Ya no es chiquita…

0
29

VIDA DIARIA
ROSA ELENA GONZALEZ

De hecho ya está bastante grandecita, cumplió 192 años, en su cuerpo lleva las huellas del paso del tiempo, del ayer y el hoy, una mezcla entre lo conservador y la modernidad.

Si, Ciudad Victoria cumplió 192 años de haberse convertido en la capital de Tamaulipas, ya no es chiquita, ha crecido pero a pesar de lo vivido sigue conservando su esencia.

Seguramente Don JOSE DE ESCANDON Y HELGUERA, jamás se imaginó verle crecer con tanta vitalidad, menos que se convertiría en lo que hoy es, la orgullosa y hermosa capital tamaulipeca.

Es nuestra capital de Tamaulipas la flor consentida y ayer celebró el haber alcanzado su título, en la casa de todos los victorenses, le homenajearon con solemne sesión de cabildo.

Se vistió de gala la presidencia municipal para festejar los 192 años de la capitalidad de nuestra ciudad, en el patio central se sintió nostalgia pero se vivió alegría.

Después del recorrido histórico y el recuento de la alegría desbordada en el pasado Carnaval Victoria Viva, el Alcalde OSCAR ALMARAZ agradeció a todos los que han sido participes para que Victoria recobre la armonía.

“Victoria es destino forjado con esfuerzo, es triunfo sobre lo adverso. Hoy hace 192 años que el Congreso Constituyente de nuestro Estado decidió convertir a la entonces Villa de Santa María de Aguayo en sede de los poderes de la Entidad, así nació para la historia está Ciudad que es la Capital de Tamaulipas”, dijo el alcalde de la capital tamaulipeca.

Fuerzas armadas, Diputados federales y locales, delegados federales, representantes religiosos, de medios de comunicación, sociedad civil donde destacaba el entusiasmo juvenil fueron partícipes de la fiesta para la capital.

JESUS NADER NASRRALLAH, Secretario de Administración, acudió en representación del gobernador FRANCISCO JAVIER GARCIA CABEZA DE VACA, entre los invitados también estaban los exalcaldes ENRIQUE CARDENAS DEL AVELLANO y ALEJANDRO ETIENNE LLANO.

No solo fue una sesión de cabildo, entre luces, música y color se vio el Victoria de hoy, que le demuestra al mundo que está de pie, que sigue siendo fuente de inspiración para toda generación, que en este pedazo de patria su gente buena trabaja para que el día de mañana las nuevas generaciones gocen de la gran capital.

Con el bullicio de los jóvenes, la tranquilidad de los abuelos, la tenacidad de su gente buena y trabajadora la capital hoy muestra una gran sonrisa, con todo y sus años camina con paso firme.

Cierto, en los último tiempos nuestra capital ha padecido por causas ajenas a su voluntad pero no pierde la fe en que mañana será otro amanecer.

Y ahí es donde tenemos que aplicarnos todos los que amamos a nuestra capital, todos debemos poner nuestro granito de arena para tener la ciudad que merecemos, con un tejido social reconstruido, fuerte.

A través de la historia se ve que la capital tamaulipeca mucho ha crecido, ya no es aquella ciudad chiquita, ya está crecidita pero a pesar de sus años sigue jovial, canta, baila, sonríe, muestra su vitalidad.

¿Qué opinas?