domingo de ramos

Bendicen Ramos en la Catedral

Al iniciar las celebraciones de la Semana Santa con el Domingo de Ramos, el obispo de la Diócesis, Enrique Sánchez Martínez, envió a la comunidad de Nuevo Laredo un mensaje de paz y de amor, a través de acciones de caridad sin límites.

En este día, de acuerdo al obispo, con su simbolismo parte toda la tradición cristiana, y en su recuerdo se celebra la bendición de las palmas y las ramas de olivo, y al margen de las celebraciones litúrgicas, inician las procesiones de la Semana Santa de Jesús a Jerusalén, que terminarán el próximo domingo con la celebración de la Pascua.

Dijo el sacerdote que en estas fechas no se puede experimentar un amor verdadero hacia nuestros semejantes ni hacia quien se ama, sin que quien ofrece ese sentimiento se sienta también amado, “y si alguien nos brinda parte de su tiempo, nos sentimos bien, fortalecidos y amados, porque alguien nos toma en cuenta”, explicó.

Ante este tiempo de paz y de tranquilidad que se finca durante toda esta temporada, el obispo invitó a sus feligreses a experimentar ese tipo de amor desinteresado, comprensivo, servicial, “porque el amor no es envidioso, perdona todo y todo lo disculpa, porque cree sin límites y es esperanza sin límites, porque lo es todo”, expresó.

Luego de su mensaje, invitó a todos a experimentar un acercamiento sencillo y humilde, a experimentar ese amor de Dios, sobre todo en estos momentos tan difíciles por los que atraviesa el país y esta ciudad, que dijo, es cuando más se debe experimentar ese amor, “para sentirnos amados y protegidos”, sostuvo.

Después del Domingo de Ramos, que es uno de los días más celebrados durante la Semana Santa por los fieles a esta tradición religiosa son el jueves y el viernes santo, así como el Domingo de Resurrección.

Redaccion Optimus Informativo

Noticias Relacionadas

Deja un comentario