Tomás Yarrington Ruvalcaba

0
22

C R O N I C A S P O L I T I C A S

Por Alberto Guerra Salazar

CIUDAD VICTORIA, (ASI).— Desde niño se propuso ser un hombre de éxito y su dominio sobre la oratoria le facilitó su acceso a la política, donde llegaría a destacar y ocupar el principal cargo de elección popular en Tamaulipas, la gubernatura.

Tomás Yarrington Ruvalcaba es un político que subió los peldaños del triunfo a base de esfuerzo y trabajo, desplegando habilidades, talentos y genio, atributos difíciles de encontrar en un medio que se caracteriza por los favoritismos, los compadrazgos, las recomendaciones.

Su propia candidatura a Gobernador es la mejor prueba de que nada se le dio a Tomás de manera gratuita, espontánea o por generación automática, sino que obedeció a una visión excepcional y luego, a una maniobra urdida con cautela y paciencia.

Yarrington supo o intuyó que habría una importante modificación en los modos de elegir candidato y se puso a trabajar. Conforme a los cánones vigentes, ya le había dado su apoyo a Marco Antonio Bernal Gutiérrez, en tanto que el Gobernador saliente, Manuel Cavazos Lerma, tenía comprometida su adhesión a otro pre-candidato, Antonio Sánchez Gochicoa, por indicaciones de su tutor político, Pedro Aspe Armella.

También la buscaban Diódoro Guerra Rodríguez y Oscar Luebbert Gutiérrez, pero cometieron el mismo error de Bernal y Sánchez Gochicoa, haciendo proselitismo en el Distrito Federal, no en territorio, que sería perder el tiempo.

Pero resultó ser que se practicó una consulta a la base, y Tomás ya había recorrido el Estado una y otra vez, haciendo pueblo, saludando raza, dándoles calor.

“Me agandallé a Manuel” (Cavazos Lerma), diría después Tomás entre risotadas.

Desde palacio de gobierno, Yarrington volvió a romper moldes, estereotipos y fórmulas, pues lo primero que hizo fue incorporar a su equipo o a su grupo de íntimos, a los políticos que le compitieron la candidatura.

Fue incluyente, sensible, conciliador, generoso, cordial y siempre mantuvo su cercanía con la gente del pueblo, era bonachón, accesible, ingenioso, todo lo contrario al carácter de su antecesor, Cavazos Lerma, que era repudiado por su patanería.

Cavazos odiaba a la prensa y lo demostró persiguiendo desde modestos reporteros hasta encumbrados editores y concesionarios de radio y televisión, a muchos los arruinó, a otros los metió a la cárcel y muchas más se fueron al exilio. Fue un gobierno terrorista.

Hoy, Yarrington está preso en Italia, destruida su carrera política. Una persecución judicial en su contra iniciada por el Presidente Felipe Calderón Hinojosa, del PAN, lo hace aparecer como un delincuente internacional.

Las especulaciones sobre el particular hablan de que también corren el riesgo de perder su libertad los que fueron sus colaboradores, amigos, compadres, pero es difícil que eso ocurra, porque no se trata de una batida generalizada, sino de una venganza política focalizada.

Mercedes del Carmen Guillén Vicente, Paloma, hace como muchos de sus colegas de Gabinete en los tiempos de Tomás, un desmarque institucional: fuimos colaboradores, no amigos.

No se les puede reprochar que traten de protegerse. El dicho bíblico lo recomienda: que tu mano izquierda no sepa lo que hace la derecha.

Cuando sea extraditado de Italia, el indiciado defenderá su inocencia y será hasta entonces, cuando dicten sentencia, que se sepa si realmente cometió los delitos que le imputan, o si se trató de una maniobra para infamarlo, tipo michoacanazo.

En el gobierno del Estado, panista, adelantan vísperas al anunciar que harán gestiones para recuperar los bienes materiales, dinero y lo que se haya llevado Tomás de Tamaulipas, propiedad del tesoro público.

Ahora que está de moda negar que se conozca siquiera a Yarrington, un memorioso lector sacó a relucir un intercambio de insultos que se dio en un debate, entre Francisco García Cabeza de Vaca y Gustavo Cárdenas Gutiérrez, cuando eran candidatos a Gobernador.

Está en el registro fílmico, que Gustavo espetó a Cabeza de Vaca: “tu verdadero patrón es Tomás Yarrington”.

Se refería el abanderado del Partido Movimiento Ciudadano, a una vieja denuncia suya, en el sentido de que cuando fue candidato a Gobernador del PAN, en 2004, compitiendo contra Eugenio Hernández Flores, del PRI, y siendo Cabeza de Vaca candidato a presidente municipal de Reynosa, éste promovió el voto cruzado.

Gustavo Cárdenas asegura que el Gobernador saliente de la época, Tomás Yarrington, convenció a Cabeza de Vaca de inducir la votación a favor del candidato tricolor al gobierno del Estado, habiéndose registrado 20 mil votos menos para Gustavo, respecto de la votación conseguida por el ahora Gobernador, para presidente municipal.

Esta historia continuará.

En Reynosa, la presidente municipal Maki Ortiz Dominguez hizo ayer otro recorrido por el centro recreativo La Playita, donde constató que luce totalmente diferente y listo para recibir a cientos de familias para la diversión del fin de semana.

“Son ustedes mi más grande orgullo porque hacen la diferencia en la ciudad”, les dijo la primera autoridad a los trabajadores de la Coordinación de Servicios Públicos, al felicitarlos por el gran trabajo de recuperación hecho allí.

Funcionarios municipales y regidores también constataron que se hizo una gran tarea de rehabilitación, que muchos padres de familia y sus hijos empezaron a disfrutar, especialmente asadores y otras instalaciones.

En Ciudad Victoria, el presidente municipal Oscar Almaraz Smer y todo su equipo trabajaron horas extras para supervisar el trabajo de las brigadas de las dependencias que se pusieron en acción para afrontar la situación de desastre que produjo en algunas áreas la tormenta ayer.

Una inusual precipitación de agua provocó encharcamientos y gracias al trabajo previo de limpieza de drenes y canales, no hubo inundaciones generalizadas. CFE, COMAPA y CONAGUA también colaboraron pues hubo caída de postes del tendido eléctrico y otros problemas.

Por suerte, se compuso el tiempo y cientos de familias participaron en el llamado “sanmarcazo”, una fiesta popular en el lecho del río San Marcos, auspiciada por el Ayuntamiento victorense.

También fue notable la afluencia de visitantes en Los Troncones, un centro recreativo que fue restaurado en la víspera.

Por el rumbo de Matamoros, el presidente municipal Jesús de la Garza Díaz del Guante visitó la colonia Integración Familiar, donde los vecinos le agradecieron que esté cumpliendo su compromiso de verlos para recoger sus necesidades.

Chuchín dijo que las obras que se están haciendo, especialmente en la modernización del servicio de recolección de basura, corresponden a una exigencia planteada por la gente durante la campaña, de tal manera que su gobierno sólo está haciendo lo que pidieron.

Durante la audiencia popular, el licenciado De la Garza resolvió algunos casos de pacientes que requieren atención especializada para sus enfermedades. Por lo pronto, los médicos del Ayuntamiento se hicieron cargo de su atención.

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.com

¿Qué opinas?