city-manager-Laredo

Destituyen a City Manager de Laredo, Texas

LAREDO, TX.- Después de que el 26 de abril la FBI tomara por “sorpresa” instalaciones de la ciudad de Laredo y del Condado de Webb, en busca de documentación y contratos que prueben corrupción, todo desembocó ayer en la destitución del City Manager, Jesús Olivares.

La separación del cargo es para dejar camino abierto para que se investiguen las supuestas corrupciones o se declare la inocencia de un grupo de indiciados entre los que se encuentra el mismo Olivares, varios miembros del cabildo y hasta un legislador estatal, Richard Raymond.

Todo se desprende de las órdenes del FBI y de los cateos que se llevaron a cabo en las oficinas de la ciudad y en la empresa Dannenbaum Engineering, contratista de la ciudad.

La semana pasada, se dio a conocer que el equipo de beisbol de la ciudad, los Lemurs,  y los contratos que había alcanzado la ciudad y los antiguos propietarios al vender los derechos a inversionistas mexicanos, se cancelaban y el equipo se perdería.

Lo anterior ha dejado al descubierto versiones de los inversionistas mexicanos donde declaran que grupos protegidos por la administración de la ciudad han recibido millonarios contratos de parte de la ciudad de Laredo bajo esquemas de complicidad y abuso de autoridad según declara Arianna Torres.

Ella afirma haber sido engañada desde el principio y que manifiesta que las autoridades deben de observar muy bien lo que está pasando en Laredo, ya que el Juez de causa que estudio el caso y conoció de los hechos no denunció estas irregularidades y que además el Juez, aun siendo el esposo de la abogada de la ciudad no se excusó del caso, sino que simplemente lo entretuvo hasta que todo se vio perdido.

Torres declara que desde el principio se le habían impuesto dos empleados por parte de la ciudad; que durante meses incurrieron no solo en malos manejos de administración sino en lo que pueden ser posibles fraudes de fondos de la ciudad, de fondos de inversionistas privados y fondos entregados en buena fe por patrocinadores de la liga de beisbol.

“Estos individuos son Saúl Villarreal y Marcus Holiman”, declaró enfática Arianna Torres.

Estos por años se han ostentado como asesores de la ciudad con conocimiento plena de las autoridades y que operan como recaudadores de fondos de inversion para “private ventures” soportados por la ciudad de Laredo.

Nadie dudaría de que esto es cierto si estos individuos salen y entran a las oficinas del City Manager y le dictan sus agenda; manejan la empresa recicladora de la ciudad mediante un contrato privado y además en el caso de Saul Villarreal mantiene una posición de gerencia en la flamante incubadora de negocios de Laredo Development Foundation – LDF- por sus siglas en Inglés.

Esta es una organización privada subvencionada por fondos de la ciudad y miembros como el banco IBC y otras prestigiosas entidades quienes hoy podrían ser parte de la investigación iniciada por la FBI.

El programa de promoción empresarial conocido como IBAC o centro Empresarial de Asistencia, es un plan de formato de incubadora de negocios que se inició  en 2016 utilizando en parte fondos federales y que desde su inicio,  incluyó como operador a Saúl Villarreal.

El caso es que dicho programa y dichos fondos; según se desprende de las declaraciones de Arianna Torres, solo han servido para que Saúl Torres promueva en México sus negocios privados; se desconoce si con el beneplácito y autorización de LDF, o son maniobras de carácter personal.

“El encubrimiento de autoridades a grupos que tiene abiertos juicios de diferente índoles y el silencio de los jueces que tienen conocimiento de ello, es inexplicable; nosotros solo relatamos los hechos y ya hemos testificado ante autoridades Federales de investigación para que procedan a lo conducente”, declaró Arianna Torres.

Agencias

Noticias Relacionadas

Deja un comentario