Triste Navidad tendrán 3 mil familias de obreros de la rama de la construcción

0
50

Ramón Mendoza S
Reportero

El precio de pavo oscila entre los 300 y 400 pesos y el kilo de pollo llega hasta los 35 pesos, ante ello unas tres mil familias de trabajadores de la rama de la construcción en esta capital cuyo trabajo ha sido temporal tendrán una triste navidad, según fue expuesto por Lorenzo Balderas Castillo.

El dirigente de la Unión de Obreros y Trabajadores de la rama de la construcción adheridos a la CROC en este municipio dijo que incluso algunos no tendrán ni siquiera para comprar algo para la cena y mucho menos para los regalos de sus hijos.

El entrevistado sentenció que la situación económica para algunas familias realmente es muy complicada razón por la que esta navidad tal vez ni siquiera tengan una cena como muchas personas disfrutaran esa noche.

“Los ingresos de las familias cada vez es menos, pero el precio de los productos se sigue elevando, así que en esas circunstancias no tendrán otra opción más que comprar lo más económico o de plano no tener cena de navidad y por supuesto los hijos de esas familias tampoco tendrán regalos”, proveyó.

Comento que a los obreros de la ramo de la construcción les espera una amarga navidad dado que no hay fuentes de empleo suficientes, como remate están los recortes presupuestales y las bajas temperaturas afectaría por completo en lo que resta del 2015.

Dio a conocer que no aterrizaron las instancias gubernamentales los recursos para la cristalización de obras, situación que afectó a carpinteros, albañiles y electricistas.

El dirigente obrero prevé que muchas familias de esta capital sobre todo aquellas que viven en las colonias populares seguramente cenaran pollo ya que con sus ingresos no les alcanzará para más y aquellas familias que tendrán en la mesa un pavo para comer serán las menos.

“La realidad es que pocas familias tendrán la dicha de comer pavo en navidad como es la costumbre o tradición, así que lo que comerá la mayoría será pollo ya que es lo más barato y a una que otra familia le alcanzará para comprar res o puerco, pero también hay que decirlo pues habrá personas que su condición de pobreza no les permitirá tener absolutamente nada para comer”, puntualizó.

¿Qué opinas?