Entre la realidad y el cinismo…

Con parte de un libreto arrancado de un cuento de terror y misterio este México se mueve rápidamente aunque desconocemos el rumbo y destino.

Vaya, la incertidumbre es tanta que a muchos, más que cuento de terror, nos parece una fábula, un cuento mágico donde aparece de todo y cualquier cosa toma vida para enseñarnos los pecados, los excesos, nuestros vicios, nuestras virtudes.

Van los ejemplos.

Graco Ramírez, Gobernador de Morelos, quien sabe sin con un descomunal cinismo o la sinceridad a flor de piel, ofrece una entrevista a El Universal, ahí se desnuda, reconoce la penetración de la delincuencia en los gobiernos del PAN, del PRI, del PRD del que forma parte, ofrece dichos donde presuntamente políticos de altos vuelos le han ofrecido pactar con la delincuencia y han llegado a amenazarlo, asegura que esa situación la ha dado a conocer al Secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong, pero se niega a revelar nombre a la prensa.

Va más allá el gobernador morelense, en algo que parece inverosímil por venir de un miembro distinguido de la izquierda y del PRD, asegura que todo el trabajo para desestabilizar el gobierno de Enrique Peña Nieto obedece a intereses de la delincuencia de quitarlo del camino, por eso, dice, tantos escándalos y el financiamiento de tantas movilizaciones, lo menciona con todo y que gran parte de los inconformes son de su partido o presuntamente afines ideológicamente como Andrés Manuel López Obrador.

Ese es el escándalo de un gobernador que a la vista de todos es bueno para el chisme pero muy malo para poner tras las rejas a los delincuentes, a quienes lo amenazan, a quienes lo han querido llevar con los delincuentes.

Dentro de todo ese inexplicable entorno, de política y delincuencia, surge el escándalo mediático de los Senadores del Partido Acción Nacional que alientan con todo su poder político la creación de una fiscalía anticorrupción en México, un organismo que comande, dicen ellos, un Eliot Ness (aquél policía gringo que acabó con la mafia de Chicago en los años 30 del siglo pasado, con Al Capone) mexicano que acabe con todos los políticos metidos a la delincuencia o todos los delincuentes metidos a la política.

Por supuesto, el cuento parece con toda la buena voluntad de regresarle la paz al pueblo, sin embargo conforme avanzan los días va tomando el cariz de otra fábula más, le digo, quizá de un cuento de terror.

Resulta que el PAN lo que quiere es que ese “Eliot Ness” que México necesita se personifique en Juan Miguel Alcántara Soria, para más señas, dos veces Diputado federal por el partido azul, subprocurador General de la República, Secretario Ejecutivo del Sistema de Seguridad Pública en el gobierno de Felipe Calderón, y ahí es donde la marrana torció el rabo, el sistema de procuración y administración de Justicia de Felipe, y de Fox, fueron de los más corruptos, de los más involucrados por la delincuencia al grado que esos 12 años de gobierno fueron un desastre en la materia y la incubadora de muchos de nuestros problemas, les ayudaron a crecer a un ritmo más rápido de cómo lo hacían los priístas en el gobierno federal.

Le digo, de los cuentos de terror pasamos a la fábula sin descubrir la frontera entre uno y otro género literario, es más, la mezcla no permite percibir con cuál de los dos cuentos nos iría mejor o podríamos quedarnos, de pronto todo nos da miedo, terror pero la situación empeora aun en las fábulas donde animales y cosas, disfrazados todos de políticos, toman vida y siempre entre la realidad y el cinismo.

En otras cosas… para endulzar un poco las noticias, y para que se dé cuenta que vale la pena seguir en el esfuerzo de ser mejores, le voy a reproducir información que de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, ayer se empezó a filtrar y es respecto de la premiación de la Asamblea Universitaria a sus estudiantes e investigadores.

En ese aspecto dicen: “Lo que hace la UAT en investigación, es el trabajo que hacen los países de primer mundo, cuya base es que la investigación científica sea pertinente y atienda las demandas de la sociedad”, aseguró el Dr. Juan Miguel Jiménez Andrade, investigador de la Unidad Académica Multidisciplinaria Reynosa Aztlán de la Universidad Autónoma de Tamaulipas.

Al recibir el Premio al Investigador Joven, otorgado por la Asamblea Universitaria, por su trayectoria en investigación sobre la búsqueda de nuevos medicamentos, Jiménez Andrade, señaló que estos proyectos podrían aumentar la calidad de vida de los pacientes con cáncer.

“Estamos investigando fármacos que disminuyan el dolor, pero sobre todo, que aumenten la formación de hueso y disminuyan la destrucción del hueso debido a la edad, artritis y cáncer”, indicó, buscamos realizar ensayos clínicos, para probar estos fármacos en humanos”, subrayó, tras apuntar que estos esfuerzos podrían ser la punta de lanza de la investigación farmacológica en nuestro país.

Ahí la razón de la esperanza en el sentido de que las cosas se pueden componer, hay material humano, se forman más científicos y especialistas en ese aspecto en las aulas y no solo de la UAT, sino también de otras instituciones de nivel superior, como los tecnológicos, las universidades politécnicas, y otras.

Les dejo el twitter @gatovaliente para que nos siga, también el correo electrónico y la cuenta de facebook a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com

¿Qué opinas?