Migración Americana regresa a los primeros migrantes solicitantes de asilo

La oficina de Migración Americana en Laredo, Texas envió ayer martes por la mañana de regreso a México a los primeros 10 migrantes sudamericanos y centroamericanos solicitantes de asilo que esperarán en la frontera norte de México mientras su caso es procesado.

Entre los retornados se encuentra una familia integrada por una pareja joven de origen venezolano, quien no supo qué hacer cuando fueron regresados después de haber sido pedidos por la propia autoridad migratoria de los Estados Unidos y quienes tenía 3 meses en Nuevo Laredo en espera de ser llamados.

El gusto sólo les duro un día, ya que apenas el pasado lunes fueron llamados por Migración y ayer martes fueron regresados.

Lizy, esposa y madre de la familia Venezolana retornada dijo que no sabe qué va a hacer, ella tenía muchas esperanzas y ahora tendrá que esperar a ser llamada por la corte de migración el próximo 24 de septiembre.

“No nos esperábamos esto, no sabemos qué vamos a hacer, habíamos durado tres meses aquí, queríamos pasar. No teníamos pensado que nos iban regresar, nos mencionaron que tenían que esperar su proceso de asilo aquí en esta ciudad, es complicado para nosotros, tenemos la cita en septiembre de este año”, explicó la migrante Venezolana mientras caminaba, después de haber salido de la oficina de migración mexicana en el puente 1 de Nuevo Laredo.

Según confirmó, los migrantes están recibiendo un permiso de trabajo en México, mientras son llamados nuevamente por Migración americana.

Se constató que el Instituto Nacional de Migración mexicana no siguió el protocolo que se había anunciado hacía apenas algunos minutos por parte de la diputada federal Julieta Vences, presidenta de la comisión de migración en el congreso federal de México y que estaba de visita en Nuevo Laredo y Laredo, Texas, ya que el personal de la instituto sólo los registro y les abrió la puerta para que salieran, pero no los llevó a ningún refugio local, los migrantes deambularon por varias cuadras a lo largo del centro de Nuevo Laredo.

Acompañada de sus 2 hijos, su esposo y una mochila recorrieron varias cuadras sin saber qué hacer, con angustia y sin un rumbo de cómo iniciar la espera de por lo menos tres meses que tendrán en Nuevo Laredo.

Y es que Estados Unidos devolverá a Nuevo Laredo a inmigrantes no mexicanos mientras sus solicitudes de asilo se procesan en los tribunales de inmigración estadounidenses, con tiempos de espera que van desde los 3 meses 8 y hasta más de un año.

Mario Aguilar

¿Qué opinas?