Quien es Juan López ?

0
221

Con prisas pero sin apuro, el PRI de Tamaulipas escogió puras caras nuevas para contender por el Senado, la sorpresa fue mayúscula cuando se escucharon los nombres, las protestas también, pero esos son asuntos que les corresponden exclusivamente a las dirigencias, porque ahora con el Photo-Shop y los cirujanos plásticos, claro que algo muy visto se puede convertir en cara nueva.

Habrá que indagar ahora quienes son los suplentes, para poder comprobar que el partido de las mayorías se ha abierto a las nuevas generaciones y que la militancia rala, la del trabajo efectivo y la camiseta sudada, también tiene la oportunidad de figurar, haciendo a un lado y para siempre las herencias malditas, esas en las que solo unos cuantos son los privilegiados.

No son épocas propicias para mantener las castas, pero habrá que ver, porque sorpresas te da la vida, muchas sorpresas.

Algo queda claro para el análisis ulterior del ciudadano común, ante las opciones ofrecidas, muchos serán los que verán como una opción sana, la anulación de la boleta para el senado, haciendo eco a la propuesta de las redes sociales que consideran exagerado el número de senadores en la República.

Solo falta esperar para conocer las caras nuevas y reconstruidas de los aspirantes del PAN y del PRD, para saber si allá también, como estrategia mediática con sentido holocaustico, practicarán el reciclaje.

Mientras tanto a soñar, porque muchos de los aspirantes en su yo interior, dicen abiertamente, ¡Ya me vi, ya me vi!

Algo pasa en la presidencia municipal, por los rincones se habla de él, lo quieren conocer, es más famoso que la Coca-Cola, pero pocas lo han visto.

Dicen que merodea por ahí solo en las quincenas.

Se lo imaginan eso sí, con una vida de privilegios, gozando de cabal salud con salud y mas salud, y esa vida siempre es atractiva por la cantidad de diversión que se acumula.

La protección de las mujeres empoderadas, siempre ha sido un factor determinante para lograr acumular impunemente, mas beneficios, que los que los empleados normales puedan llegar a tener.

Es mucho más que cobrar sin devengar, mucho más que pretender asistir sin estar, es mucho más que justificar lo injustificable.

La doble moral es un problema serio, que cuando se trata del ejercicio del poder, lastima en mucho la relación laboral, porque son muchos los ojos y pocos realmente los beneficiados.

Así es difícil ejercer el encargo, con todo y lo que significa la confianza, por que cuando los dioses se enteran, los rayos truenos y centellas se dejan también mirar.

Los comentarios ya son muchos en los pasillos de la presidencia, así que mi estimada Contralora, si quiere conservar la confianza de todos los empleados, sería bueno que comenzara por explicar a todos: QUIEN ES JUAN LOPEZ?

¿Qué opinas?