Con el enemigo en casa

CORRESPONDENCIA

Por José Luis Castillo

1.-La secretaria de salud, Gloria Molina Gamboa, conoce bien las necesidades y problemas que aquejan a esta dependencia, por ello, anunció el inicio de tres estrategias para garantizar los servicios a la población, dentro de los que destaca el abasto de medicamentos en las unidades de salud.

Ya lo hemos comentado en otras colaboraciones, la experiencia y el trabajo de la titular de salud en la rama de la medicina y el servicio público, es amplio, por eso conoce del tema y las necesidades, en los centros de salud, clínicas y hospitales.

Por lo pronto, ya anunció un programa integral de abasto de medicamentos, algo así como “Todo Tamaulipas, Todas las Medicinas”, un nuevo modelo de atención para el Estado de Tamaulipas, como el programa atención y servicios con calidad y calidez en el gobierno anterior, además de la acreditación de las unidades médicas, como esas que cada seis años se hacen.

Las intenciones de la secretaria de salud, son buenas, es una mujer de retos y de mucho trabajo, pero sería bueno que realice algunos cambios en el equipo de trabajo, y no se deje sorprender por vivales, que se hacen pasar como asesores y que hacen de todo por mantenerse cobrando en la nómina.

Pareciera que la titular del área de la salud, vive con el enemigo en casa y de entrada, aplicar la ley mordaza a algunos de sus colaboradores, no lleva a nada bueno, los consejos de algunos emisarios del pasado en materia de comunicación, no llevan más que la intención de sacar provecho de este proceso de reacomodo y con artimañas pretenden mantenerse en el cargo.

Este comentario, cobra sentido al hablar de Raúl Ramírez y su sequito de colaboradores, que en poco o nada contribuyen a mantener una buena relación con los representantes de los medios de comunicación o la buena imagen de la dependencia, ahora si, se queja de Alejandro Betancourt, ex jefe de prensa de esa secretaría, cuando antes, de “jefe” no lo bajaban, además, de contribuir en los errores cometidos, que a la postre le costaron la chamba a él y a Lydia Madero, la ex secretaria de salud.

2.-La denuncia que realiza el alcalde de Villa de Casas, Arturo Barrón Perales, en contra de su antecesor Santiago Avalos Medina, se suma a la existente en contra de Juan Díaz Cruz, de Tula, que también salió bueno para embolsarse en dinero de los programas destinados a la sociedad.

Juan Díaz Cruz, ex alcalde de Tula, decía a sus amigos que le iba muy bien en las siembras que realizaba, incluso, hablaba de exportaciones hacia el vecino país del norte, en donde los precios de compra de sus productos le permitían darse una vida de rey.

Ahora ha quedado al descubierto que el varias veces alcalde de Villa de Casas reportó muchos gastos que no hizo, también obras que nunca realizó, muchas de ellas en caminos ejidales o vivienda, relacionado a los programas de la SEDATU por el orden de los 935 mil pesos, que no se aplicaron, por lo que la denuncia será interpuesta ante los diputados locales para que tomen cartas en el asunto.

3.-El área económica, social y laboral, becas, estímulos y compensaciones, son los temas que la Sección XXX del SNTE habrá de tratar en las mesas de negociaciones que se establecerán con el gobierno estatal y donde se contempla negociar también un aumento homologado al salario de los maestros.

Rigoberto Guevara Vázquez, le sabe bien al tema, y entregó el pliego petitorio esperando tener una buena respuesta para el día quince de este mes, aunque aclara también se espera en primer término, las respuestas que se tengan al magisterio a nivel nacional.

Los maestros de Tamaulipas esperan una buena respuesta del gobierno de los vientos de cambio, saben comprender los tiempos de austeridad, pero también saben defender con valentía, el sustento diario de sus familias, ojalá que haya una buena negociación y por ende un buen entendimiento.

Mi correo joseluis_castillogtz@hotmail.com

¿Qué opinas?