La construcción está en crisis, obreros viven de obras privadas; CROC  

0
17

Sin chamba 60% de los albañiles, el resto se van a EU
 
Hasta un 60 por ciento de trabajadores de sindicatos de la construcción adheridos a la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos de Tamaulipas (CROC) se encuentran sin empleo, debido a que no existen obras en desarrollo lo que ha ocasionado un éxodo importante de familias que emigran a otros estados o a los Estados Unidos en busca de trabajo.

Lorenzo Balderas Castillo dirigente de la Unión de Obreros y Trabajadores de la rama de la construcción en esta capital dijo que la falta de inversión privada en la ciudad y la escasa obra pública del gobierno ha generado poco empleo.

orillando a los trabajadores de la construcción a emigrar temporalmente a Estados Unidos en busca de algún empleo.
Refirió que para muchos albañiles la situación es crítica porque solamente han tenido trabajo por temporadas cortas.

“Muchos se van al otro lado, se acostumbran a ir cada año, y algunos regresan en estos días pero salen de la ciudad para emplearse en algo”, dijo Balderas Castillo.

Y el sector privado no es hasta el momento suficiente para mantener trabajando a todos los agremiados.
Explicó que el poco trabajo que existe se va agotando, dado que las pocas obras oficiales que estaban o están en desarrollo están por concluir y no se han liberado nuevos paquetes que fortalezcan la contratación de personal.

“Los empleos de albañilería, carpintería, electricidad, impermeabilización y pintura están a un 40 por ciento, no hay trabajo, solamente estamos trabajando en lo particular, pero esto ya disminuyó bastante, no hay trabajo”, dijo.

El líder obrero dijo que la actividad de la construcción en la capital se mantuvo muy por debajo de lo esperado, pues en ciertos meses del año apenas si logró dar empleo al 60 por ciento de los tres mil  albañiles afiliados al sindicato.

En la mayoría de los casos, se trata de obreros que son el único sostén de la familia, con hijos pequeños que necesitan alimentación, atención de salud y educación, todo lo cual significa un gran gasto.

Los que se quedan en la ciudad se dedican a actividades lucrativas, como la venta de comida, ropa, golosinas, aguas frescas o cualquier producto comestible que les genere dinero.
 

Ramón Mendoza S
Reportero

Deja un comentario