Gobernador preside 37 aniversario luctuoso de Emilio Portes Gil

0
70

CD. VICTORIA, Tamaulipas.- “Don Emilio Portes Gil dejó claro que con voluntad es posible superar las adversidades y que con compromiso se pueden construir siempre un Tamaulipas más próspero y un México más justo”, afirmó el Gobernador Egidio Torre Cantú, al encabezar la ceremonia del 37 aniversario luctuoso de este ilustre tamaulipeco.

En el homenaje realizado en el patio central de Palacio de Gobierno, estuvieron presentes el Presidente del Supremo Tribunal de Justicia, Hernán de la Garza Tamez; el Presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado, Ramiro Ramos Salinas; el Presidente Municipal de Victoria, Alejandro Etienne Llano; autoridades de los tres niveles de gobierno y familiares del homenajeado.

En su mensaje, el Ejecutivo Estatal invitó a seguir consolidando juntos el Tamaulipas que todos queremos, guiados por el ejemplo de Emilio Portes Gil. “Hagámoslo unidos porque en la unidad somos más grandes que cualquier adversidad, sigamos sirviendo a Tamaulipas con pasión y compromiso”, expresó.

Señaló que su ejemplo nos enseña cómo hacer de los tiempos difíciles una oportunidad para la unidad y la inclusión, para el desarrollo y la trasformación social, por lo que pidió seguir sirviendo a México, al lado del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, con la convicción de estar construyendo juntos un mejor futuro para nuestros hijos.

Durante la lectura de la semblanza biográfica de Emilio Portes Gil, la Directora del Instituto Tamaulipeco para la Cultura y las Artes, Libertad García Cabriales, señaló que nació en Ciudad Victoria el 3 de octubre de 1890, sus estudios de abogado los efectuó en la ciudad de México, participó en el movimiento revolucionario, fue gobernador de Tamaulipas y Presidente de México del primero de diciembre de 1928 al 5 de febrero de 1930.

En su período en la Presidencia de la República, Portes Gil aceleró el reparto agrario y estableció escuelas agrícolas. También su Gobierno concedió la autonomía a la Universidad Nacional de México, con lo que también cerró un importante conflicto social. Creó la Asociación Nacional de Protección a la Infancia; implantó el Servicio Industrial y de Protección Social e inauguró el aeropuerto de la Ciudad de México.

En la última etapa de su vida, se dedicó a redactar testimonios de las experiencias de su actuación en la vida pública de México. Entre sus obras destacan: Autobiografía de la Revolución Mexicana, y Raigambre de la Revolución de Tamaulipas. Al poco tiempo de haber cumplido los 88 años de edad, Don Emilio fallece en la Ciudad de México, el 10 de diciembre de 1978.

¿Qué opinas?