Secuestro en Matamoros adjudicado al Grupo Hércules

0
4971

Medios de comunicación del Valle del Rio Grande vinculan al grupo Paramilitar creado por la Alcaldesa Norma Leticia Salazar, con la desaparición de 3 jóvenes de origen norteamericano en el sector de Control-Ramírez.

Raquel Alvarado está desesperado por encontrar a sus tres hijos adultos que desaparecieron en Matamoros, Tamaulipas.
“Lo peor que pasa por mi mente es que posiblemente no llego a ver a mi hija y mis hijos otra vez, dijo”.

Esto a pesar de que ha buscado respuesta Raquel con todas las autoridades de la ciudad fronteriza durante la última semana y media.
Todo comenzó cuando su hija Érica Alvarado cruzó hacia México en el puente internacional Progreso con su novio el 13 de octubre.
La pareja viajó a un pequeño pueblo llamado Control cerca de Matamoros para visitar a sus familiares.

Al día siguiente ella y su novio planeaban cenar con sus dos hermanos José y Alex Alvarado en un taquería cerca de la casa de su padre.

A partir de ahí fue cuando las cosas tomaron un giro hacia lo peor.

Los cuatro fueron golpeados y tomados por la fuerza por hombres que afirmaban ser parte de una fuerza élite de la policía en Matamoros llamado Hércules.

Los golpearon según testigos presenciales y cuando llegaron mis hijos en un Cherokee y trataron de detener la pelea también se los llevaron, dijo Raquel.

“No sabemos si son marinos o no, ya que no los reconocen las autoridades, no tienen cargos oficiales ni nada, explica Raquel”.
La cadena de televisión Action 4 News investigó que este grupo Hércules trabaja para la ciudad de Matamoros, pero no pudo confirmar si los hombres que secuestraron a los cuatro residentes de Progreso Texas, pertenecen a este grupo.

Sin embargo por declaración de la madre de tres de los secuestrados, se sabe que dos días después del secuestro, la camioneta de sus hijas estuvo estacionado en una agencia aduanal denominada Alpha.

Este negocio de Matamoros pertenece al Secretario de Desarrollo social del Ayuntamiento y miembro activo del grupo paramilitar ilegal denominado Hércules.

Los medios de comunicación han establecido contacto con el consulado americano, sin embargo no hay respuestas sobre el destino de los hermanos y el novio de la hija, y las autoridades mexicanas hasta el momento no han podido confirmar dónde podrían estar.

“En este momento no sabemos nada sobre ellos, no sabemos por qué se los llevaron, no sabemos por qué fueron golpeados”.
A este escándalo se suma una denuncia presentada ya hace unos días en el Ministerio Publico por amenazas en contra de dos repartidores.

Analistas consideran que este asunto tendrá repercusiones internacionales, por tratarse de ciudadanos norteamericanos y por estar involucrados grupos de élite paramilitares sin entrenamiento adecuado.

Redaccion: Optimus Informativo

¿Qué opinas?