Miles de inmigrantes marchan en Dallas en demanda de sus derechos

0
38

DALLAS.- Miles de inmigrantes marcharon este domingo por las calles del centro de Dallas, para exigir sus derechos a vivir en Estados Unidos y a ser tratados como iguales.

La marcha, en la que participaron unas 25 mil personas, coincidió con el undécimo aniversario de la denominada “ Mega Marcha”, la mayor manifestación que se haya realizado en la historia de Dallas, cuando medio millón de personas salieron a la calle en 2006 para demandar una reforma migratoria integral.

La demanda por una reforma migratoria fue reiterada este domingo, pero los marchistas agregaron la exigencia de poner un alto a la criminalización y persecución de los inmigrantes y frenar las deportaciones que dividen familias.

La marcha se inició en el atrio de la Catedral de Guadalupe poco después de las 14:00 horas y recorrió varias de las principales calles del centro de Dallas hasta la explanada del edificio del Ayuntamiento, donde se efectuó un mitin en el que participaron activistas proderechos humanos, lideres civiles y legisladores locales y federales.

Al frente marchó el activista Martin Luther King III, hijo del célebre líder de los derechos civiles Martin Luther King, junto con los congresistas federales demócratas Joaquín Castro y Beto O’Rourke, la vicealcaldesa de Dallas Mónica Alonso y autoridades religiosas, como el imán Omar Suleiman, entre otros.

La mayoría de manifestantes vistieron camisa blanca en señal de paz y ondearon banderas estadounidenses, como recomendaron los organizadores a fin de no herir sensibilidades y evitar críticas del resto de la población.

Muchos portaron letreros exigiendo un trato igualitario, demandando el respeto a sus derechos, y pidiendo una reforma migratoria. Otros como Beatriz Jiménez, una niña de nueve años, exhibieron cartulinas pidiendo al presidente Donald Trump que no deporte a sus abuelos.

La mayoría de los que marcharon eran inmigrantes mexicanos y latinoamericanos, pero también hubo oriundos de países musulmanes como Jordania, Irak, Irán, Afganistán y otros.

Muchos participantes fueron inmigrantes que ya regularizaron su situación migratoria y que han obtenido la ciudadanía de este país, pero cuyos hermanos y otros familiares siguen indocumentados.

Entre los manifestantes se encontraba Julián Gutiérrez y su esposa Alma Castillo, originarios del estado mexicano de San Luis Potosí y quienes hace nueve años inmigraron “de coyotazo” (de contrabando) a Estados Unidos.

Julián y Alma marcharon con sus dos hijos, de seis y cuatro años de edad, e indicaron que desean permanecer en Estados Unidos, para que los niños se desarrollen en el país que es suyo.

La policía estimó que 25 mil personas participaron en la marcha, mientras que los organizadores esperaban que asistieran unas 100 mil, con lo que la marcha en 2006 con 500 mil asistentes se mantiene como la mayor protesta publica realizada hasta ahora en la historia de Texas.

Agencias

¿Qué opinas?