CRONICAS POLITICAS

Ni Santa Claus hubiera ganado al PAN

     Por Alberto Guerra Salazar

CIUDAD VICTORIA, (ASI).— Ahora que está de moda la rendición de informes de parte de los legisladores, sería oportuno que realicen una evaluación sobre el funcionamiento del sector salud y del sector educativo, pues ambos tienen muchas deficiencias.

Porque no basta con que se hagan lamentaciones y repartan culpas, deben diputados y senadores tomar medidas para conseguir que los funcionarios, estatales y federales, asuman sus responsabilidades.

Matamoros tuvo una crisis social en el puente nuevo internacional, cuando cientos de migrantes extranjeros violentaron el clima de tranquilidad y ocuparon la calle de acceso al puente que conduce a Harlingen, Texas.

Ayer en Reynosa, el senador del PAN Ismael García Cabeza de Vaca ofreció una conferencia de prensa para quejarse de que el gobierno federal no intervenga en Tamaulipas para resolver este problema, por ser de su competencia.

Sería un enorme beneficio para Tamaulipas, que diputados y senadores, de una u otra bancada o todos juntos, entrevisten a los funcionarios federales del ramo, para exigirles que no le saquen la vuelta a sus responsabilidades y actúen en consecuencia.

La red hospitalaria de Tamaulipas está en ruinas y lo mismo se puede decir de los planteles escolares. Ambas dependencias funcionan con recursos del Estado y de la federación, pero de una manera anárquica y caótica, al grado de que pacientes y alumnos no son atendidos con eficiencia y rapidez, en sus necesidades.

Los informes legislativos no reflejan la actividad personal de los representantes populares, debido a que presumen la acción conjunta de la Legislatura a la que pertenecen. Son solo eventos auto-complacientes, para alimentar la vanidad.

Lo realmente importante, es que diputados y senadores se fajen los pantalones y exijan a los representantes del poder ejecutivo, que cumplan su trabajo y resuelvan problemas.

El tema de la seguridad también es un renglón de la función pública que está abandonado, pese a que se repiten los episodios de violencia en todos los municipios.

El jueves y madrugada del viernes hubo balaceras y persecuciones en Río Bravo, a la altura de la brecha 109 que conduce a Valle Hermoso, entre soldados y pistoleros, con el saldo de entre 5 y 12 personas fallecidas.

Se habla en redes sociales de vehículos chocados y abandonados en cinco colonias, por donde se corretearon policías y delincuentes. No está confirmado, pero existe la versión de una camioneta que explotó y se consumió por el fuego, con tres personas a bordo.

Todavía ayer se produjo otra balacera a la altura del poblado Palo Blanco, en la carretera Río Bravo-Reynosa, donde un sicario fue abatido y un policía recibió varios impactos de bala.

En Reynosa, la Guardia Nacional y la policía federal capturaron a seis secuestradores y liberaron a un joven al que llevaban cautivo en la cajuela de un vehículo.

En la colonia Jarachina norte, también en Reynosa, tres pasajeros de un VW Passat fueron balaceados y dos de ellos murieron y el otro quedó mal herido.

En Altamira, una denuncia anónima permitió capturar a un policía estatal que se hacía pasar como inspector de alcoholes, para exigir dinero a cambio de “autorizarles” la venta clandestina de cerveza y otras bebidas.

Esta práctica es ordinaria en ciudades de la frontera, donde los uniformados ponen a cuota a los dueños y encargados de cantinas, bares y discotecas, sin importarles que tengan sus permisos en orden.

También hacen los policías consumo de cerveza cuando andan francos y no pagan las cuentas, además de llevarse para su hotel grandes cantidades de bebidas.

La vocería gubernamental permanece sellada y ocultan hasta la información de la muchacha victorense ejecutada y abandonada en la cajuela de un vehículo Jetta.

En temas políticos, mañana sesionará el Congreso local bajo la conducción de Joaquín Hernández Correa, para despachar los asuntos acumulados. No se descarta que algún diputado de oposición pida explicaciones a Gerardo Peña Flores.

El presidente de la junta de coordinación política permitió el ultraje de que su investidura fuera pisoteada por el presidente municipal Xicoténcatl González Uresti, al presentarlo ante la audiencia de un evento público, como representante personal del Gobernador del Estado.

También será interesante comprobar si el litigio por la coordinación de la bancada de MORENA se agotó o si Carmen Lilia Cantúrosas Villarreal pedirá la protección de la justicia federal, para hacer valer el nombramiento firmado a su nombre, por Yeidckol Polevnsky.

Por cierto, hoy deberían celebrarse elecciones distritales de MORENA, pero se armó un relajo muy complicado que ya no se supo si se cancelaron, se pospusieron o si se recurrirá a las encuestas.

Hubo acusaciones de todos contra todos, en la comisión de irregularidades, lo que contribuyó a desalentar la esperanza ciudadana de que ese partido sea en Tamaulipas la esperanza de un cambio real.

Por su parte, el periodista y analista político José Azpeitia publicó en El Mercurio de Tamaulipas, la opinión de que si Edgar Melhem Salinas hubiera sido el candidato del PRI a Gobernador, hace tres años, habría obtenido mejores resultados que Baltazar Hinojosa Ochoa.

Nuestra opinión es que ni Edgar ni el propio Santa Claus habrían podido ganar esa elección, debido a que el PAN tenía escriturada de antemano la gubernatura, merced a un pacto cupular de nivel nacional.

Es imposible que la pandilla de los vientos del cambio consiguiera aumentar el número histórico sexenal, de 300 mil votos, a 700 mil, como lo hicieron pero no como un acto de magia, sino mediante una maquinación variopinta, incluidas manos extrañas.

Ahora Edgar está perfilado para ocupar la presidencia estatal del PRI, contra la natural, furiosa, obstinada resistencia de Egidio Torre Cantú y los tucos del gobierno estatal, panista.

Es un motivo de vergüenza para el PAN, que Felipe Calderón Hinojosa esté siendo exhibido como un Presidente corruptor del poder judicial, pues trató de torcer la aplicación de la justicia en el caso de los culpables del incendio de la guardería ABC.

El Ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, dijo que Calderón le ordenó suavizar la acción penal contra los dueños de la guardería, debido a que una pariente de su esposa era uno de ellos.

En tanto que el IETAM decidió ayer cobrar una multa de casi 50 mil pesos al presidente municipal de Matamoros, Mario Alberto López Hernández, por haber usado presuntamente recursos públicos en actividades electorales.

Se trata de una vieja acusación que ya había sido desechada por otros árbitros electorales por ser infundada, sin sustento ni contundencia, pero los consejeros debieron haber sido mecidos por los vientos del cambio, para tomar su decisión.

Seguramente la Borrega se inconformará contra el fallo, no por ahorrarse el dinero, sino porque se trata de una arbitrariedad manifiesta, pues el video que sirvió de prueba al PAN y al PRI no muestra ni en imagen ni en voz, que se pida el voto para un partido en particular.

El IETAM perdonó en su tiempo la acusación contra Pilar Gómez Leal y Arturo Soto Alemán, de propaganda electoral anticipada por hacer distribuir cartelones con sus fotografías, nombres y las siglas del PAN impresos, pues no se pidió que votaran por ellos. No se configuró el delito.

Pero con el maestro López Hernández, sí. Qué curioso.

Cumplen años la señora Nohelia Cantú de Millán, Martín Turrubiates Maldonado y Nora Domínguez.   

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.com

¿Qué opinas?