Consiguen 50 nuevos equipos de jueces de inmigración

El congresista Henry Cuellar, miembro del Comité de la Conferencia sobre Asignaciones de Seguridad Nacional, anunció que ayudó a conseguir 50 nuevos equipos de jueces de inmigración en el paquete de asignaciones del año fiscal 2019.

Explicó que esto incluye el personal de apoyo, tecnología y espacio de trabajo, además de muchas otras medidas de seguridad en la frontera y lenguaje legislativo que aumenta la eficiencia de los tribunales de inmigración.

El objetivo principal de este logro, dijo es aumentar la eficiencia de los tribunales de inmigración en la frontera, pues en el Proyecto de Ley de Asignaciones del año fiscal 2018, ayudó a asegurar 100 equipos de jueces, sumando un total de 484 equipos de jueces de inmigración.

Y así, con la adición de 50 equipos de jueces en el año fiscal 2019, la Oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración tendrá un total de 534 equipos de jueces de inmigración para abordar el atraso actual de más de 800 mil casos pendientes.

El objetivo es contar con 750 jueces en todo el país, incluidos los supervisores, añadió el legislador laredense.

Cuellar dijo que se ha convertido en una prioridad al aumento de jueces de inmigración en las comunidades fronterizas y recordó que en el año fiscal 2016 se incorporó el lenguaje legislativo para contratar al menos a 55 nuevos equipos de jueces de inmigración, que incluyen jueces, personal de apoyo, tecnología y espacio de trabajo, junto con muchas otras medidas de seguridad para ayudar a procesar los casos de inmigración y aumentar la eficiencia en la frontera.

Además del aumento en los jueces de inmigración, el proyecto de ley incrementa las iniciativas de eficiencia judicial en dos formas: Específicamente, solicita la modificación del procedimiento para que los jueces de inmigración emitan decisiones orales, en lugar de por escrito, y alienta a los jueces a usar audiencias preliminares para evaluar casos para abordar solicitudes innecesarias y reducir los tiempos judiciales requeridos para procesarlos.

“Aumentar el número de jueces para procesar casos de inmigración es una solución de sentido común que debería ser de interés para todos, sin importar la opinión con respecto a la política de inmigración”, explicó Cuellar.

“Con un atraso de cientos de miles de casos activos pendientes, nuestros tribunales de inmigración tienen una necesidad extrema de jueces adicionales para adjudicar estos casos de manera expedita. Por esta razón, solicité jueces adicionales en la frontera, para que podamos acelerar estos procesos y garantizar el trato justo y humano de los migrantes.”, añadió.

“Debido en parte a la falta de jueces disponibles, los inmigrantes en la frontera son detenidos por largos períodos de tiempo o liberados en los Estados Unidos con la promesa de regresar en una fecha posterior en la corte. Ninguna de estas opciones es una buena opción para los inmigrantes o la aplicación de nuestras leyes. Tener más jueces en la frontera ayudará a tratar a los inmigrantes de manera más justa.”, terminó diciendo el entrevistado.

¿Qué opinas?