Alberto Guerra Salazar

Rabindranath, o eres corrupto o eres inepto

C R O N I C A S P O L I T I C A S

Por Alberto Guerra Salazar

CIUDAD VICTORIA, (ASI).— En momentos en que la violencia se recrudece en Reynosa, Victoria y ahora en Río Bravo, el gobierno del Estado distrae a muchos elementos de Fuerza Tamaulipas y sus patrullas, para participar en operativos de clausura y decomiso de máquinas, en casinos de Nuevo Laredo, Victoria y Reynosa.

Esta es una campaña desatada por la tesorería estatal contra estos establecimientos comerciales, por haberlos investigado y descubierto que cometieron irregularidades en su funcionamiento, especialmente en la importación de las máquinas traga-monedas.

Y qué tiene esto de extraño, aparte de que retiran a los agentes policiacos de los combates en las calles contra los delincuentes, se preguntará el lector. Lo raro y misterioso del asunto, es que el gobierno del Estado no es la autoridad que autoriza la instalación y funcionamiento de las casas de apuestas y salas de juego.

Ojo, no estamos diciendo que el gobierno del Estado no tenga competencia jurídica para investigar e intervenir, como lo está haciendo, para corregir deficiencias que se detecten en los casinos.

Son cuatro las casas de apuestas o salas de juego que el gobierno del Estado ha intervenido, clausurado y embargado sus máquinas, lo que demuestra que se trata de una campaña sistemática de acoso.

En el caso del casino de Nuevo Laredo, los funcionarios cometieron el disparate de pagar la renta de seis tráileres para transportar desde esa ciudad hasta Victoria, las máquinas traga-monedas.

El sentido común recomienda que la simple colocación de sellos de clausura en el edificio respectivo, garantiza la inmovilidad de esas máquinas. El desembolso económico de la transportación es injustificado, por innecesario y elevado.

Ahora bien, existe en Tamaulipas un representante de la Secretaría de Gobernación, un señor con nombre impronunciable, Rabindranath Juárez Mayorquín, que supuestamente es el encargado de verificar que los casinos ajusten su funcionamiento a la norma oficial.

Si el gobierno del Estado descubrió irregularidades en los casinos, tan graves que merecieron su clausura, significa que el señor Juárez es un corrupto porque se hizo de la vista gorda, o que es un inepto, porque no las detectó por sí mismo.

En cualquiera de los casos, merece ser despedido, porque además hay otras muchas quejas en su contra, igual que con los otros delegados de dependencias federales, por estar como pateando el bote, frente a un gobierno estatal panista que no da una.

Los agudos observadores creen adivinar dos intenciones del gobierno del Estado en su embestida contra los casinos:1, los quieren poner a cuota, bajarlos del macho o quitarles un moche, o 2, negociar con los dueños el establecimiento de un impuesto, pues sólo Nuevo León consiguió aplicarles a nivel nacional, el pago de un tributo fiscal.

El gobierno estatal panista, salió bravo para recargarle gabelas a los ciudadanos, tal vez para cubrir el desfalco que le atribuyen haber cometido a Egidio Torre Cantú, con el apoyo de Guillermo Martínez García y otros subalternos como Manolo Rodríguez Morales.

Ahora cobran derechos hasta por mover un cadáver, de un municipio a otro, con recibo de COEPRIS. Los pobres tienen prohibido morirse en un lugar distante de su casa, pues apenas les alcanza a los deudos para pagar el funeral.

En el caso del impuesto sobre la tenencia vehicular, que en campaña juraron iban a derogar, inventaron el pretexto de adeudos fiscales FEDERALES, para no otorgar el beneficio del subsidio.

Este gobierno ha despedido a miles de trabajadores estatales, disminuido los salarios y cancelado compensaciones, pero los ahorros no se reflejan en obra pública, ni siquiera en los programas elementales de la SEDESOL estatal, que todavía no termina de hacer los ajustes para reanudarlos. Apenas llevan siete meses de gestión, aunque debemos decir en su descargo, que tienen un montón de convenios firmados.

Existe una dramática contradicción entre el afán recaudatorio del gobierno estatal, panista, y la indolencia, ignorancia o incompetencia de algunos de sus colaboradores, porque tienen millones de pesos del presupuesto federal a la mano, pero no los atrapan.

El diputado local del PANAL, Oscar Martín Ramos Salinas, El Negro, ex diputado federal, ex dirigente estatal del magisterio, pidió formalmente en el Congreso local, que el Instituto Tamaulipeco de Infraestructura Física Educativa, ITIFE, antes CAPFCET, haga lo que corresponda, para recuperar algunos cientos de millones de pesos.

Existe un presupuesto federal autorizado para obras educativas por 1,900 millones de pesos, para ser aplicados del año 2015 al 2018, pero Egidio Torre Cantú sólo ejerció apenas 640 millones.

El gobierno estatal, panista, puede recuperar algunos cientos millones de pesos, pero a condición de que presente proyectos ejecutivos que el titular de ITIFE, ex diputado federal jaibo Germán Pacheco Díaz, no ha ordenado, todavía.

Por su parte, la nueva Secretaria de Salud en Tamaulipas, Gloria Molina Gamboa, anunció su propuesta de conseguir en el corto plazo, la regularización programa de abasto de medicamentos, pues han transcurrido siete meses desde el arranque de este gobierno, pero la tarea no es fácil.

Declaró la nueva funcionaria, que se propone dotar a los tamaulipecos de médicos, tratamientos e instalaciones adecuadas, pero pidió tiempo para aclimatarse en Tamaulipas y conseguir que la dependencia esté a la altura de las necesidades de la gente.

A propósito del tema, la presidenta del DIF-Nuevo Laredo, la primera dama Adriana Herrera de Rivas, llevó la Caravana de la Salud a la colonia Longoria, donde brigadas médicas atendieron a las familias del sector.

Informó la señora Herrera de Rivas, que en la segunda etapa de la Caravana de la Salud, llevarán más beneficios a las colonias, especialmente consultas médicas, dentales, nutricionales, exámenes de Papanicolau, cáncer de mama, VIH, y otras.

La presidenta del DIF-Nuevo Laredo se hizo acompañar por las damas voluntarias, la regidora del ramo, Imelda Sanmiguel Sánchez y otras colaboradoras, dialogando ampliamente con los vecinos acerca de sus necesidades.

Dijo la primera dama, que el presidente municipal Enrique Rivas Cuéllar es el mejor aliado del DIF municipal, pues nunca regatea su apoyo a los programas que benefician a las familias que menos tienen.

Reynosa, pobrecita, no puede superar el agobio de la violencia. Sábado y domingo hubo nuevos embates de los infractores de la ley, pero el gobierno del Estado guarda silencio acerca de los abatidos y de daños colaterales.

En la Ciudad de México, el presidente nacional de COPARMEX, Gustavo de Hoyos W., pidió a los tres órdenes de gobierno, el restablecimiento del Estado de Derecho en Reynosa.

Igual pidió en Ciudad Victoria el representante de COPARMEX, Luis Torre Aliyan, pero tómenlo con las reservas del caso, por el primer apellido, y porque en un artículo periodístico le echa muchas flores a Cabeza de Vaca.

En Matamoros, las oficinas de la CANACO, que son también de la FECANACO, fueron visitadas por los cacos, que se llevaron el dinero de la nómina del personal. Julio Almanza Armas mira ahora con recelo a Cabeza de Vaca.

Hoy martes 9 de mayo, enviamos un caluroso abrazo al entrañable amigo y maestro, don Manuel Montiel Govea, con motivo de su cumpleaños. Es el mejor jefe de prensa que ha tenido el gobierno del Estado, equiparable sólo a don Edmundo Lozano Calzado.

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.com

Noticias Relacionadas

Deja un comentario