CRÓNICAS POLÍTICAS

0
83

Susana, de la cárcel a Palacio Nacional 

     Por Alberto Guerra Salazar 

CIUDAD VICTORIA, (ASI).— Hace 33 años, Américo Villarreal Guerra y Manuel Garza González se enfrascaron en una guerra bizarra por la candidatura del PRI a Gobernador de Tamaulipas, en la sucesión sexenal de Emilio Martínez Manautou, 1987. 

Ambos tenían padrinos poderosos, El Meme, de Reynosa, a Adolfo Lugo Verduzco, presidente nacional del PRI; Américo, a don Antonio Riva Palacio, presidente del Senado de la República. 

Hoy la historia se repite, con sus hijos como protagonistas. El Meme junior contra Américo II, con una variante: el escenario de la competencia no es el PRI, sino MORENA. 

El año 2021 definirá los escenarios y el desenlace de la elección de Gobernador del 2022. 

 Francisco García Cabeza de Vaca querrá retener el poder a través de un incondicional suyo, tal vez su hermano Ismael o cualquier otro panista que se acomode a sus planes, para ponerlo como candidato. 

MORENA tiene una pláyade de prospectos para la nominación estatal, desde Héctor El Guasón Garza González, que ya fue derrotado en 2016, hasta Carmen Lilia Cantúrosas Villarreal, que también es idónea para la presidencia municipal de Nuevo Laredo. 

Están en la lista del partido fundado por AMLO, Rodolfo González Valderrama, Américo Villarreal Anaya, Alejandro Rojas Díaz Durán, Mario Alberto López Hernández, Adrián Oseguera Kernion, entre otros. 

Felipe Garza Narváez no es militante registrado, pero simpatiza con el proyecto de la 4-T. Tiene el más amplio y completo currículo.  

El Meme hijo vive en el Estado de México, como su padre, pero cumple el requisito de residencia si invoca derechos de sangre, como en su oportunidad lo hizo Porfirio Muñoz Ledo, en Guanajuato. 

Américo Villarreal Anaya es Senador de la República, como su padre cuando recibió la nominación. Es su primera incursión en la cosa pública y tiene el mérito político de haber derrotado en las urnas a Ismael, a pesar de ser hermano del Gobernador. 

Cabeza de Vaca está teniendo problemas para preparar una salida digna, decorosa, por la puerta grande, con cerrojazo de oro. Está acusado del delito de soborno, de usar facturas falsas y de opacidad en el manejo de recursos públicos. 

El propio Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador recibió ayer las denuncias presentadas por la abogada Susana Prieto Terrazas, contra el titular del poder ejecutivo local. 

Susana es abogada laborista que asesoró a sindicatos de Matamoros en una revisión contractual que redundó en el estallamiento colectivo de huelgas, en maquiladoras. 

Le inventaron un montón de delitos para meterla en la cárcel, pero el abuso de poder desencadenó un conflicto internacional pues el gobierno estadounidense pidió al gobierno mexicano, respetar los derechos de los sindicalistas. 

Por una orden emanada de la Ciudad de México, Cabeza de Vaca puso en libertad a la abogada Prieto, quien anunció al abandonar el penal de Tamatán, que se haría cargo de la defensa de los presos políticos. 

Ya empezó a hacerlo. En su entrevista con el Presidente de la República, donde estuvieron presentes las titulares de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y la de Trabajo, Luisa María Alcalde Luján, Susana contó la historia negra de Cabeza. 

Tienen en Palacio Nacional el expediente completo del mandatario panista, incluidas las travesuras de su adolescencia cometidas en McAllen, pero han estado alimentando el legajo con sus desempeños oficiales. 

Veremos pronto los resultados del encuentro de la señora Prieto y el jefe de las instituciones nacionales, para que empiecen a enderezarse las cosas chuecas de Tamaulipas. 

También ayer empezó el torneo de comparecencias de Emilio Lozoya Austin ante autoridades judiciales en la Ciudad de México, y de entrada se declaró inocente de los cargos imputados. 

Pero a cambio de un trato benigno, el ex director general de PEMEX delatará con nombres y apellidos, y en algunos casos con video-grabaciones, a los cómplices de los delitos cometidos, entre ellos los sobornos entregados a Senadores en 2013, Cabeza entre ellos. 

Estos problemas político-jurídicos tienen en jaque al Gobernador pues presagian una salida suya anticipada del poder, y por eso no atendió oportunamente la emergencia que se padece en su tierra natal con motivo del huracán Hanna. 

Las inundaciones ocurrieron el domingo, pero Cabeza llegó a Reynosa hasta el martes al filo del mediodía, desencajado, serio, cejijunto, de mal humor. Se calzó unas botas de hule y pidió que lo llevaran a pisar un charco, para la foto del recuerdo. 

Porque no puede dejar de ser patán, el Gobernador volvió a despreciar la investidura de Maki Ortiz Domínguez como primera autoridad de Reynosa, ni le avisó de su presencia ni la invitó a acompañarlo a la sesión de fotografías. 

Por su parte, la regidora Claudia Hernández Sáenz subió un video a redes sociales, para emplazar a la jefa del Cabildo Maki Ortiz Domínguez, a dar la cara a los problemas y tratar de resolverlos. 

La valiente y joven edil le reprochó que tenga su residencia en Mission, Texas, lo que atribuyó a que Maki no sienta como propias las necesidades de la ciudad. 

La muchacha lanzó su mensaje en medio de la lluvia y con el agua de la calle que le cubría hasta la cintura. 

Cabeza anunció en Reynosa que firmó una declaración de emergencia y desastre, para presentarla en la Secretaría de Gobernación a efecto de recibir el apoyo del FONDEN; seguramente ignora que la dependencia está en etapa de desaparición. 

En tanto que muchas colonias de la ciudad fronteriza siguen estando bajo el agua, sin servicio eléctrico ni agua potable. Una brigada de Protección Civil desistió de entrar en la colonia Lomas del Villar, porque no tenían lancha. 

Al mismo tiempo recrudeció la epidemia de Covid-19 como lo muestra el más reciente reporte de la Secretaría de Salud, de 359 nuevos casos y otras 19 defunciones. Dispusieron recortar el horario de apertura de comercios y la suspensión del transporte público los fines de semana. 

Simplemente, la gente no hace caso y desafía de todas las maneras el contagio. Podrían cobrar multas por no usar el cubrebocas. 

En Matamoros, el presidente municipal Mario Alberto López Hernández hizo un desesperado llamado a los ciudadanos, para que no relajen la disciplina porque es realmente alarmante el disparo de contagios. 

Agregó que Matamoros tiene un registro semanal de 500 casos positivos, algunos muy delicados. “Estamos viviendo la etapa más grave”, dijo, preocupado, al repetir su pedido de atender las recomendaciones de sanidad sanitaria. 

“No bajemos la guardia”, rogó el edil, señalando que pronto no habrá espacio en los hospitales, para recibir a más enfermos. 

Cumplen años el periodista Josué Escamilla Martínez, el presidente municipal de Llera, Héctor de la Torre. 

Mauricio Belloc Utterback, de la redacción de El Mañana de Nuevo Laredo, celebró 35 años de haberse graduado en la Universidad Autónoma de Nuevo León, como licenciado en Ciencias de la Comunicación, con especialidad en periodismo. 

Tercer aniversario luctuoso del abogado Humberto de la Garza Kelly. 

Luto en Matamoros por el fallecimiento de don Roberto Capistrán González. 

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.com 

¿Qué opinas?