Detienen a joven armado afuera de refugio de inmigrantes

Un hombre joven, partidario del presidente Donald Trump, fue detenido afuera de un refugio para inmigrantes en El Paso tras reportarse a la policía que estaba armado, pero fue liberado pocos después a pesar de la amenaza.

De acuerdo con una publicación en Facebook de Casa Carmelita, un centro que ofrece su apoyo a inmigrantes, el joven estaba fuera del lugar, en que se reúnen migrantes, sentado en su camioneta con guantes de látex azules y blandiendo un cuchillo.

Cuando los activistas del centro se dieron cuenta de que el joven, un supremacista blanco, representaba una amenaza para su comunidad, llamaron a la policía de El Paso.
 

El joven fue arrestado y los agentes lo encontraron en posesión de un arma cargada, municiones y una bolsa con un polvo blanco.

Fue identificado como Thomas Bartram, de 21 años, quien condujo desde Houston en una camioneta con un cartel de Trump disfrazado como Rambopara estar presente durante su visita en El Paso.

En su post, Casa Carmelita destaca que este hombre tenía claras intenciones de realizar un ataque en el centro, que diariamente apoya a inmigrantes.

El reporte, detención y finalmente liberación del sospechoso, se registró el mismo día en que Trump visitó El Paso tras la masacre del pasado sábado en Walmart de Cielo Vista que hasta el momento ha dejado 22 víctimas mortales, y que se cree estuvo dirigido a la comunidad hispana.

Además, esta notable amenaza se da dos días después de que en el mismo centro fuera punto de reunión para una vigilia en conmemoración a los inmigrantes detenidos por ICE y a las víctimas del tiroteo de Walmart, cuyos familiares asistieron.

Increíblemente, en los comentarios de las publicaciones de Casa Carmelina, una usuaria destaca que el mismo joven arrestado estuvo presente en la vigilia utilizando lentes especiales para disparar, y una fotografía lo demuestra.
¨

En otra publicación, Casa Carmelita destaca que el joven fue visto por un testigo presencial blandiendo una pistola e intentando entrar a sus instalaciones y que eso provocó que algunas mujeres corrieran alertando a otras personas.

Cuando el joven fue detenido un oficial reconoció que de no haberlo hecho estarían atendiendo “una situación diferente”. Sin embargo, tras liberarlo y ser cuestionados dijeron que él tenía derechos y que realmente no tenían motivos para detenerlo.

¿Qué opinas?