69 pesos a 123.22 pesos al día para alcanzar 3 mil 746 pesos mensuales y en la Zona Libre de la Frontera Norte del 5.0 por ciento que pasara de 176.72 a 185.56 pesos diarios que representan 5 mil 641 pesos mensuales en el ejercicio fiscal del 2020. 

La deflación histórica en nuestro país se registró en los energéticos que alcanzó una tasa anualizada de 17.16 por ciento en 2018 durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, se redujo a 1.19 en 2019 hasta lograr un mínimo nivel de deflación del -0.72 por ciento en la presente administración pública para mejorar el poder de compra de las familias mexicanas al cierre de la primera quincena de julio del 2020, demostrando y comprobando plenamente el cumplimiento de mi trigésima novena prospectiva al revertir los precios de los energéticos. 

Las ampliaciones de abajo hacia arriba de la base del padrón han sido de 10 millones 147 mil 797 nuevas inscripciones para alcanzar un récord histórico de 78 millones 595 mil 530 contribuyentes, de los cuales el 59.09 por ciento se concentra en personas físicas asalariadas, 38.10 por ciento en personas físicas, 2.74 por ciento en personas morales, 0.06 en personas físicas grandes contribuyentes y 0.01 por ciento en grandes contribuyentes como personas morales. 

La inversión extranjera directa es complementaria al registrar 10 mil 334.04 millones de dólares que representan 113.56 millones de dólares diarios en el primer trimestre del 2020, lo que permite contribuir con incrementar la inversión nacional, generar mayores empleos y mejor remunerados, así como aumentar la producción y las exportaciones durante la operación de los proyectos productivos que benefician principalmente a la Ciudad de México, Nuevo León, Jalisco, Estado de México, Veracruz de Ignacio de la Llave, Baja California, Tamaulipas, Puebla, Querétaro, Chihuahua, Durango, San Luis Potosí, Guerrero, Sonora y Oaxaca. 

Los efectos positivos obtenidos por primera vez desde el siglo pasado se demuestran y comprueban plenamente en la balanza comercial no petrolera en México, producto de las exportaciones de mercancías y bienes en puertos por medios de transporte por un valor económico de 175 mil 009.2 millones de dólares y las importaciones de mercancías y bienes por un monto de 164 mil 669.2 millones de dólares, resultando un saldo superavitario de 10 mil 340 millones de dólares en el período enero-junio del 2020. 

El Tratado Comercial México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC) convertirá a nuestro país en la principal potencia mundial de la industria automotriz como resultado de las exportaciones de 4 millones 627 mil 050 vehículos y camiones ligeros con una venta diaria de 8 mil 005 unidades al mercado externo de los principales países del mundo, correspondientes a las 34 marcas y modelos que se han producido y comercializado en México durante la actual administración pública federal del 1º. de diciembre de 2018 al 30 de junio del 2020. 

Las remesas familiares en la actual administración federal ascendieron al máximo nivel histórico de 54 mil 574.63 millones de dólares para salvaguardar a las familias mexicanas en el período comprendido del 1º. de diciembre de 2018 al 31 de mayo del 2020, mismas que continuarán aumentado con la prospectiva de una cifra superior a 38 mil 600 millones de dólares en el presente ejercicio fiscal del 2020. 

En el segundo año de la actual administración federal en plena Pandemia del Coronavirus las remesas familiares ascendieron a 15 mil 537.94 millones de dólares con un crecimiento anualizado de dos dígitos 10.42 por ciento en 2020, lo cual fue reconocido a todos los mexicanos que trabajan en el vecino país al entrar en vigor el Tratado Comercial México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC). 

En la reactivación económica y social de México se tiene previsto beneficiar 88.9 millones de mexicanos en 25 millones de hogares, otorgar 4 millones de créditos a los trabajadores, micros, pequeñas y medianas empresas formales e informales y crear 2 millones de nuevos empleos, misma que se lleva a cabo mediante una cuantiosa derrama de recursos federales y financieros por 2 billones 815 mil 256 millones de pesos equivalente a 11.26 por ciento de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en el ejercicio fiscal del 2020. 

Las aperturas orientadas a la reactivación económica y social por parte de los gobiernos de los estados y municipios cuentan con los apoyos de recursos federales suficientes que han sido transferidos por parte de la Tesorería de la Federación (TESOFE) ascendiendo a una cuantiosa cantidad de 933 mil 201.1 millones de pesos al cierre de junio del 2020. 

México se logró posicionar en el lugar 11 del mundo con relación al indicador económico del Producto Interno Bruto Nominal (PIBN) medido por su Paridad del Poder Adquisitivo (PPA) y con motivo de las múltiples ventajas comparativas, competitivas, estratégicas y geográficas en el Tratado Comercial México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC), se tiene la prospectiva de incrementar la inversión nacional y complementar con inversión extranjera, continuar con la apreciación del peso mexicano, abatir la inflación, reducir la tasa de interés, evitar la impresión de nuevos billetes y la acuñación de monedas que sean colocadas sin respaldo entre las empresas, trabajadores y el propio sector público, impedir el financiamiento del déficit del sector público, continuar reduciendo los pasivos, disminuir la base monetaria y minimizar el riesgo cambiario o posibilidad de pérdida del valor de nuestra divisa a fin de contribuir con el mercado de mayor volumen y valor económico a nivel mundial. 

¿Qué opinas?