EN DUBAI

Jorge Alberto Pérez González

www.optimusinformativo.com

optimusinformativo@gmail.com


Como ya comenzó el periodo oficial de vacaciones de gobierno, cierto estoy en que de nada servirá escribir el articulo semanal tocando temas de actualidad politica , pues los mas interesados en el tema, no querrán saber nada de malas noticias sobre su actuar cotidiano.

Por ello, escribiremos mejor para los amigos y recurrentes lectores, que no solo buscan aquí temas políticos, sino también historias perrunas, buena vibra y desde luego temas de reflexión para poder compartir, por ello escribiré sobre las motivaciones para andar rodando por los Estados Unidos para completar un reto que muchos motociclistas buscan.

Debo decirle primero que mi pasión por rodar inició a muy corta edad, la primer motocicleta que adquirí con mis ahorros fue a los 16 años de edad, mi padre nunca estuvo de acuerdo con la adquisición, recuerdo el día que se la presenté, hizo una mueca, nunca le gustó el color gris en nada, después me pidió que me subiera y la enderezara, y ya así, me dijo: «Trata de no chocar, la carrocería eres tu».


No se si fue un anticipo pero un año mas tarde, sufrí mi primer accidente en moto, un día lluvioso en la colonia Jardin, un auto no me vio y al dar la vuelta rumbo a su domicilio me estrellé sin soltar el manubrio, así que me quebré ambas muñecas, en mi convalecencia, mi padre se encargó de vender la moto y utilizar los recursos en algo mas productivo, por ejemplo los gastos de Universidad.

De esa época mi agradecimiento mayor es para mi madre, pues en tres semanas que permanecí enyesado, ella se encargó de mantenerme limpio y eso que entonces no existían las toallitas húmedas.

Hoy recorro el norte de los Estados Unidos a fin de completar rodados, todos los estados, un reto que comenzó en el 2007 con un viaje peculiar, entre Playa Bagdad en Matamoros e Imperial Beach en San Diego, el objetivo era llevar una concha del Golfo de México para depositarla en el Océano Pacifico, el problema fue que el día de partir, no encontré ninguna concha en la playa, vamos ni siquiera un esqueleto de Ostión, así que lo que viajó conmigo fue una piedra, la cual fue sumergida en su destino final. De ese viaje nació el reto que si Dios lo permite, después de 12 años se podrá cumplir la semana que entra.


El pasado lunes 8 iniciamos el recorrido, como siempre en estos casos con una gran motivación en redes sociales, pues como en los anteriores viajes, son muchos los que me acompañan virtualmente para darme ánimos y sorprenderse de las distancias recorridas, de las anécdotas vividas y de las imágenes compartidas.La verdad yo agradezco mucho los comentarios, las bromas y las preguntas, algunas con mala intención que me hacen, otras para saber mas sobre este mundo del motociclismo de aventura y de turismo.


No me siento mas que nadie, conozco varios motociclistas que ruedan mas que yo, pero no lo hacen publico y sus razones deben de tener, pero así como yo respeto su decisión, se que ellos respetan la mía de compartir y anticipar los recorridos.


El primero y segundo día, todo fue normal, pernocta en Galveston y Nueva Orleans, pero la salida del tercero se retrasó, pues el huracán Barry comenzaba a formarse frente a donde estaba, así que inundó la ciudad que se asienta a 8 metros bajo el nivel del mar. Un rescate de amigos para salir del hotel y recoger la moto en el estacionamiento fue parte de la aventura, que concluyó con la moto inundada en una salida rumbo a la I10, que hizo un tiempo de espera adicional de 1 hora pues se mojaron las bujías.


Hubo necesidad de cambiar la ruta para evitar encontrarnos con mas agua y funcionó, pero ademas resulto favorable, pues la rodada por Kentucky se adelantó, razón por la cual , ahora se completarán todos los estados a la llegada a Milwaukee, pues ahí en Wisconsin se completan los 49 estados del continente, ya que Hawaii quedará para un futuro, pues comprobado está que mi moto no flota.


Gracias por dedicarle tiempo a esta lectura, la semana que entra les comentare si se completó el reto, y una disculpa para los políticos que andan de vacaciones por hacerlos perder su valioso tiempo leyendo estas nimiedades, cierto estoy que no es lo que esperaban allá EN DUBAI

¿Qué opinas?