No volvieron a ver a Cabeza en 32 municipios

0
54

C R O N I C A S P O L I T I C A S

Por Alberto Guerra Salazar

CIUDAD VICTORIA, (ASI).— No es cosa de risa, pero todos los asuntos de corrupción gubernamental que se han conocido en México, han sido por indagaciones de la justicia de Estados Unidos, que no necesariamente busca meter a la cárcel a funcionarios y políticos juzgados, sino quedarse con las fortunas mal habidas.

Esto exhibe una podredumbre del sistema político mexicano, que a nivel estatal, implica una red de complicidades que abarca al titular del poder ejecutivo local, al Congreso local, y en no pocas ocasiones, hasta al poder judicial, local.

Es fácil de entender la raíz de esta corrupción. No existe una real división de poderes que establezca un equilibrio en el desempeño de las actividades de todos los actores del gobierno, pues están supeditados, atados, dependientes, avasallados, sometidos, al Gobernador de turno.

Mano generosa, mano poderosa, reza el refrán. Aplicado en política, significa que si el Gobernador de turno designa a los miembros del Congreso, a los presidentes municipales, a los magistrados del Tribunal Superior de Justicia, a los dirigentes de su partido y aun a los de otros que presumen ser de oposición, todos ellos le deben ciega obediencia, subordinación absoluta, entrega total.

En esas condiciones, es imposible que las instancias de control como la contraloría y la auditoria superior del Estado y otras, puedan cumplir sus funciones, descubrir y denunciar actos contrarios a la norma legal, porque sería como morder la mano que les da de comer.

Así ocurre con un gobierno estatal del PRI, pero también con otro que sea del PAN o del PRD, como lo ilustran los casos de Coahuila con Humberto Moreira Valdés, de Sonora con Guillermo Padrés Elías y con el Estado de Guerrero, con Angel Aguirre Rivero.

Decía don Fidel Velázquez Sánchez que una Revolución creó al PRI (con otro nombre, en su fundación), y que sólo otra Revolución lo haría caer. Estaba equivocado porque Vicente Fox lo sacó de Los Pinos a base de saliva, envenenada, pero no letal.

Esa alternancia de partidos en el poder federal que se dio en el año 2000, probó que la corrupción no es una creación, propiedad exclusiva o monopolio del PRI, pues el PAN le copió los vicios y los mejoró, según la expresión de uno de los próceres del propio partido azul.

Cuestión de preguntarle a los hermanitos Bribiesca Sahagún, al cuñado Hildebrando o al propio Felipe Calderón Hinojosa, para no hablar de Padrés Elías o Carlos Reynoso Femat, que dejó temblando a Aguascalientes.

Decíamos que los gringos se han encargado de encuerar la corrupción de los mexicanos, aunque no es grande el mérito porque no era como buscar una aguja en el pajar por la abundancia de estos especímenes que han desgraciado a la economía nacional y creado un mundo de pobres.

Ahora mismo, Luis Carlos Castillo, el llamado Rey de los Dragones, les ha servido a los jueces texanos y en bandeja de plata, las cabezas de muchos ex Gobernadores, a los que pagaba moches por cientos de millones de pesos, como sobornos por la dación de contratos de pavimentación.

Los gringos están encantados de la vida porque el mismo Castillo ayudó a estos corruptos funcionarios estatales, a llevar estos capitales ilegales a territorio estadounidense, dizque para protegerlos, pero resultó contraproducente, pues ahora pasarán a formar parte del tesoro extranjero.

Reynoso Femat fue Gobernador del PAN en Aguascalientes (2004-2010), encarcelado en México por algunos delitos comprobados, peculado y ejercicio indebido del servicio público, pero salió libre con fianza y la reposición de algunos de los millones de pesos ajenos que se embolsó.

Le acaban de comprobar la transferencia de cinco y medio millones de dólares a Estados Unidos, de la tesorería estatal, invertidos en San Antonio, Texas, a nombre de amigos suyos.

Reynoso es aquel tipo que documentó el gasto de 13 millones en un tomógrafo, que nunca se compró. También vendió terrenos públicos en 3 millones de pesos, cuando su valor comercial era de 19 millones.

Fue Gobernador del PAN, aunque ahora este partido lo repudia con el pueril argumento de que todas estas maniobras financieras ilegales las hizo para favorecer a militantes del PRI.

En temas amables, el gobierno municipal de Río Bravo y la presidenta del DIF a cargo de la señora Rosalva Viera de Guajardo, ofrecieron una gran fiesta en la plaza Benito Juárez con motivo del Día del Niño, con la participación de cientos de familias, que disfrutaron de espectáculos y diversión.

Juan Diego Guajardo Anzaldúa preparó en coordinación con el DIF una serie de eventos en honor de los niños, como el Primer Ayuntamiento Infantil, fiestas en las Casas del Arte, una Olimpiada Infantil, una Carrera de 1, 2 y 3 kilómetros, y se remató con la mega-fiesta dominical.

Hubo piñatas, golosinas, refrescos, alimentos, juegos mecánicos, la presentación de Topillo el de los Payasónicos, así como de la versátil artista juvenil Karla Delfín, rifas y otras sorpresas.

Tanto los niños como sus padres, disfrutaron las funciones artísticas y agradecieron por la amena convivencia que se prolongó por varias horas.

El cuerpo edilicio y los funcionarios del Ayuntamiento atendieron la mega-fiesta para que todo saliera a pedir de boca, como lo constató Juan Diego y su esposa Rosalva, al despedir a los últimos invitados, que fueron tratados a cuerpo de rey.

Enrique Garza Flores no es ningún niño, pero se comporta como uno de ellos que estrena zapatos, pues le dieron el nombramiento de comisario, en la Universidad Tecnológica de Nuevo Laredo.

Se hizo amigo de Cabeza de Vaca cuando él residió en Reynosa y aquél era presidente municipal. Enrique le vio futuro y sin dejar su militancia tricolor lo apoyó en su proyecto e inclusive, le atribuyen haber inventado la señal manual de los cuernos (los dedos pulgar y meñique extendidos, y los otros, engarruñados).

Nuestro amigo Garza Flores tiene aptitudes, talentos y habilidades para atender un cargo superior inclusive en el Gabinete (vistas las mediocridades prevalecientes), pero por ahora fungirá como comisario en la UT.

En Ciudad Victoria, el Ayuntamiento, el DIF municipal que encabeza la señora Tony Sáenz, organizaron con Protección Civil un simulacro de incendio en una sala de cine, para enseñar los niños, abuelitos y personas con capacidades diferentes, como comportarse en una contingencia de ese tipo.

Esta actividad se encuadró en los festejos del Día del Niño y el presidente municipal Oscar Almaraz Smer autorizó el simulacro como parte del programa Seguro en el Cine.
Cuando concluyó, se exhibió una película infantil y repartieron palomitas y refrescos a los asistentes.

El domingo, el Ayuntamiento de la capital de Tamaulipas ofreció una serie de espectáculos a lo largo de del paseo Libre 17 en honor de los niños, con la presentación de payasos, grupos musicales, juegos infantiles y otras diversiones.

Rematamos la colaboración con el interesante trabajo periodístico de Mauricio Zapata, publicado en Ciudad Victoria, donde hace un recuento de la agenda cumplida por el Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, en sus primeros siete meses de gestión.

En ese lapso, el mandatario panista hizo 167 actividades oficiales y extraoficiales, en otros tantos municipios, aunque nosotros omitimos los hechos en Ciudad Victoria por ser la sede gubernamental.

El recuento de Mauricio Zapata destaca que Cabeza de Vaca privilegió a ciudades fronterizas de Texas con sus visitas, con 17 en total, contra 10 encuentros que tuvo en Reynosa, y 8 en Nuevo Laredo, 6 en Tampico.

El resumen periodístico revela que el panista recorrió en este primer tramo de su gobierno, sólo 11 municipios, dejando para después a 32 cabeceras municipales y ejidos, donde se presume que también votaron por él.

Y sigue el baño de sangre en Reynosa, donde tres sicarios fueron abatidos por soldados, en enfrentamientos suscitados entre la madrugada del sábado y el domingo. Ciudad Victoria tuvo también su cuota de sangre, contándose la muerte a balazos de un motociclista.

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.com

¿Qué opinas?