Se seca Arroyo Salado en la Ribereña

Las imágenes de la sequía en la región comenzaron a surgir, cual rúbrica de la devastación en el campo ocasionada por el prolongado periodo de falta de lluvias, siendo ellas el Arroyo Salado seco y la conversión en charcas del río Salado.

“No hay aún una declaración oficial de la sequía, que es el Gobierno Federal quien lo determinar, pero ya los estamos viviendo”, declaró Felipe Javier Fernández Martínez, presidente de la Asociación Ganadera de Nuevo Laredo-Ciudad Guerrero.

Señaló que por el lado de la Carretera Ribereña, en el poblado de San Ignacio, se aprecia en toda su extensión los efectos de la sequía, pues el Arroyo El Salado aparece totalmente seco e incluso con ganado en su lecho en busca de agua.

“La situación más crítica de la región es Nuevo Laredo y Ciudad Guerrero, donde como complemento se tiene las presas secas y se comenzó a acarrear agua a los ranchos a fin de levarles de beber a los animales y salvarlos”, dijo.

Expuso que por la Carretera Nacional en el tramo conocido como La Gloria, dejó de correr el río Salado debido a la severa falta de agua que data desde hace meses y sólo se observan partes que son charcas.

“Dejo de haber riego para siembra y agua para los animales, pues el agua dejó de correr debido a la falta de lluvias. Es preocupante, pues ya se tenían varios años que no dejaba de fluir el agua”, expuso Fernández Martínez.

Asintió en que la seca del Arroyo el Salado y el dejar de fluir agua del río salado serían dos alertas que se deben tomar muy en cuenta acerca de la difícil situación que se enfrente a causa de la ausencia de lluvias en la región.

Puntualizó que se tienen alrededor de cuatro semanas que la Asociación Ganadera solicitó mayores envíos de pacas de alimento y todo lo suplementario para el ganado, a fin de enfrentar la fuerte demanda de productores de ganado.

¿Qué opinas?