En medio de la pandemia, crece interés por la voluntad anticipada

0
86

Aunque en Tamaulipas no se han presentado solicitudes para suscribir compromisos de esta naturaleza, existe un pleno interés de la población para que en medio de la pandemia del Coronavirus se ponga a su disposición la “Ley de Voluntad Anticipada”.

Diego A. Villanueva Morales presidente del Colegio de Notarios Públicos en Ciudad Victoria comento que el trámite de voluntad anticipada ha cobrado relevancia entre la ciudadanía a raíz de la emergencia sanitaria por la enfermedad Covid-19. 

“Así como el tema del coronavirus nos pone a todos a reflexionar sobre el tema de nuestra propia vida para el tema de testamento, también nos pone a reflexionar sobre la posibilidad de hacer este documento (de voluntad anticipada). Esta pandemia despierta el interés de la gente para realizar estos trámites”, comento.

El notario afirma que hasta el momento no han atendido a personas confirmadas o sospechosas de estar contagiadas con la enfermedad causada por el nuevo coronavirus y que hayan suscrito un compromiso de esta naturaleza.

El documento de Voluntad Anticipada tiene su sustento en la ley que lleva el mismo nombre y en la que se menciona que “Es la decisión que toma una persona de ser sometida o no a medios, tratamientos o procedimientos médicos que pretendan prolongar su vida cuando se encuentre en etapa terminal y, por razones médicas, sea imposible mantenerla de forma natural, protegiendo en todo momento la dignidad de la persona”.

El propósito es, dijo, que en caso de padecer una enfermedad terminal se pueda proteger la dignidad de la persona y evitar un desgaste y sufrimiento del enfermo y familiares, además de gastos médicos excesivos e innecesarios.

“Es precisamente en el entorno de la oficina de notario donde, en un ambiente de pleno uso de sus facultades de autonomía de la voluntad, la persona decide y nombra a su representante que en su momento tomará su decisión”, explicó.

Dejó en claro que el documento no es eutanasia, sino una instancia para evitar que la vida se extienda innecesariamente de manera agónica con la utilización de medidas extraordinarias.

Ramón Mendoza S

¿Qué opinas?