PONCHO PILATOS

OPTIMUS
Jorge Alberto Pérez González
www.optimusinformativo.com
optimusinformativo@gmail.com

En Marzo del 2012 comenzó a publicarse una serie de escritos a manera de columna política en internet y para consumo solo local en Matamoros, con gran habilidad moviéndose en el medio social de la “High Society”, su primer incursión fue para demandar acción al Gobernador de entonces, Egidio Torre Cantú y al Presidente Municipal de aquellos tiempo, Alfonso Sánchez Ruelas, a la luz de los hechos donde desaparecieron varios integrantes de la familia Cazares.

La sociedad comenzó a hablar pues de la Columna Tamaulipas y lo que se intuía como un espacio para poder quejarse de los abusos de los narcos, termino convirtiéndose en chisme de toda la sociedad, pues continuó señalando las propiedades que en Brownsville habían adquirido el ex Presidente municipal de Matamoros Erick Silva y su Secretario de Obras Manuel Polanco.

Ya “encarrerado” el gato, con lujo de detalles publicó fotografías obtenidas de un catálogo de casas en venta, de una lujosa residencia adjudicándole la propiedad al ex gobernador Tomas Yarrington Ruvalcaba, provocando con ello un gran rencor social en esta fronteriza ciudad, lo cual resultó falso pues no apareció esa propiedad en las investigaciones contra el ex gobernador.

En sus diarias colaboraciones, mencionó a políticos de Tamaulipas haciendo una minuciosa recopilación de todo lo que escribían en el estado los analistas serios y los no tan serios, con la dudosa credibilidad de que solo los del PRI y el PRD eran malos, pero realizando comentarios sarcásticos contra algunos panistas, que más bien parecía publicidad subliminal.

Supo concentrar en un espacio reducido, todo lo negativo que se leía a través de la síntesis diaria gubernamental, pero con un objetivo claro y definido, para no tocar ni con el pétalo de una rosa sus querencias particulares.

Es muy notorio por ejemplo que de los señalados con Alerta Migratoria en el caso TYR, algunos nunca se mencionaron en su espacio, así como en el caso de alguna fórmula política al senado, donde solo era señalado uno de los integrantes.

Esto para cualquier analista no pasa desapercibido, sobre todo cuando las denuncias sobraban y los señalamientos se hacían sin distingo.

No escaparon de sus garras, nombres como Oscar Luebbert, Miguel Salman, Ramón Garza Barrios, Manuel Cavazos Lerma, Andrés Manuel López Obrador, Carlos Romero Deschamps, Eugenio Hernández Flores, Josefina Vásquez Mota, Arnulfo Rodríguez, Elba Esther Gordillo, Humberto Moreira, Héctor Javier Villarreal, Josefina Vázquez Mota, Felipe Calderón, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, Carlos “Chito” García y hasta Héctor Escobar y otros muchos más.

Pero también es menester mencionar a quienes merecieron notas favorecedoras, como es el caso de Carlos Valenzuela, Salvador Treviño, Yannin García, Lupita Flores de Suarez, Leticia Salazar, Luis Biasi, Baltazar Hinojosa, Alfonso Sánchez y Mónica González.

Gracias a una investigación de la IP para determinar el origen de los correos electrónicos en que sustentaba su distribución, se pudo dar con el domicilio desde donde se hacían los envíos de la columna, ubicándose en Brownsville Texas, concretamente en la casa de Enrique Valenzuela Valadez, hermano del entonces diputado local Carlos Valenzuela.

En su constante irresponsabilidad ha tenido que borrar muchas columnas que le podrían haber acarreado demandas millonarias, pero esta semana en particular, hubo una donde menciona al gobernador de Ustedes, en un juicio radicado en Texas contra él y su familia, la profusión de los envíos por correo electrónico y whatsapp fue enorme, a tal grado que varios columnistas nacionales mencionaros el tema, entre ellos Ricardo Alemán, quien para su artículo solo practicó el ya muy famoso “Copy-Paste”.

El recordar la historia y las lecturas añejas, me hizo dar una revisada al sitio web de Columna Tamaulipas y para mi sorpresa ya no aparece esa nota, así como algunas que basándose en notorias mentiras o en delitos contra la ley de imprenta, fueron retiradas.

Sin embargo queda la duda si la revivieron sin utilizar el origen con toda la intención de fastidiar o si tiene nuevos elementos con suficiente bagaje como para considerarla seriamente preocupante para el gobierno en turno.

A veces acusar con mentiras, tiene la grave consecuencia de inmunizar al receptor, la página antes tenía 2 anunciantes; Restaurant Mi Pueblito y Península Resort, hoy solo le queda este último, para poder saber ahora que persiguen, habrá que ver de quien es la mano que mece la cuna y quien se esconde bajo el seudónimo de PONCHO PILATOS.

¿Qué opinas?