OPERATIVO EN BROWNSVILLE, TEXAS ANTI “TEXTING”

0
153

En menos de dos horas, la policía de Brownsville detuvo el miércoles a 13 automovilistas por violar la ordenanza de la ciudad de textear yconducir durante un operativo tipo redada del departamento.

En un intento para que las personas no envíen textos cuando van conduciendo, agentes viajaban en un autobús del transporte público BMetro y observaban por las calles para ver si los conductores usaban sus teléfonos celulares cuando operaban sus vehículos.

Si el agente en el autobús BMetro veía a un conductor usando su teléfono celular al ir operando su vehículo, notificaba a los agentes patrullando para que detuvieran el vehículo e infraccionar al conductor.

“Estamos haciendo esto para que cumplan las leyes”, dijo el Sargento Albert De La Rosa. “Lo que queremos que haga la gente es que deje de textear y conducir.

Textear y conducir ocasiona tantos accidentes porque la atención de la gente esta dividida entre la calle, su vehículo, otros vehículos y su aparato.

Por eso pensamos que al detener a una persona estamos en realidad recortando el número de choques que tenemos en Brownsville.

De acuerdo con la ordenanza 98-14 de la Ciudad de Brownsville, “Es ilícito que un operador de un vehículo de motor utilice un aparato de comunicación inalámbrica, incluyendo un celular u otro medio electrónico, para ver, enviar, o componer un mensaje electrónico o participar manualmente en otras aplicaciones de software mientras se opera un vehículo de motor en cualquier calle pública dentro de la ciudad, aun cuando se está detenido”.

Los conductores que sean atrapados violando la ordenanza municipal pueden recibir una multa de hasta 250 dólares.

De La Rosa dijo que el departamento de la policía llevará a cabo operativos redada al azar y desea que los conductores sepan que se estará llevando esto a cabo.

“Puede ser que lo vayamos a estar haciendo una o dos veces a la semana y eso es solo para mantener al público adivinando si estaremos o no en el autobús viendo lo que están haciendo”, dijo De La Rosa.

Judith García fue una de las 13 personas detenidas conduciendo por ir texteando. Ella dijo que iba tarde al trabajo y envió un texto a sus compañeros de trabajo para dejarles saber que ya casi llegaba.

García dijo que no estaba enterada de la ordenanza y la multa que iba con ella.

Norma Rodríguez fue otra conductora detenida. Ella dijo que iba viendo un video en su teléfono móvil al ir conduciendo.

“Puede uno ocasionar un accidente. Puede uno lastimar a alguien o a uno mismo”, dijo Rodríguez.

Rodríguez y García dijeron que después de la experiencia del miércoles no levantarán sus teléfonos u otros aparatos electrónicos mientras conducen.

“Por favor, no vale la pena”, dijo De La Rosa. “No vale la pena esos dos segundos que van a retirar la vista de la calle para ver sus aparatos, porque en esos dos segundos pueden tener un accidente y costarle la vida a alguien”.

Por Kaila Contreras
Agencias

¿Qué opinas?