Arturo Herrera es ahora titular de Hacienda; AMLO insiste en que no cambia política de austeridad

El Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que aceptó la renuncia de Carlos Urzúa Macías, de quien dijo “no está conforme” con el compromiso de su Gobierno para cambiar la política económica de México, y nombró en su lugar a Arturo Herrera Gutiérrez, quien hasta este día fungía como Subsecretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

“Él no está conforme con las decisiones que estamos tomando y nosotros tenemos el compromiso de cambiar la política económica que se ha venido imponiendo desde hace 36 años”, dijo el Jefe del Ejecutivo Federal en un video grabado desde Palacio Nacional.

Consideró que en este cambio “a veces no se entiende que no podemos seguir usando las mismas estrategias”.

“Tenemos que acabar con la corrupción, tenemos que acabar con la impunidad, tenemos que hacer valer la austeridad republicana”, insistió.

López Obrador reiteró esta mañana que sólo combatiendo la corrupción habrá crecimiento económico en el país y no permitiendo los lujos en el Gobierno. “Esta es la fórmula que nos está dando buenos resultados, tenemos buenas cuentas”, aseguró y dijo que ha aumentado la recaudación, que no hay déficit ni ha aumentado la deuda pública.

“Como se están llevando a cabo estos cambios pues se siembra, rechina, y hay a veces la incomprensión o dudas, titubeos, incluso al interior del mismo Gobierno, pero nosotros tenemos que actuar con decisión y con aplomo, por eso acepto la renuncia del Secretario de Hacienda”, sostuvo y agradeció su trabajo.

LA RENUNCIA DE URZÚA

El Secretario de Hacienda, Carlos Manuel Urzúa Macías, anunció su renuncia al frente de la dependencia federal, luego de siete meses en el cargo.

En un comunicado dado a conocer a través de su cuenta de Twitter, el reconocido economista planteó que le resultó “inaceptable la imposición de funcionarios que no tienen conocimiento de la Hacienda Pública”. Y dijo que estas imposiciones fueron motivadas “por personajes influyentes del actual Gobierno con un patente conflicto de interés”.

“Discrepancias en materia económica hubo muchas. Algunas de ellas porque en esta administración se han tomado decisiones de política pública sin el suficiente sustento. Estoy convencido de que toda política económica debe realizarse con base en evidencia, cuidando los diversos efectos que pueda tener y libre de todo extremismo, sea de derecha o izquierda. Sin embargo, durante mi gestión las convicciones anteriores no encontraron eco”, añadió.

“Por los motivos anteriores, me veo orillado a renunciar a mi cargo”, escribió Urzúa y agradeció también el “privilegio de haber podido servir a México”.

El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha sido criticado durante el arranque de su sexenio por establecer metas económicas que no se han cumplido. También ha sido castigado con ajustes a las metas de crecimiento por diversas casas de análisis financiero, tanto nacionales como extranjeras.

Además, las calificadoras internacionales también bajaron de nivel la calidad de la deuda del país y de sus empresas más importantes: Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Urzúa mismo había sido constantemente criticado por la política de ajustes y reducciones de presupuestos en diversas dependencias. El señalamiento más importante fue el que realizó Germán Martínez Cázares el 21 de mayo pasado, cuando renunció a la Dirección General del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

¿Qué opinas?