Garrote…

161

No es un secreto que revueltas, inconformidades, y hasta los grupos políticos contrarios al sistema que crecen en este México los acaba el supremo gobierno a base de garrotazos que, en muchos casos, han disfrazado de una autentica aplicación de la ley.

Ejemplos en nuestra historia sobran, el movimiento estudiantil del 68 quizá sea el más claro, pero ni cómo olvidar los muertos de la izquierda en el sexenio de Carlos Salinas, lo que ocurrió con los zapatistas al fin de ese mismo sexenio y ya con Zedillo, la matanza de Aguas Blancas en Guerrero, lo de Acteal y muchas otras atrocidades cometidas en Chiapas, y hasta ahí podría encajar la forma como el gobierno panista de Vicente Fox y el de Felipe Calderón encarcelaron personas inventándoles delitos.

Los juristas, los buenos juristas, recomiendan no torcer nunca el sentido de las leyes, y cuando esto ocurra que lo único que pueda hacerlo sea la aplicación de la justicia, es decir, consideran que a este México lindo y querido le es más necesaria la justicia que la aplicación del código penal.

Valga lo anterior como preámbulo de lo que ocurre en Michoacán, allá, en aquel Estado, el crimen organizado hacía y deshacía a su antojo, mataban, violaban, tenía a cuota a empresarios y hasta a vendedores ambulantes, se robaba las riquezas naturales de la nación para traficarlas ilegalmente hasta China, vivían en la impunidad hasta que un hombre se decidió a encabezar una especie de defensa ciudadana, a todas luces ilegal, a todas luces fuera de lo que marcan nuestras leyes pero la gente la arropó porque consideraban que por fin alguien hacía justicia.

Fue el doctor Manuel Míreles el que encabezó esas autodefensas en Michoacán, el que prácticamente obligó la operación en materia de seguridad pública del gobierno Federal en ese Estado, fue el parte de lo que provocó que un gobernador interino y Secretario General en funciones fuera encarcelado al comprobarle sus nexos con la delincuencia organizada, y desde luego, en parte a él se le debe que el gobernador Vallejo se “haya enfermado” y pidiera licencia definitiva de su cargo.

Pasó el tiempo y según el gobierno federal ya tenía controlado Michoacán, este año llamó a todos los miembros de las autodefensas a deponer las armas, a integrarse a una policía rural para vigilar, y les puso como fecha fatal mayo del 2014, sin haber atrapado aún al jefe máximo de la delincuencia, y más aún, con una situación bastante complicada.

Un hecho es que muchos se agruparon en una policía rural, otros no, el caso del Doctor Míreles quien dijo que era una farsa, que todavía requerían atrapar a más delincuentes, señaló, y no se entregó ni tampoco bajo la guardia hasta el pasado fin de semana que el Ejercito y la Marina interrumpieron su casa, lo detuvieron junto con otras 82 personas y ahora dicen que hasta traía mariguana y cocaína en su auto, y un juez confirmó que su detención era legal.

Obvio, su detención es legal, portaba armas del uso exclusivo del Ejército y las portó desde que empezó a hacer la chamba que el gobierno no quería pero en aquellos tiempos habría sido una acción suicida querer aplacar al pueblo y no a los delincuentes y por eso lo toleraron e incluso lo alentaron.

La pregunta es, ¿merece ese hombre estar tras las rejas por portar armas luego de que su vida corre peligro al ser muy visible que el encabezó las autodefensas?, me explicó, muchos ex presidentes, ex magistrados, ex Diputados, ex alcaldes, ex gobernadores utilizan guardia personal armada durante muchos años después de que dejan sus cargos y nomás por temor al pueblo, y entonces vuelvo a preguntar, ¿no podría un hombre que atacó abiertamente a la delincuencia seguir armado?, quien lo sabe,

El caso es que en todo el país hay mucho revuelo por la detención del doctor Míreles ya que se presume es una venganza en su contra, es decir, se piensa que otra vez es predomina en México la ley del garrote contra quienes defienden a una parte de la sociedad.

Ojalá, por el bien de esta Nación, comprueben que la detención de dicho personaje no solo es legal, sino que justa y hasta justificada por ser realmente un peligro para la gente, digo, esta sociedad merece por lo menos una explicación de lo que sucede con la gente que en apariencia la defiende, o ¿usted qué opina?.

En otras cosas…

Concluyó el periodo ordinario de sesiones en el Congreso con la aprobación de una ley de protección a las víctimas del delito, reformas en materia político electoral, y con la participación muy activa de todas las fracciones parlamentarias.

Ramiro Ramos Salinas, presidente de la Junta de Coordinación Política incluso recibió ayer al alcalde de Nuevo Laredo, hablaron de reestructurar la deuda que tiene ese municipio que es de las más altas en el país gracias al nefasto ex alcalde.

Ahora le toca a los diputados recobrar un poco su prestigio y regresar a las calles, a sus distritos, a las colonias donde los apoyaron y también donde no lo hicieron y que lo hagan con dos fines, uno, el de informar sobre los avances que tienen en compromisos y dos, en seguir preguntando que necesita la gente.

Les dejo el twitter @gatovaliente para que nos siga, también el correo electrónico y la cuenta de facebook a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com

¿Qué opinas?