Orienta Secretaría de Salud sobre la influenza

0
48

CD. VICTORIA, Tamaulipas.- Para orientar a los tamaulipecos lo que deben saber sobre la influenza y evitar cualquier situación que pudiera generar desinformación o alarma, la Secretaría de Salud de Tamaulipas dio a conocer que actualmente no existen brotes de influenza en nuestro país, ni en ninguna entidad federativa y aunque se han registrado casos aislados de influenza estacional AH1N1 en algunos estados de la república, el Gobierno Federal ha señalado que no existe alerta epidemiológica.

El secretario de Salud de Tamaulipas, Norberto Treviño García-Manzo, destacó la importancia de que la sociedad conozca que el virus del AH1N1 ya está considerado como influenza estacional.

Esto significa que luego de la pandemia registrada en el 2009, el virus pasó a formar parte de los virus estacionales (los que circula en forma habitual durante el invierno) y tiene menor agresividad ya que el 95% de la población desarrolla mecanismos de defensa inmunológica, luego de estar en contacto con el virus responsable de la epidemia o pandemia.

Destacó que en Tamaulipas, en los dos últimos años, no se han confirmado casos de influenza; sin embargo, se mantiene una vigilancia epidemiológica permanente en todas las unidades del sector salud y a todos los pacientes con síntomas respiratorios sospechosos, se les toman muestras que son analizadas en el laboratorio estatal de salud pública.

Treviño García-Manzo expuso que para fortalecer la prevención de la influenza en el territorio estatal, desde el pasado mes de octubre se intensificaron las estrategias de vacunación en los grupos de mayor riesgo, niños menores de 5 años, adultos mayores y embarazadas, lo que ha permitido que nuestro estado esté libre de influenza.

La influenza es de inicio brusco y súbito, se caracteriza por fiebre, cefalea, dolor de garganta, postración, congestión nasal, tos, y en casos graves dificultad respiratoria. El 98.5% de los pacientes evolucionan satisfactoriamente, no presentan complicaciones y el cuadro se autolimita en 3 a 5 días. Las complicaciones son raras y entre las más frecuentes destacan las siguientes: neumonía (la causante de la mayoría de las muertes), sinusitis y traqueítis.

Su mecanismo de transmisión es a través del contacto directo con personas enfermas, o por la manipulación de objetos contaminados y las medidas preventivas son:

Aplicarse la vacuna anualmente.
Lavado persistente de manos con agua y jabón.
Evitar saludar de mano y de beso.
Restringir la convivencia con personas enfermas.
No compartir pañuelos ni objetos de uso personal.
Consumir alimentos ricos en vitamina C.
Ingerir mucha agua.

Deja un comentario