Declaran culpable a fabricante de armas en Texas

0
22

DALLAS, TX.- Gary Busby, un fabricante de armas en Texas, fue declarado culpable en una Corte Federal de Dallas de armar y manufacturar cientos de rifles automáticos para organizaciones criminales.

La Oficina del Procurador Federal para el norte de Texas informó este viernes que Busby, de 63 años, fue declarado culpable de un cargo de conspiración para fabricar armas de fuego sin licencia, y cuatro cargos de transacciones estructuradas para evadir los requisitos de información.

Durante el juicio de cuatro días, efectuado esta semana, los procuradores federales presentaron evidencias de que unas 50 de los cientos de armas fabricadas por Busby, fueron trasladadas de contrabando a México y recuperadas en ese país.

Busby mintió en los formularios del gobierno para que pareciera que sólo compraba piezas de armas, sabiendo que las armaría, para luego venderlas a terceros.

La Oficina del Procurador Federal detalló que en el juicio también se presentó evidencia de que entre diciembre de 2010 y septiembre de 2012, Busby compró cientos de giros postales en docenas de oficinas de correos en el área de Dallas en un esfuerzo por ocultar los ingresos ilegales de sus ventas de armas.

Busby tuvo el cuidado de efectuar estas compras adquiriendo sólo dos giros postales de mil dólares cada vez, usando dinero en efectivo, para evadir el requisito de reportar al gobierno federal compras de giros postales que rebasen los tres mil dólares.

La Oficina del Procurador Federal informó que en diciembre de 2010, Busby conoció a un hombre en una exposición de armamento y le vendió armas de fuego sabiendo que no tenía licencia para hacerlo.

En algún momento de ese período, Busby se dio cuenta de que las armas de fuego que estaba fabricando para vendérselas a esa persona serían enviadas a México.

En enero de 2011, agentes del Departamento de Policía de la comunidad fronteriza de Hidalgo, en el sur de Texas, recuperaron 15 armas que estaban ocultas en un tanque de gasolina de un vehículo que intentaba ingresar a México. Siete de esas armas habían sido fabricadas por Busby.

En febrero de 2011, los agentes del Departamento de Policía de Fort Worth vieron a Busby en una exhibición de armas negociando la venta de armas para este individuo.

En julio de 2011, agentes federales catalogaron todas las armas de fuego y municiones que encontraron durante una búsqueda en la casa de Busby.

Ese mismo día, Busby firmó una carta en la que se comprometía a dejar de vender armas sin licencia y en la que reconocía que varias de las armas que había vendido habían sido recuperadas y habían sido usadas en actos críminales.

Sin embargo, Busby no dejó de vender rifles, dijeron los fiscales. Las autoridades encontraron más tarde en México una de las armas de fuego catalogadas.

Cada uno de los cinco cargos por los que fue encontrado culpable conlleva una pena de prisión de cinco años y una multa de 50 mil dólares.

Agencias

¿Qué opinas?