CRONICAS POLITICAS

Ahora es física, la violencia contra Maki

     Por Alberto Guerra Salazar

CIUDAD VICTORIA, (ASI).— Don Jorge Bladimir Joch González es un hombre enamorado de la vida, optimista, jovial, siempre de palabra amable, conversación amena, salpicada de anécdotas, buen humor y muchos destellos de ingenio. Con esa conducta sana, de alegría contagiosa, nadie podría pensar que se dedicó a la política.

Fue presidente municipal de Ciudad Victoria, en el trienio 1978-1980, diputado local, presidente de la entonces llamada Gran Comisión, dirigente estatal de la CNOP, hoy desaparecida.

A sus 83 años de edad, conserva la vitalidad que nace de una vida desprovista de egoísmos, ajena a la maldad, aunque él mismo reconoce que después de los 50, los años pesan más.

En un encuentro fortuito que tuvimos ayer con él, recordamos tiempos idos y jamás volvidos (expresión jocosa del profesor Jorge Rodríguez Treviño, qepd), de cuando don Enrique Cárdenas González lo hizo a olvidar por unos años el ejercicio periodístico, para compartir con él la experiencia gozosa del poder.

Cuando le tocó a Jorge Bladimir ser pastor del Congreso local, la Legislatura estaba integrada por sólo 11 diputados y tenían su sede oficial en el segundo piso del palacio de gobierno, el llamado Salón Independencia.

No existían entonces los diputados de representación proporcional, todos eran producto de mayoría de votos, inclusive el también periodista Enrique Rivas Ornelas, de Nuevo Laredo, postulado por el PARM. No era el club de Toby, pero no hubo mujeres en esa Legislatura.

De los 11 diputados de esa época, sobreviven tres. El propio Joch González, Rivas Ornelas y su colega que representó al distrito petrolero de Ciudad Madero, un panadero (que no panista), recomendado por La Quina.

Ya han pasado a mejor vida los cetemistas Ignacio de la Llave y Diego Navarro, así como Bernardo Turrubiates, Abraham Rubio Canales, Jesús Cervantes Sánchez y otros ilustres próceres de esa hornada.

Jorge Bladimir es un caballero que no habla mal de las mujeres y tampoco de los políticos. Por esa razón evitamos ponerlo en el predicamento de pedirle hacer comparaciones entre los hombres del poder del pasado y los de ahora.

El abogado Rafael Díez Piñeyro, presente en la conversación casual, que también tiene su experiencia sobre el ramo (fue secretario particular del líder del Senado Antonio Riva Palacio, 1982-1988) aportó su propia visión de algunas travesuras de ayer y de ahora en ese terreno.

El veterano periodista sigue practicando el oficio, con la publicación de su columna de opinión, y se mantiene alejado de la actividad política y gubernamental. Quiso saber del estado de Salud de Enrique Rivas Ornelas.

Rememoró que en su tiempo, Enrique quiso ser presidente municipal de Nuevo Laredo y presumía que su tutor político Carlos Enrique Cantú Rosas le ofreció hacerlo postular para que ocupara la oficina principal del palacio municipal, El Palomar, le decíamos entonces.

Los diputados priístas ofrecieron apoyarlo si lo lanzaba el PARM, Rivas Ornelas les correspondió entusiasmado, con el compromiso de que si no conseguía la candidatura, él apoyaría al abanderado tricolor.

“El candidato del PARM en Nuevo Laredo resultó ser Longoria (Luis Lauro) y Rivas Ornelas, decepcionado, se pasó al PRI y se fue de delegado de la CNOP al sur del país”.

Cuarenta años después, el hijo de Enrique Rivas, del mismo nombre, traicionó al hijo de Carlos Enrique Cantú Rosas, aunque no parece haber en ese acto de deslealtad ningún sentimiento de venganza o ajuste de cuentas, sino simples intereses mercantiles.

Esta es una observación del autor de la columna.

En otros temas, un diputado local electo, del PAN, Alberto Lara Bazaldúa, saboteó mediante la violencia, un evento del Ayuntamiento de Reynosa, en el fraccionamiento Paseo de las Flores, donde agredieron a la presidenta municipal Maki Ortiz Domínguez.

Era el arranque de la construcción de un drenaje pluvial que impedirá inundaciones en tiempos de lluvia, donde se hará una inversión de casi 30 millones de pesos. Lara Bazaldúa, que está adueñado del sindicato de Tito (maquiladoras) no era invitado, pero ya había estado allí repartiendo entre un grupo de señoras una tarjeta técnica con información de la obra del Ayuntamiento.

Esas mismas mujeres son las que empezaron a gritar consignas en contra del gobierno local, impidiendo que la doctora Maki terminara de explicar las características del drenaje pluvial.

Cuando las vociferantes empezaron a manotear y a empujar a la comitiva oficial, los funcionarios municipales optaron por abandonar el lugar, para no ser blanco de más ataques físicos.

Mientras ocurría la batahola, Alberto Lara Bazaldúa regañaba en voz alta a los funcionarios municipales, según él, por no saber armar una ceremonia, por hacerla como si fuera un mitin y sin escuchar a la gente.

Esta perorata cantinflesca del diputado electo del PAN lo exhibe como el autor de la gresca, porque él no era invitado del Ayuntamiento ni tenía nada qué hacer en el evento, dando paso a la sospecha de que actuó como agitador profesional, revoltoso, esquirol, para arruinar el evento de la doctora Maki.

Tanto descaro, tanta audacia, tanta arrogancia, da a pensar que cuenta con la protección política de Ciudad Victoria.

Otros amigos de los vientos del cambio, los magistrados del tribunal electoral del poder judicial de Tamaulipas, volvieron a tirar al cesto de la basura otras cinco impugnaciones, del PRI y de MORENA, donde denunciaban fraude electoral.

Los magistrados extendieron certificados de legalidad en triunfos del PAN en los distritos 16, 19 y 18, mediante el simple expediente de asegurar que no se presentaron suficientes pruebas de que hubo compra de votos.

Empero, no está dicha la última palabra, porque los quejosos tienen la opción de acudir al tribunal electoral del poder judicial de la federación, para que les hagan justicia.

Por su parte, el periodista internacional José Luis B. Garza informó que hoy visitarán congresistas estadounidenses, a familias de migrantes refugiados o retenidos en McAllen, Brownsville y Matamoros.

Los legisladores aztecas, federales y locales, incluidos los electos, no se han asomado por la frontera, porque no quieren conocer la magnitud de este problema social, tal vez porque no quieren comprometerse a intervenir en la búsqueda de soluciones.

Un emisario del gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, el Sub-secretario del Trabajo Horacio Duarte Olivares, se reunió en Nuevo Laredo con el delegado federal José Ramón Gómez Leal, para tratar el tema de los migrantes.

Estuvieron presentes el delegado regional Heriberto Cantú Deandar, la diputada local, plurinominal, Carmen Lilia Cantúrosas Villarreal, y otras personalidades, que aportaron ideas, opiniones y sugerencias, que puedan aliviar los problemas derivados de la llegada de caravanas de extranjeros.

Por el rumbo de Matamoros, la Federación de Cámaras de Comercio, FECANACO, hizo una valiosa propuesta al gobierno estatal, panista, en el sentido de contratar a agentes de la policía federal que no aceptan incorporarse a la Guardia Nacional.

Tamaulipas tiene un déficit de seis mil policías estatales, pues los cadetes son rechazados por incumplir los requisitos, especialmente el de control de confianza. Los policías federales están capacitados y certificados, de tal manera que su ingreso a la policía estatal, podría ser en automático, fácil.

Falta ver si hay voluntad política de contratarlos, habida cuenta que los vientos del cambio no quieren agregar más peso a la nómina gubernamental. Son practicantes de la austeridad republicana.

Cumplen años el abogado, político y periodista de Matamoros Luz Gutiérrez, Oscar Pineda, así como Pepe Perales Ramos, hijito del colega José del Carmen Perales y de Sandra Luz Ramos García.

El domingo es día de fiesta en el hogar de los Díez Piñeyro-Vargas, por el cumpleaños de la reina de la casa, la guapa señora Lolita.    

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.com

¿Qué opinas?