ENTRAMPADO EL PRI

OPTIMUS
Jorge Alberto Pérez González
www.optimusinformativo.com
optimusinformativo@gmail.com

Producto de su propio desprecio a los estatutos y al respeto a la militancia, el PRI de Tamaulipas se encuentra en un callejón sin salida, muy de moda el término, ya ve usted que ahora también hay túneles sin salida que alcanzan difusión nacional en horario triple A.

No tiene para donde hacerse el anteriormente conocido como partido de las mayorías, pues los errores acumulados rompieron el equilibrio que poseía y que le daba la oportunidad de mantenerse como un partido monolítico.

Se puede hacer toda una reseña, pero no es necesaria cuando es del dominio público gracias a los analistas políticos que han dado cuenta en todos los diarios y portales de noticias, de la aberración cometida al mantenerse en el liderazgo sin poder.

La inconformidad es ya generalizada y la imposición será imposible, pues no son solo los jóvenes con ímpetu quienes los cuestionan, también aquellos que llevan de bagaje un cúmulo de experiencia y una lealtad comprobada.

El PRI estatal en Tamaulipas ha sido acusado de todo, desde la manipulación por parte de quienes cedieron la elección a cambio de impunidad, hasta de secuestro agravado por el mal uso de las prerrogativas.

Les falto creatividad, pues si se trataba de posponer la designación por 180 días, solo tenían que utilizar el recurso de las renuncias por motivos de salud y con tres interinatos hubieran logrado el objetivo sin violar los estatutos.

La prelación está contemplada sin límites, pero seguramente a la mano que mece la cuna no le pareció contundente el camino legal, pues educar un cachorro lleva tiempo. (O tal vez, en un arranque de soberbia pensó: ¡A mí me la Prelan!)

Extraña y mucho la pasividad de tantos, lo evidente es que está en juego la candidatura al Senado del 2018, el objetivo es claro, que no crezca nadie que pueda aspirar, pues entonces el escenario dictado desde la capital del país, se puede complicar.

Pero ya lo hicieron, un partido que no ha sabido ser oposición tiene como destino el fracaso, tanto pelear por una candidatura que pudiera darse el caso no alcance el triunfo, vamos, ni siquiera la primera minoría.

Y todavía no se conocen las reformas que en tiempos de crisis de credibilidad se pudieran dar de última hora.

El estira y afloja continua en el centro, los liderazgos nacionales tampoco pueden convencer a sus legisladores sobre la Ley de Seguridad Interior y de ahí se derivan los cambios políticos necesarios para garantizar su permanencia, el decoro se ha perdido cuando las plataformas políticas antaño alejadas se acercan peligrosamente.

La Derecha engulle al Centro y la Izquierda se fortalece.

Las voces en Tamaulipas se alzan, no se aprecia que fue más letal, si la inconformidad elevada a tribunales de Enrique Cárdenas del Avellano, desde Ciudad Victoria o la respuesta contundente de la Comisión de Justicia Partidaria.

Tampoco se sabe si la inconformidad de Humberto Valdez Richaud, desde Reynosa hizo mella, o si el desprecio de Aida Zulema fue solo un clavo más al ataúd.

Recientemente nadie entiende a donde llegaron los graves señalamientos de Enrique Arreola Loperena, desde Ciudad Mante, fue “más noticia” saber que el Comité Directivo Estatal le negó la entrada a la reunión de trabajo donde designaron delegados a la Convención Nacional.

El reclamo de Juan Alonso Camarillo por un piso parejo para todos los aspirantes, refleja la seguridad de que se trama una nueva imposición, así se entiende cuando lo dice alguien que tiene la suficiente experiencia y conocimiento interno del partido.

El golpe demoledor lo da desde Tampico Roberto González Barba, pues hace pública una carta donde reconoce llenar todos los requisitos de la convocatoria del CEN que el PRI estatal no ha dado a conocer.

Nuevo Laredo está muy lejos, mientras que en Matamoros nadie le ha dicho a su presidente que su periodo ya feneció y que por dignidad debe de presentar su renuncia al Comité Municipal, tal vez sigue esperando la línea de la misma mano que mece la cuna de Aida o tal vez, Baltazar anda tan ocupado que no le ha podido llamar por teléfono, para recordarle que su periodo culminó en febrero.

Ya no hay marcha atrás, los hechos son contundentes, está ENTRAMPADO EL PRI.
2017

¿Qué opinas?