EL ÚLTIMO TANGO DE SALVADOR ALLENDE

El Kalusha, hermoso perro labrador negro, perdón, de color, está ansioso y feliz , sabe que con la llegada del otoño llegan las noticias que tienen que ver con la sensibilidad y el arte.

Cada trozo de papel periódico que llega volando a su territorio es escudriñado con interés por el can, buscando las buenas nuevas de las bellas artes, para poder escoger a donde va a ir.

La Serena, su virgen esposa, (recordemos que no ha podido consumar su matrimonio por cuestiones simples de la edad), lo observa con curiosidad y ha notado que la pagina roja no le interesa en lo absoluto, pero bajo el colchón de sus sueños, tiene recortes varios.

Quiere ir a ver Ludópatas, del director de teatro riobravense, Medardo Treviño, pues dice mi perro que es una historia divertida y actual, en la que dos mujeres se reencuentran junto a las maquinitas, para expiar sus culpas y lamentar su mala suerte.

El Kalusha dice que conoce a Medardo, yo lo dudo, pero tengo que otorgarle el beneficio de la duda.

También conserva aunque en un rincón muy apartado, la información sobre El Circo de Moscú sobre Hielo, el cree que lo van a dejar entrar gratis a las instalaciones de la UAT, pues dice que trae carnet diplomático de Canadá, lugar donde vivieron sus ancestros y que tiene el clima muy parecido al de Rusia.

Yo no sé porque presume capacidad para soportar inclemencias del tiempo, cuando aquí en casa, hasta en verano se abriga.

Con fotografía y toda la cosa, tiene la publicidad de Oscar Chávez, leyenda mexicana del canto popular, porque ahora resulta que tras el fracaso en Tamaulipas del Partido Verde, el anda coqueteando con la izquierda y como sabe que Oscar es amigo de Ebrard, tratará de acercarse para cantar con él: «Que de donde amigo vengo, de una casita que tengo allá por el Pedregal».

Mi perro todavía no sabe que viene Astrid Haddad, pero cuando se entere seguramente querrá ir a ver los extraordinarios vestuarios que enmarcan su tesitura. Todo un espectáculo la Señora.

Su interés cultural lo ha hecho que no tenga ojos más que para la información disponible, su joven esposa ya entró en su periodo de estro, pero él no se ha dado cuenta de los afanes de la perra, pues sigue buscando información.

Me dice a ladridos que le urge ir a visitar un Pueblo Mágico, pues allá en Ciudad Mier se presentará Viola Trigo con sus bellas canciones que nos permiten recorrer la geografía nacional, con notas y acordes.

Me pidió unos lentes graduados, pensé que le fallaba la vista, pero no, dice que son para ir a Reynosa a la presentación del libro del embajador de Chile en México, Roberto Ampuero, que lleva por título, EL ÚLTIMO TANGO DE SALVADOR ALLENDE.

¿Qué opinas?