SUSANA PRIETO, EDUCADORA DE OBREROS

OPTIMUS

Por: Jorge A. Pérez González                                  

www.optimusinformativo.com        

Domingo 10  de febrero 2019

Pues no, no hay oportunidad de dejar el tema del conflicto laboral en Matamoros, ya que tanto los obreros como los empresarios están en plan intransigente, ellos, los obreros del lado de la ley, ahora que la conocen y que también conocen los alcances de su contrato, mientras los empresarios persisten en su empeño de culpar al Gobierno Federal de todo lo que les ocurre.

El conflicto en Matamoros ya rebasó a la industria Maquiladora que tenía el contrato con el Sindicato de Juan Villafuerte, para incluir al de Jesús Mendoza, al de Alfredo Bazán y al de Longoria, quienes aun sin la famosa clausula 47 firmada, tuvieron que acceder negociando el famoso Bono Único y el 20 por ciento de aumento salarial.

Tal vez, a los empresarios no les quedó claro, que por ley se revisan los tabuladores entre el 1 de enero y último de Febrero de cada año, independientemente de en qué mes vence su contrato de dos años.

Pero bueno, una cosa es ser previsor y otra muy distinta fingir demencia, los Paros Laborales y las Huelgas no son ilegales, desde ahí deberían de partir, estos recursos se utilizan cuando hay inconformidad generalizada y se presentan en empresas con contrato colectivo o sin él.

El mejor ejemplo de inconformidad nos lo brindaron las tiendas comerciales Smart y Chedraui, quienes ahora exigen un incremento salarial igual al obtenido por los obreros de maquila, pues ambas empresas en enero desaparecieron los bonos de Productividad, Asistencia y Puntualidad, alegando que el nuevo salario mínimo se había incrementado al doble y continuar pagando los bonos pondrían en serios predicamentos las finanzas de la empresa.

Olvidaron los administradores de estos dos comercios que los beneficios adquiridos no pueden ser eliminados, aun y cuando “pongan en riesgo sus finanzas”.

Ahora Reynosa se comienza a inquietar, mucha culpa debe de tener el Presidente de Index de allá, un mister de apellido Lang, pues sin el menor recato dijo en televisión, que el trabajo del obrero estaba muy bien pagado, ya que ellos solamente juntaban dos piezas y las atornillaban, insensible comentario que lo ubica en la época de las cavernas, pues no considera el esfuerzo que significa estar muchas horas de pie, haciendo un trabajo repetitivo ni el stress que provoca.

Allá surgió un abogado local, de apellido Elejarza, quien emulando las arengas de la Lic. Susana Prieto Terrazas, dijo representar a más de 8 mil obreros y que pretenden irse a la huelga para obtener un aumento del 20 por ciento como se logró en Matamoros, pero además pugnaran por el bono de 32 mil pesos, el ya famoso 20/32.

Decía mi padre, Don Domingo Pérez Maldonado, que la Ley Federal del Trabajo era 50% a favor de los empleados y 50% en contra de los empleadores,  y que por eso había que conocerla muy bien para no cometer errores costosos. Cuánta razón tenía.

Aquí la reflexión, si queremos un pueblo más educado, con mejor nivel de instrucción académica y con aspiraciones, creo que esta es la mejor oportunidad para los obreros, en este mes de enero han aprendido más de leyes que en toda su vida,  pero además han recibido la asesoría de una abogada que emerge de sus mismas filas, pues ella al trabajar en su adolescencia en la industria maquiladora como obrera, conoció de primera mano, los beneficios del trabajo y la superación, así como los abusos por la ignorancia de los trabajadores.

Esta semana, vi un compromiso personal de la abogada con una jovencita obrera, en donde en un papel escribió, Yo Susana Prieto, me comprometo con Andrea Aguilar Márquez a pagar sus estudios universitarios al 100% y una cantidad en efectivo para peseras, su firma y la fecha 4 de febrero del 2019.

El ejemplo que deja la abogada, es encomiable, muchos obreros jóvenes se preocuparan aún más por la educación superior, creo que la motivación para ellos será enorme, pues la abogada es una auténtica figura pública en Matamoros y basta seguir sus redes sociales para confirmarlo.

Desde mi perspectiva, se convirtió en  SUSANA PRIETO, EDUCADORA DE OBREROS.

Jorge Alberto Pérez González

www.optimusinformativo.com                           

optimusinformativo@gmail.com

¿Qué opinas?