El menos peor…

Ayer veía una entrevista que una televisora nacional le hacía al PEJE, el periodista CIRO GOMEZ LEYVA le cuestionaba que haría si gana la presidencia de la Republica en el 2018 con quienes se roban la gasolina.

ANDRES MANUEL se enredó con sus propias palabras, luego dijo que convocaría al pueblo.

El conductor pregunta nuevamente y el PEJE dice que si se tiene un Presidente de la República honesto los Secretarios de Estado, gobernadores y presidentes municipales también lo serian, pero sigue sin una respuesta clara a pregunta expresa.

Luego LOPEZ OBRADOR dice que los principales ladrones son de cuello blanco y CIRO GOMEZ LEYVA insiste, si, ¿pero qué haría con ellos, los castigaría?, titubeante el PEJE contesta, “si, los castigaría” pero no aclara el cómo.

El video de la entrevista circula en las redes sociales y la reacción de la gente no fue muy favorable para el tabasqueño, no se vieron aquellas reacciones de apoyo al dueño de MORENA como en otros casos, al contrario hasta le insultan y reclaman el no tener una idea clara de lo que puede hacer con el país y no saber cómo combatir la delincuencia, corrupción e impunidad.

Dice el PEJE que de entrada retirara al ejército de las calles, también eso dijo ENRIQUE PEÑA NIETO, entonces ¿por qué deberíamos creerle a LOPEZ OBRADOR?

Igual dijo el PEJE en la entrevista que no enviaría al ejército o fuerzas federales a detener a quienes roban a PEMEX ¿les ira a mandar una cartita de presentación para que se entreguen o cómo? Porque en muchos estados ni policías municipales hay.

La verdad en la entrevista se ve que el PEJE no tiene ni idea de la magnitud del problema, tampoco trae una estrategia concreta para atacar los grandes males de este país.

Sacar a México adelante no solo es con buenas intenciones, es con grandes y bien estructuradas acciones, tampoco los males se terminan como por arte de magia, se lleva su tiempo, claro, siempre y cuando las autoridades tengan la intención de hacer las cosas correctamente, así es que tampoco puede decir que terminara con todo lo malo antes de que cante un gallo, eso es engañar a la gente.

Más allá de filias y fobias, de apasionamientos políticos o rencores contra el sistema por las afrentas en contra del pueblo, alguien se ha preguntado, en verdad, ¿Qué sucedería si ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR llega a convertirse en Presidente de México?

Incertidumbre, desconocimiento total de lo que pueda suceder es lo que se tiene, porque a decir verdad nadie sabe cuál será el actuar de nuestros mandatarios hasta que entran en acción.

Por lo general apenas asumen el poder mutan, se vuelven irreconocibles, las promesas de campaña se tiran a la basura, la esperanza del pueblo fenece al ver que no son ni tantito parecidos a lo que eran cuando andaban buscando el voto, ANDRES MANUEL no es la excepción, y si a eso le sumamos que no fueron ni capaces de diseñar una estrategia para atentar los temas torales pues el resultado puede ser desastroso, aunque pensemos que no podemos estar peor, si puede suceder.

ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR a pesar de ser quien hasta hoy encabeza las encuestas igual trae sus pecados de corrupción, no es una blanca palomita, no solo es el caso de EVA CADENA o el señor de las ligas.

Pero la decepción del pueblo con los partidos que han gobernado este bello país es tan grande que son capaces de votar en contra de lo que represente el PRI o el PAN y a eso es a lo que le apuesta el PEJE.

Triste es que a estas alturas del partido los mexicanos aun no tengamos un panorama, ya no digo bueno, sino mediadamente definido de que personaje puede llevar con bien los destinos de este hermoso país.

Y la verdad es que aquí ya no debe aplicar el viejo refrán que reza, “más vale viejo por conocido que nuevo por conocer”, o la resignación cuando dicen “cierto, también es corrupto y ladrón, pero pues los que están ya robaron mucho, ahora que roben otros”.

No, eso no puede ser, el pueblo tiene que analizar bien, no solo las propuestas o que se sienten los salvadores del mundo sino que traen arrastrando, que menos afectara al pueblo y que será lo que más beneficiará.

Cierto, de todos los que ya andan encarrerados por la Presidencia de la Republica quizá ninguno se salve, todos han gozado de las mieles del poder e igual han quedado a deber y asuntos negros por resolver, pero aun así mucho cuidado debemos tener, es mucho lo que está en juego, no es solo nuestra tranquilidad y bienestar, es el futuro de las nuevas generaciones, de ahí que es menester, sin filias y fobias, con la mente fría y el corazón palpitante analizar quien puede ser mejor, no elegir al que en campaña parecía el menos peor.

¿Qué opinas?