INDICADOR POLÍTICO

0
15

PRI: la cola de corrupción de Peña

Nieto alcanza a gobernador Murat

Carlos Ramírez

La mañana del miércoles en que el PRI preparaba su tardeada de 91 aniversario de vida, el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera del gobierno lopezobradorista, Santiago Nieto, lanzó en la conferencia mañanera de Palacio Nacional un misil que dio debajo de la línea de flotación del priísmo de Peña Nieto y de su actual grupo administrador.

El gobierno federal va a llegar al fondo de un fraude escandaloso en el Infonavit, el fondo para vivienda de trabajadores, durante la gestión del entonces oaxaqueño-defeño-mexiquense Alejandro Murat Hinojosa, uno de los cuadros políticos del primer círculo de Peña Nieto desde sus años en el gobierno del Estado de México.

El Infonavit avaló un contrato con el grupo inmobiliario Telra por 5 mil millones de pesos en situaciones conocidas legalmente como caso de defraudación fiscal, además de corrupción política y acaso también como peculado.

Murat Hinojosa, hijo del erizable exgobernador oaxaqueño y hoy número 2 del PRI nacional, José Murat Casab, fue parte del grupo de poder de Peña Nieto en el Estado de México. Inclusive, con su credencial de elector mexiquense, lo estaban perfilando para alcalde de Huixquilucan, el municipio más rico de la entidad. Con una notaria mexiquense pasó por el registro público y el sistema estatal de radio y televisión. En el gobierno presidencial de Peña, Murat Hinojosa fue director del Infonavit de diciembre de 2012 a diciembre de 2015 y de ahí salió, con derechos políticos en D.F. y Estado de México, para ser gobernador de Oaxaca.

El asunto no es menor porque los dos Murat son conocidos, con ironía dentro del PRI, como los dos más lopezobradoristas del PRI. De ahí que el caso de Telra esté quemando los aparejos del gobernador Murat, por más que hace intentos desesperados por trasladarle el conflicto a su sucesor en el Infonavit, David Penchyna, quien, en realidad, sólo trató de eludir las investigaciones de un caso ajeno a su gestión.

La cancelación de un contrato provocó que la empresa constructora lograra una reparación del daño por 5 mil millones de pesos, pero indagaciones de la actual administración encontraron fraudulenta esa operación y exigieron que la empresa devolviera al erario esos 5 mil millones. Ante el acoso oficial, Telra entregó un cheque por 2 mil millones de pesos, a la espera del resto. Esos 2 mil millones fueron entregados de manera pública por el fiscal Alejandro Gertz Manero al presidente de la república en una conferencia mañanera.

La Unidad de Inteligencia Financiera rastreó el dinero y se encontró con triangulaciones extrañas o no legales por varios países para regresarlos, lavados, a México, y aquí sin pagar impuestos correspondientes. Las finanzas legales de Telra mostraron cero fondos en efectivo, cosa que atrajo la investigación fiscal.

El relato de Nieto fue claro:

“Para 2016 la empresa Telra declaró 2 mil 198 pesos y recibió 18.7 millones de pesos y retiro por 19.7 millones; en 2017 declaró ingresos por tres mil millones de pesos y en 2018 por mil 900 millones de pesos sin que esto fuera reportado de manera directa al Servicio de Administración Tributaria”.

Las pistas del caso Telra han llegado a la estructura administrativa del actual gobierno de Oaxaca, donde Santiago Nieto descubrió que el fundador de la empresa defraudadora Telra-Infonavit es el representante jurídico del gobierno estatal oaxaqueño de Murat Hinojosa, no se sabe si para protegerlo o para aprovechar su experiencia en triangulaciones financieras de dinero público.

A lo largo de la campaña presidencial del 2018 y en el primer año de gobierno lopezobradorista el gobernador priísta Murat ha sido más morenista que los gobernadores morenistas, al grado de que el presidente de la república ha hecho más visita a Oaxaca que a estados de sus compañeros de sector y de partido.

Sin embargo, la política tiene sus referencias propias. Los datos del fraude en el Infonavit forman parte de las corruptelas del gobierno del presidente Peña Nieto y por tanto no habrá impunidad, ni complicidades, ni acuerdos secretos. La entrega pública del cheque por 2 mil millones de pesos como parte –en el lenguaje lopezobradorista– de regresarle al pueblo lo robado fue un indicio de que el caso del Infonavit va para adelante y podría tambalear a Murat Hinojosa como gobernador de Oaxaca o llevarlo a pactar la entrega del estado a Morena en las elecciones legislativas de 2021 y de gobernador en 2022.

Por lo pronto, el morenismo del gobernador Murat dejó a la diputación federal oaxaqueña sin ningún diputado federal priísta y apenas un senador por primera minoría, en tanto que Murat papá representa los intereses morenistas en el PRI de Alito, aunque más como contrato de protección.

-0-

Política para dummies: La política es el arte de la elusión de conflictos, no la barbaridad de dejar pistas fraudulentas por todos lados.

indicadorpoliticomx@gmail.com

@carlosramirezh

¿Qué opinas?