Inseguridad deja pérdidas por 50 millones de pesos

0
109

Los robos, asaltos a comercios, transeúntes, casas-habitación y vehículos, dejan a la ciudadanía de la conurbación de Tampico un saldo negativo en su patrimonio de 50 millones de pesos cada mes, a pesar de las estrategias de seguridad.

Con altibajos mensuales, los índices de inseguridad siguen latentes en Tampico, Madero y Altamira, señaló el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Tampico, José Luis del Angel Sosa.

El año pasado cifras oficiales y del sector privado hacían ver que las pérdidas económicas netas al mes sumaban los 50 millones de pesos, sin que en los primeros cuatro meses de este 2017 hayan cambiado, resultado de que la delincuencia común se mantiene muy activa en el robo y asalto a comercios, instituciones financieras, casas-habitación, ataques a transeúntes y vehículos.

Agregó que a tres meses de que se aplicó el incremento del 50% en el Impuesto Sobre Nómina, con el compromiso de que esos recursos serán utilizados para reforzar los esquemas contra la inseguridad pública, aún se desconoce cuáles serán los procedimientos del Gobierno del Estado para poner coto a los transgresores.

Sin embargo, fue claro al señalar la disposición del sector privado para colaborar en conjunto con el gobierno estatal en los esquemas de seguridad y que haya mejores resultados en beneficio de la comunidad.

El dirigente de los comerciantes en este puerto resaltó la disponibilidad de los empresarios para trabajar en conjunto con las autoridades para reducir los delitos patrimoniales, pero sobre todo aumentar la percepción de seguridad entre la población.

El Observatorio Ciudadano de Tampico, Madero y Altamira, informó que en el primer bimestre de este año se apreció una marginal variación en la incidencia del robo con violencia a nivel conurbado, disminuyendo 1% las denuncias por este delito.

A nivel municipal se observa una reducción del 38% en las denuncias en el municipio de Tampico, al pasar de 72 a 45 robos con violencia, mientras que en Altamira y Ciudad Madero aumentó 105 y 21% la incidencia de este delito, respectivamente.

En ese periodo, 100% de los robos con violencia registrados en la zona conurbada fueron de lo común, es decir, aquellos realizados a comercios, casa-habitación, vehículo y transeúnte.

Agencias

¿Qué opinas?