Designa a religioso de la iglesia de Dolores a una comisión en el Vaticano

0
39

El presbítero de la orden franciscana, Efraín Héctor Manuel Figueras García, mejor conocido entre sus allegados como Fray Manolo, fue elegido para formar parte de la comisión de comunicación social en la curia central que se ubica en el Vaticano.

En su estancia por Nuevo Laredo fray Manolo dedicó su labor dentro de la parroquia de Nuestra Señora de los Dolores, donde tuvo un acercamiento con la comunidad católica y ahora atiende su nueva encomienda.

La invitación fue recibida durante la elección del ministro general que representa en Roma a las más de 100 provincias que hay en el mundo de frailes franciscanos; donde también se eligió a un vicario y un consejo o definitorio, donde Fray Manolo cumple su encomienda.

“Esta curia general está muy cercana al Vaticano, entonces la idea es tener una participación muy cercana con el papa Francisco y los acontecimientos que rodean a nuestra fe. Fuimos invitados a participar primero en el conocimiento y crecimiento del carisma de nuestra orden y también en la difusión y expansión a nivel mundial”, subrayó.

Señaló que una gran parte de la cultura de fe cristiana se debe a labor que realizan los franciscanos, ejemplo de ello es la reciente canonización de Fray Junípero Serra, fraile que evangelizo en California, Estados Unidos.

“En estos casi 15 años de servir al Señor, le he servido de diversas maneras , pero el haber estado en Nuevo Laredo en la parroquia de Nuestra Señora de los Dolores fue como una universidad de pastoral que me enseñó a tratar a la gente y descubrir sus necesidades,

Eso fue enriquecedor para uno y llena de satisfacción el corazón cuando tu trabajo y la expresión de la fe que uno vive y aprende de la gente queda de manifiesto en esa búsqueda para hacer la voluntad de Dios”, expresó.

Cabe mencionar que Fray Manolo ingreso a la orden franciscana en 1986, tomando su hábito en 1990 y el 10 de febrero de 2001 fue ordenado sacerdote en Monterrey Nuevo León. Estudió la preparatoria en el Seminario Menor de ese estado, el noviciado lo realizó en Guadalupe, Zacatecas.

Después estudió tres años de filosofía en Zapopan, Jalisco y cuatro años más de teología en Monterrey, y otros años más de experiencia son su mejor carta de presentación y lo que le valió para ser llamado a estar en la curia central por un periodo de 6 años.

Javier Ahumada Pacheco
Optimus Informativo

¿Qué opinas?