Amira ni a las moscas convence…

0
156

Es una verdadera vergüenza que tengamos legisladores irresponsables y que además exhiban la pereza que les da representarnos.

Vergonzoso que se siga manteniendo legisladores que son verdaderos parásitos, que solo sirven para vivir del presupuesto público sin realizar el menor esfuerzo por desquitar lo que usted, yo, y todos los mexicanos generosamente les pagamos.

La muestra es la ex Senadora, ahora Diputada federal  AMIRA GOMEZ TUEMME, esa, la eterna aspirante a dirigir los destinos de Tamaulipas o ya de perdido de Reynosa su pueblo querido, bueno, eso de querido es un decir ya que si lo fuera se esforzaría por legislar para que ese municipio tenga más progreso.

AMIRA tiene muchos intereses, lástima que todos sean privados o de partido, ya que lo que menos le importa es el velar por el bienestar del pueblo.

Dirá que el ser Diputada no es gracias al voto de los reynocenses y tal vez siente que no les debe nada pero la verdad es que la mujer le debe, y le debe mucho a su pueblo que ha sido generoso con ella y a cambio solo les ha dado desilusiones.

GOMEZ ya no representa nada,  su capital político en la frontera es fantasmal, es decir es más lo que trata de asustar que el capital político que realmente tiene, pero la mujer sigue vendiese como si  representara algo para Tamaulipas, eso es astuto de su parte, lo malo es que no ponga ni poquito interés en los asuntos de interés para el pueblo.

A la gente que medianamente tiene para vivir le indigna la indiferencia de AMIRA por los asuntos de beneficio común, el odio que muestra para el pueblo ya que mientras en las colonias no tienen para un plato de comida tres veces al día es triste ver que la Diputada  en pleno recinto bosteza como si estuviera en la sala de su casa, exhibiendo el desinterés por los asuntos legislativos y su compromiso con la gente.

Cínica, desvergonzada, vividora es como AMIRA se autoretrata con las actitudes que adopta, sin preocuparle que el mundo se entere de su desinterés por el trabajo que por cierto es bastante bien remunerado aunque tal parece no le satisface del todo a la legisladora y lo demuestra cada que tiene oportunidad.

En la frontera los comerciantes se truenan los dedos porque están a punto de ver morir sus ingresos gracias a la homologación del IVA, el frio congela hasta los huesos a la gente pobre de varias colonias, todo eso pasa en su pueblo pero es cosa que AMIRA no le interesa, ella está en la cómoda.

La situación es que AMIRA hasta pareciera que suplica porque los hijos de la MORENA no permitan el acceso San Lázaro, ni a ningún recinto alterno, para evitar la fatiga de levantarse de su cama y así seguir durmiendo la mona aunque muchos quisieran que fuera el sueño de los justos por lo caro que resultan sus actos.

Sin duda alguna AMIRA es un daño colateral de las elecciones  federales pasadas, porque es bueno que se tome en cuenta a las mujeres, que se promueva la equidad de género en las Cámaras, pero a veces, con estos personajes, sería preferible seguir igual, la reynosense es prueba fehaciente que se requiere que se tomen en cuenta  personas que representen verdaderamente a los intereses del pueblo y tengan un verdadero capital político en sus Entidades y no a vividoras.

Con legisladores como AMIRA bostezando en plena sesión más otros  exhibicionistas como  SILVANO AUREOLES y RICARDO MONRREAL  que en lugar de convocar al orden y guardar respeto al Congreso gritaban “mucha ropa, mucha ropa” mientras se desnudaba el primero, que puede esperar el pueblo mexicano, obvio es que nada bueno, triste es que nuestros legisladores solo sirvan para dar vergüenza.

Lo único rescatable que se pudo constatar en el bostezo desinteresado de AMIRA es que hasta le falla a los refranes, dicen que en boca cerrada no entran moscas, GOMEZ TUEMME con todo y las amalgamas al descubierto no fue capaz de motivar a una sola mosca, de SILVANO hasta su físico da vergüenza y de MONRREAL se comprobó que es un payaso de burlesque, y esos personajes no merecen ni respeto, mucho menos credibilidad, en resumen, con esos legisladores México está perdido.

 

¿Qué opinas?