CRONICAS POLITICAS

NTZ, lecciones de dignidad parlamentaria

     Por Alberto Guerra Salazar

CIUDAD VICTORIA, (ASI).— Abrimos la colaboración con esta anécdota: un funcionario inauguró una escuela y en la placa conmemorativa mandó poner este texto: “este edificio se construyó con el dinero que dejamos de pagarle a García Valseca por concepto de publicidad”.

El coronel era dueño de una cadena de periódicos que doblegaba a políticos y funcionarios aunque había algunos que se rebelaban y se negaban a contratarle espacios. En un libro autobiográfico, García Valseca presumió que de niño vendía empanadas de vigilia en su natal Puebla, pero de adulto vendía empanadas de cultura.  

Hoy es Día del Periodista, pero como muchas otras hermosas tradiciones, está en desuso la celebración. Y la anécdota es pertinente porque aquel funcionario prefirió gastar dinero público en la construcción de una escuela, en lugar de invertirlo en imagen.

Eso nos da pie para preguntar dónde está el dinero de la dirección gubernamental de comunicación social presupuestado por el Congreso local, si no se gasta en ese rubro.

El periodismo tamaulipeco está en apuros financieros debido a que el gobierno estatal, panista, su cliente número uno, decidió limitar el número de convenios comerciales de publicidad y reducir drásticamente los montos vigentes desde hacía muchos años.

Pero además, las facturas dejan de pagarse hasta en períodos de seis meses, lo que hace tronar las finanzas de muchas empresas del ramo; más de un periódico ha dejado de imprimirse, por bancarrota, dejando a cientos de trabajadores en la calle.

El gobierno estatal, panista, no inventa pretextos para justificar este desprecio hacia la Opinión Pública, pero se descarta que sea la austeridad, porque comitivas oficiales han viajado a China y El Vaticano, en franco plan turístico.

El ahorro que se genera al dejar de gastar el dinero autorizado por el Congreso local en materia de difusión de actividades gubernamentales, tampoco se refleja en la construcción de obra pública, simplemente porque este gobierno no hace obra pública.

Además de no gastar en prensa, el gobierno de Francisco García Cabeza de Vaca carece de una oficina de comunicación social que se encargue siquiera de subir boletines a su página web. Los pocos que aparecen son de fechas viejas, antiguas, caducas.

El mismo mandatario es renuente al trato con periodistas y no se le conoce ningún amigo en el medio; no es afecto a las entrevistas y sólo hace declaraciones en la Ciudad de México y en El Norte, a veces como inserciones pagadas, con temas que son de su particular interés.

El único antecedente de mal trato a los comunicadores, data del sexenio de Manuel Cavazos Lerma (1993-1999), cuando también hubo una brutal represión, en lo económico y en lo judicial, pues muchos pagaron con cárcel, exilio y asfixia económica, la antipatía gubernamental.

En otros temas, hoy se verán las caras en Reynosa el Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador y Cabeza de Vaca, pero se descarta que salten chispas pues el hombre de Macuspana Tabasco es un hombre educado, de acendrada urbanidad política.

Así lo demostró la semana anterior en Torreón, Coahuila, cuando la gente empezó a gritar consignas contra el PRI en un evento público. Andrés Manuel pidió el micrófono para pedirles que se comportaran con respeto, porque la campaña quedó atrás. Es la hora de la reconciliación, dijo.

Así lo hará hoy en Reynosa. AMLO conoce la historia completa de Cabeza de Vaca, de arriba abajo, desde que era joven, pero no le hará recriminaciones delante de la gente. En todo caso, hablarán en privado y se pondrán de acuerdo para trabajar juntos.

Grupos de ciudadanos, empresarios, agricultores, familias de desaparecidos, estarán aguardando la oportunidad de hacerse escuchar por el Presidente de la República. Como se trata de su primera visita a Tamaulipas, se ignora si será accesible o si sus escoltas lo pondrán en una burbuja, como la que protege a Cabeza.

Hasta Kiko Elizondo Salazar anunció que hará una protesta frente a López Obrador, a nombre del PAN, contra lo que él llama un engaño, la anunciada reducción al 8 por ciento, del IVA

Ayer, la periodista internacional Reyna Luna, denunció en su portal Sin Fronteras, que un funcionario del gobierno del Estado le negó acreditación para asistir al evento de López Obrador, con el pretexto de que los espacios están reservados para medios de carácter nacional.

En temas políticos, los jerarcas del PRI tamaulipeco siguen de vacaciones a pesar de que el tiempo está encima para la designación de candidatos a diputados locales. Yhaleel Abdalá Carmona desperdició la oportunidad de echarle porras a su partido con motivo de que recuperaron el manejo del ayuntamiento de Monterrey.

El partido tricolor permanece en un lastimoso tercer lugar en las preferencias ciudadanas y con escasas posibilidades de recuperar terreno en las elecciones de este año, de allí la importancia de que ganara al PAN en las urnas, por segunda ocasión, la capital de Nuevo León, para convertirlo aquí en motivo de fiesta.

Pero Yahleel no publicó siquiera una felicitación a sus compañeros de partido de Monterrey, de Nuevo León.

También trae perdida la brújula el amigo Roberto González Barba, presidente del PRI en Tampico, pues gasta mucha pólvora en “combatir” a López Obrador, a su Gabinete, a sus acciones, a MORENA, perdiendo de vista que el enemigo está aquí, en el PAN-gobierno.

Tal parece que los jerarcas del partido tricolor no quieren tocar ni con el pétalo de una denuncia los excesos que comete Cabeza de Vaca y su abyecto Congreso local.  

El pastor parlamentario Glafiro Salinas Mendiola debiera leer el libro El Método clínico en la práctica política, escrito por Luis Roberto Botello Suárez, sobre la trayectoria del médico Norberto Treviño Zapata.

El Presidente Adolfo Ruiz Cortines hizo de NTZ diputado federal y Gobernador de Tamaulipas, presidente de la Gran Comisión. En la página 60 del libro se narra la anécdota donde nuestro paisano tuvo los arrestos para decirle NO a su jefe y amigo, en una sesión plenaria que debía autorizar el uso de una condecoración extranjera, a un funcionario mexicano.

Se trataba de un asunto ordinario, irrelevante, común, de aprobación obligada, sobre todo porque era una propuesta del Presidente. Pero cuando se expuso ante el pleno de diputados, uno de ellos se puso de pie para pedir que se rechazara, porque el funcionario que recibiría ese homenaje de un gobierno extranjero, había asesinado a su hermano y quedado impune.

Dice el relato del escritor Botello Suárez, que los diputados fijaron sus miradas en el presidente de la Gran Comisión, para imitar el sentido de su voto, y don Norberto hizo de tripas corazón y votó en contra. Por congruencia, por respeto a la institución que representaba, en honor de la soberanía de ese poder, por dignidad.

Está comprobado que Glafiro y sus colegas del PAN se lo deben todo al Gobernador, pero deben de guardar compostura, decoro, respeto para sí mismos y la historia.

En la nota roja no hay variantes: otros dos ejecutados en Ciudad Victoria, en episodios por separado, y en Río Bravo hubo persecuciones, balaceras y dos abatidos, en el centro de la ciudad.

Cumplen años Bertha Alicia Guerra de Federico Alanís Peña, Max Barraza. Dejó de existir la madrecita del ingeniero José Julián Sacramento Garza, cuñado de Gustavo Cárdenas Gutiérrez, representante del gobierno estatal, panista, en Nuevo León.

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.com

¿Qué opinas?