Sorpresivo cierre de las oficinas de Profeco

Sin aviso previo a la ciudadanía de Nuevo Laredo se dio el cierre del módulo de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) que atendía las quejas por abusos en comercios y empresas como CFE, Gas Natural o empresas de telefonía.

A todos tomó por sorpresa, ya que de por sí, el módulo de la ventanilla de Profeco que operó en Nuevo Laredo de poco servía, ahora se ha dejado en el desamparo a la gente.

No hay una explicación clara por parte de ninguna autoridad, pero se comenta que todo es a causa del decreto de austeridad emitido el pasado 3 de mayo por el Presidente de la República Andrés Manuel López obrador mediante el cual instruye a la administración pública federal implementar medidas adicionales de austeridad.

Esto ha empezado a afectar a la población ya que traerá graves consecuencias, especialmente porque afectan a la población que ahora no tendrá como defenderse.

El cierre de la ventanilla de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) deja en el desamparo a la gente y más en una ciudad tan importante como es Nuevo Laredo.

Fernando Rodríguez Garza, presidente del Consejo de Instituciones de Nuevo Laredo (CINL) confirmó que no se dio aviso previo de ello sino se hubiese actuado a tiempo para evitar el cierre.

“No se avisó, nos tomó por sorpresa, no hay nada, ni razones que justifiquen el cierre, se ejerce la autoridad sin ver la afectación a la gente, se quedan en el desamparo ante afectaciones que el consumidor padecía, tenemos contacto con el delegado Federal, le pediremos explique qué pasó”, precisó el presidente del CINL.

En Profeco en sus últimos meses de operación llegó a recepcionar hasta 200 quejas en un semestre y quienes encabezaban siempre los primeros lugares en la lista de quejas eran las empresas de telefonía celular, CFE, mueblerías y en los últimos meses algunos prestadores de servicios particulares como mecánicos, herreros y electricistas.

Mario Aguilar

¿Qué opinas?